¿Dónde ir a comer? Argentina

Vanilla Patisserie: Un café con una propuesta diferente en Palermo

15 de agosto, 2018

Vanilla Patisserie: Un café con una propuesta diferente en Palermo

3 minutos de lectura

El barrio porteño de Palermo siempre suma alguna novedad. Hace varios años que Palermo se impuso como uno de los barrios que más están de moda en la Ciudad de Buenos Aires y uno de más lindos para pasear, convirtiéndose en un atractivo para nuevos bares, cafés y restaurantes que buscan lugar para desembarcar.

Vanilla Patisserie no es la excepción. El 17 de enero hizo su gran apertura en Gurruchaga 1538, pleno corazón de Palermo. Un lugar que busca distinguirse del resto. Este bar nos invita a eventos. Loreley, dueña de Vainilla Patisserie, cuenta que se hicieron presentaciones de libros, cursos de talleres de idiomas o de fotografía para turistas, talleres literarios y hasta clases de automaquillaje. La idea es que no sea solo una cafetería. En  sus paredes podés encontrar muestras de fotografías de artistas (en este caso es ucraniana) y en el ambiente escuchar un concierto de un saxofonista, mientras disfrutás de un buen café y una rica comida.

Vanilla Patisserie: Un café diferente en Palermo
Foto: Cortesía Vanilla Patisserie

Más que un café

Si buscás un lugar donde tomar café y querés hacer otras actividades, definitivamente, este lugar es para vos.

Con un hermoso patio y un espacio súper amplío, este lugar te invita a que te relajes, te acomodes y decidas qué vas a pedir.

Un dato curioso de Vanilla Patisserie es que el chef  pasó de médico cirujano a maestro pastelero. Inspirándose en el chocolate para crear sus delicias. Un amante de la pastelería, que por sus antecedentes, es imposible que se le escape algún detalle. En la pared que se encuentra arriba de la cocina, un cartel afirma: “En esta cocina se fabrica comida de otro planeta”. No se equivoca.

Foto: Minnie Me

Apenas entrás a Vanilla, se encuentra la exposición de tortas, cookies, muffins, y budines. Podés pedirlas enteras o por porción.

Los desayunos y las meriendas se sirven con un té o un café a elección y un jugo de naranja natural. Entre los top 5 de los café que más consumen los clientes son: capuccino, flat white, honey y el clásico cortado.

Foto: Minnie Me

Desayunos para todos los gustos

“El clásico”, un desayuno que incluye una canasta de panes caseros con queso, dulce de leche y mermelada casera. Para los clásicos como yo, juega un montón.  Otra opción puede ser “El power” que tiene granola, yogur y frutas, para los amantes de la granola. O podés probar también “El extranjero”: huevos revueltos con panceta, queso y tostadas o un SUPER VANILLA, que es ideal para compartir: medialuna, pan con chocolate, porción de torta a elección, muffin, budín, tostadas con queso y mermelada, y granola con yogur. Un super desayuno/merienda!

Foto: MinnieMe

Si querés ir por un almuerzo o cena, tenés opciones como sandwiches, ensaladas o quiches. Eso sí, llevate un postre si o sí, no te vas a arrepentir!

Vanilla Pattisserie es apto para celíacos: galletitas de jengibre y limón y alfajores de maicena como opciones dulces. Para lo salado: un quiche de calabaza y milanesa de ternera. Un dato clave a la hora de elegir un lugar y que nadie se quede afuera del plan!

Vanilla Patisserie queda en Palermo, Gurruchaga 1538. Acá podés hacer tu reserva.

Te dejo también, una buena receta de bizcochuelo casero para hacer con los más chicos.

Si buscás más opciones te aconsejo entrar a Restorando y chequear las más de 900 propuestas de restaurantes y bares en Buenos Aires. ¡Reservá tu mesa gratis y en el momento!

Compartir:

Guillermina es licenciada en comunicación social. Tiene 23 años. #Foodie en la vida y en las redes sociales. Amante del rubro gastronómico.
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *