¿Dónde ir a comer? Argentina Países

Top 10 de lugares para comer en San Telmo – Parte 2

19 de diciembre, 2017

Top 10 de lugares para comer en San Telmo – Parte 2

11 minutos de lectura
Buenos Aires - San Telmo
Foto: Cortesía de itinerarist

Salir a comer en San Telmo es un lindo plan siempre. Es una zona turística y llena de lugares para conocer. En octubre te dejé 5 lugares recomendables para recorrer San Telmo y su lado gastronómico. Hoy finalizo mi lista de 10 restaurantes en San Telmo ¿Cuál es tu favorito?

1. Nápoles Bar

Nápoles Bar
Foto: MinnieMe

Napoles Bar se encuentra en plena avenida Caseros, a pocos metros del Parque Lezama. Es una opción diferente en el corazón de San Telmo.La comida un diez pero, sin lugar a dudas, el ambiente se lleva todos los aplausos.

Apenas entras a Nápoles Bar, sentís que viajas años atrás. Con una luz tenue, uno mira para todos lados para apreciar la decoración del lugar.

Nápoles Bar
Foto: MinnieMe

Una barra a la vista donde se cocinan las pizzas. En la pared un reloj gigante que marca la hora, acompañada por “Specialita Nostre Tipiche Chiantigiane” – Margherita – Funghi – Mortidella – Provolone – Oliva – Capricciosa. ¿No me digan que no les simplifican el momento de pedir la comida?

Nápoles Bar
Foto: MinnieMe

Empezamos con una provoleta sordi (provoleta con cebollas caramelizadas y panceta) con una clásica bruschetta italiana, o una picada, acompañada con una cerveza bien fría, mientras miramos para todos lados la decoración del lugar.

Nápoles Bar
Foto: MinnieMe

El lugar es gigante y aún así, estalla este viernes por la noche. Mesitas de a dos para las parejas, mesa grande para la famiglia, sillones con mesas para cerrar con amigas; ¡hay lugar para todos! También es un buen lugar para festejar un cumpleaños o cerrar una mesa para un evento de fin de año.

Autos de época, motos, un metegol que declara el gol, una biblioteca antiquísima y la Torre Eiffel en el centro del lugar. Cerquita, nos encontramos con la sección de indumentaria, donde se pueden ver ropas de todo tipo y color y en el medio, las motos antiguas otra vez. Todo vintage. Todo lo que lo hace a este bar diferente.

Nápoles trae consigo a la bella Italia. Por eso, sin lugar a dudas, pizza o pasta es la que va.

Nápoles Bar
Foto: MinnieMe

La clásica margherita, al funghi, provolone, prosciutto, pesto, la napolitana o más opciones para probar. Si no te decidís por un gusto solo, podés dividir la pizza en dos y queda genial!

Para las pastas, podés elegir entre spaguetti con frutti di mare, sorrentinos de capri, bucatini con ragú de cerdo (manta de cerdo, cebolla, tomates frescos, salsa y chorizo colorado), agnolotti del popolo (agnolotti de espinaca y parmesano con queso fundido, crema, manteca, queso muzzarella y provolone con polvo de oliva negra) o los clásicos penne acompañados con champignones, manteca, crema, tomates frescos, choclo tocineta y provolone.

¡Imposible no tentarse hasta acá!. Y si todavía tenemos espacio en la panza, cerramos con il dolce: ¿El clásico tiramisú o un helado almendrado con salsa de caramelo? ¡Vos decidirás!

#Tip: Si no te gusta esperar, te sugiero que hagas tu reserva previamente, porque el lugar explota!

Nápoles bar queda en Av. Caseros 449.

2. Aldo’s en San Telmo

Aldo's
Foto: cortesía de Aldo’s

Si la cocina de autor y el vino te encantan, este restaurante, sin lugar a dudas está hecho para vos.

Hace dos años que Maximiliano Matsumoto, el chef de la casa, desembarcó en Aldos para deleitarnos. Es descendiente de japoneses y en su cocina predominan los sabores asiáticos.

Pulpo Aldo's
Foto: MinnieMe

Amante de su trabajo y, por lo tanto, muy dedicado, confiesa: “La naturaleza demanda”. Es por esto que en Aldo’s se trabaja por estación. Por ejemplo: en otoño predominan los hongos en los platos, en primavera salen más los espárragos con pasta de maní casera y el cheesecake de frutilla, en verano: las frutas, las aceitunas y el queso de ovejas y en invierno, obviamente, las sopas o algún plato que contenga cítricos.

cabrito pampeano con puré de laurel y puerro
Foto: MinnieMe

Las opciones de la carta son amplias. Hay algunos platos que cambian y otros quedan para siempre por su demanda. Es el caso de los “platos emblemáticos”, que son los más pedidos están las mollejas con puré de hongos, el cabrito pampeano con puré de laurel y puerro, la trucha o el capelacci de mascarpone, queso de cabras, zapallo y vieyras.

capelacci de mascarpone, queso de cabras, zapallo y vieyras
Foto: MinnieMe

La carta en Aldo’s se divide entre entradas, platos principales, “charcuterie Aldo’s” (fiambres y quesos), ensaladas, snacks, postres, vinos, cafés/tes/aguas y bebidas y el menú degustación que lo super recomiendo. Cada plato tiene su vino personalizado para acompañar. Como entrada, podés elegir entre pulpo, foie de ave, o las ostras. Seguido de lomo de cordero con zanahorias moradas y tomates en conservas o magret de pato con frutillas y mandioca, los ñoquis de ricota, alcaucil y olivas negras o el risotto con hongos, mascarpone trufado.

Ñoquis de ricota alcaucil olivas negras
Foto: MinnieMe

Terminás con una manzana Aldo’s, un postre, tres leches o un cheesecake de frutillas.

postre de aldo's
Foto: MinnieMe
Buñuelos - Helado de manteca de aldo's
Foto: MinnieMe

¡Aldo’s es una explosión de sabores en tu boca que no te podés perder

#DatoClave: Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura),un tercio de los alimentos producidos para el consumo humano se pierde o se desperdicia en todo el mundo, lo que equivale a cerca de 1 300 millones de toneladas al año.

Sabemos que en los restaurantes mucha de la comida que no se utiliza, lamentablemente, es tirada. Pero Aldo’s se convierte en la excepción a la regla ya que Maximiliano confiesa que reutiliza todo para no tirar nada. Un ejemplo para tomar.

#Tip: Si pensas ir a Aldo’s en auto, dirigite al estacionamiento directamente, en Defensa 348 que te cubre una hora y media. No te olvides de sellar el ticket en el lugar!

Aldo’s queda en Moreno 372. Acá podés hacer gratis tu reserva.

3. Bebop Club

Bebop Club
Foto: cortesía de Bebop Club

Si te gusta el plan de salir a comer y escuchar música, Bebop Club te arma el plan. Al lado de Aldo’s, se encuentra este local que todos los días ofrece música al público: jazz, blues, fuck, soul, pop, artistas nacional e internacionales. Todo depende de tu gusto.

Bebop Club
Foto: cortesía de Bebop Club

Abrís la puerta del Club, bajás las escaleras y te encontrás con el salón que incluye un escenario, una barra al costado y varias mesas. Las mesas son pequeñas y se cierran en cuatro personas.

La gente se va sentando y pide su comida antes de que comiencen a tocar los chicos de “París Jazz Club”. Un compilado de la música jazz que Woody Allen nos ofrece en sus películas.

Bebop Club
Foto: cortesía de Bebop Club

Aldo’s está a cargo de la cocina pero con una oferta diferente a la suya. Esta vez, la carta se divide entre cosas para picar, las ensaladas, los sandwiches y los postres.

Para picar y compartir, podés elegir entre rabas (muy buenas!), provoleta con pico de gallo, un cremoso caliente de espinaca con crackers o una tabla de quesos y fiambres.
Por su parte, entre los sandwiches podés elegir uno veggie (en pan de masa madre, berenjenas, zucchinis, polpetta y roille de tomates secos), una baguette de jamón crudo, brie y rúcula, un clásico tostado de jamón y queso en pan casero o la infaltable hamburguesa de carne con queso tybo, cebolla, tomate y salsa barbacoa.

Cerramos eligiendo entre lemon pie, manzanas acarameladas con salsa de yogurt y chocolate blancoo el imperdible volcán de dulce de leche, acompañado con helado.

Para tomar: agua, gaseosas, un vaso de cerveza bien fría o cualquiera de los tragos de autor que tenés como elección. ¡Una salida que cuadra muy bien!

Bebop Club
Foto: cortesía de Bebop Club

Tip: Mirá la agenda programada y asegurate tu entrada al show que más te guste haciendo click aquí ; tenés 2×1 con Club La Nación y un 20% de descuento en la gastronomía con la tarjeta Clarín 365. Además, el estacionamiento es el mismo que Aldo’s y se encuentra en Defensa 348, también sin cargo en la hora y media.

Bebop Club queda en Moreno 364.

4. La Brigada

La Brigada
Foto: MinnieMe

Si de parrillas en San Telmo hablamos, La Brigada, se encuentra, sin lugar a dudas, en el “top 5”.  Este restaurant, ubicado en una de las partes más lindas de San Telmo, nos recibe con el vidrio que dice: “Bienvenidos al Templo de la Carne”.

La Brigada
Foto: MinnieMe

El ambiente y su decoración pone al fútbol, el deporte más popular de nuestro país, como protagonista. Remeras de distintos equipos de fútbol enmarcadas, la remera de la selección argentina con el número 10, autografiada por él mismísimo Diego Maradona, el 10 de bochini, ATHENS 2004 y una barra con banquitos que enmarcan pelotas de fútbol. Un lugar que exhibe nuestra cultura futbolística.

Las conversaciones se escuchan en portugués y en ingles y los mozos van y vienen o paran!

Podés empezar comiendo alguna de las empanadas (de carne, jamón y queso o humita), una picada, vitel thone, mozzarella a la milanesa o unas berenjenas al escabeche o ir directo al plato principal, que sin lugar a dudas, tiene que ser de parrilla. Podés elegir, unos riñones de cordero, mollejas de chivito, chinchulines de chivito, cordero o vaca, una morcilla o el clásico chorizo para hacerlo choripán.

Seguimos con el típico asado de tira y podemos elegir entre un vacio, un lomo, un matambrito, ojo de bife o pechito de cerdo, o más, todo depende  del antojo de cada uno.

Obvio que la clásica milanesa nunca falta, así que también la podés encontrar. Para los turistas, es un clásico que no puede no estar! Podemos acompañar con alguna ensalada, papas fritas o hasta tortilla española.

La Brigada
Foto: MinnieMe

¡Hay variedad de postres! El clásico flan casero, budín de pan, panqueque con dulce de leche, arroz con leche y canela, mousse casera de chocolate o limón, peras al borgoña, creme brulee, entre otros.

#DatoClave: Si vas en auto, anda directamente a Bolívar 880 y avisa que vas a cenar en La Brigada, el estacionamiento es sin cargo.

La Brigada queda en Estados Unidos 465.

5. Club Social Deluxe

Club Social Deluxe
Foto: MinnieMe

Empezó el verano y este restaurante nos permite disfrutar de una buena comida o bebida al aire libre en sus mesitas afuera. Con una ubicación privilegiada, en plena Avenida Caseros y enfrente del Nápoles Bar, se encuentra Club Social Deluxe.

Club Social Deluxe
Foto: MinnieMe

Podemos disfrutar de hamburguesa de vaca, cordero o pollo u optar por un sandwich de salmón ahumado, rúcula, queso blanco, tomates secos acompañado con papas fritas o un veggie sandwich de pan multicereal con palta, lechuga, tomate, huevo, queso fundido, servido con papas fritas.

Club Social Deluxe
Foto: MinnieMe

Para estar fresquitos, podemos optar por alguna de las ensaladas: caesar salad, salmón saladas, roasted beet: remolachas asadas, burratin, rúcula y vinagreta de naranja y tomillo fresco u optar por la club social, que es la más completa: mix de hojas, cherrys, palta, huevo mollet, aceitunas, hongos, dados de mozzarella empanada y langostinos crocantes.

Si sos amante de la pasta, también tenés opciones: sorrentinos, fettuccini con ragout de conejo o la carbonara penne, que no falla.

¡Hay brunch en Club Social Deluxe!

Club Social Deluxe
Foto: MinnieMe

Dividido en “dos pasos”, comenzás con dos medialunas integrales con salmón ahumado seguido de huevos en todas sus formas. Podés elegir entre: eggs benedict, eggs florentine o eggs royals. Todos incluyen huevos poche, sobre tostadas, salsa holandesa, papas fritas y podés elegir que tenga: lomito canadiense, tiras de carne, salmón o espinacas.

Podés acompañarlo con un café con leche, jugo de naranja y finalizar con un aperitivo que gustes.

#DatoClave: Hay happy hour con música en vivo para poder disfrutar de unos tragos y buena música por la tarde.

Club Social Deluxe queda en Avenida Caseros 442 . Acá podés hacer gratis tu reserva.

Si buscás más opciones te aconsejo entrar a Restorando y chequear las más de 900 propuestas de restaurantes y bares en Buenos Aires. ¡Reservá tu mesa gratis y en el momento!

Compartir:

Guillermina es licenciada en comunicación social. Tiene 23 años. #Foodie en la vida y en las redes sociales. Amante del rubro gastronómico.