Terrazas y patios para disfrutar en Buenos Aires al aire libre20 minutos de lectura

Osaka
Foto: Cortesía de Osaka

Terrazas, patios y jardines, entre árboles, bajo las estrellas o a orillas del río. Estos son los 12 restaurantes seleccionados con espacios al aire libre que se suman a la propuesta de Restorando y Nieto Senetiner para seguir disfrutando la primavera. Con tu reserva, del Lunes 20 al Domingo 26 de Noviembre, podrás disfrutar de una copa de cortesía del nuevo Believe in Rosé de Nieto Senetiner.

La legendaria Bodega que cuenta con viñedos en tres fincas repartidas en los valles de Luján de Cuyo, provincia de Mendoza, se suma al apogeo de los vinos rosados lanzando su nuevo Believe in Rosé, un blend con 80% Malbec y 20% Pinot Noir, logrando un vino fresco y elegante con el estilo de los delicados rosados franceses.

Para agasajar a los amantes del vino, con tu reserva en Restorando recibirás una copa de cortesía para poder disfrutar de la nueva perla rosada de Nieto Senetiner.

Desde San Telmo hasta Tigre y de Palermo a San Isidro, estos son los 12 lugares con espacios abiertos que se suman a la propuesta para disfrutar de un almuerzo o cena al aire libre y degustar el nuevo Believe in Rosé de Nieto Senetiner en Noviembre:

1) La terraza de PL Deli (Palermo)

restaurante_pl-deli_palermo
Foto: Cortesía de PL Deli

De los creadores de Punto Letra Catering éste año llegó a Palermo Hollywood PL Deli Café y Take Away. En un bonito local decorado al mejor estilo neoyorkino con ventanal a la calle, lamparones colgantes y mesas en la vereda, PL Deli se destaca por su mega jardín terraza de 300 metros cuadrados ideal para disfrutar al aire libre sus opciones de almuerzo saludable, meriendas y el aclamado brunch durante los fines de semana.

Entre enredaderas que van creciendo y tomando las paredes, guirnaldas de luces cálidas, mesas bajas y altas con banquetas, PL Deli ofrece un menú basado en productos frescos y de estación incluyendo hierbas de su huerto y muy buena pastelería.

Tienen churros caseros hechos en el momento, waffles salados y los célebres briques o mini cakes, tortas individuales con forma de lingote de marroc, cheesecake de banana con dulce de leche o frutos rojos, birra cake con frosting de queso, la clásica chocotorta porteña y cremosos de chocolate blanco y limón o de naranja con frutillas y bretona de cacao.

Para los trogloditas y amantes del buen comer ofrecen un abundante menú de brunch por pasos para armar a gusto del que sobresalen sus huevos rancheros, yogurt y granola caseros. Para beber tienen frappuccinos, smoothies (destacado el de arándanos con leche de almendras y banana) y batidos detox, green y energizantes.

Ofrecen menú ejecutivo al mediodía, tés en hebras de la exclusiva línea Penton, blend de café propio elaborado por Lab Tostadores a base de granos 100% colombianos, cervezas y carta de tragos.

PL Deli (Palermo) que en Gorriti 6046 en Palermo. Acá podés hacer tu reserva gratis.

Abierto de martes a domingo de 8 a 20 hs. (Sábados y domingos de 9 a 19). Menú de brunch disponible sábados y domingos de 11 a 16 hs.

2) La terraza de Koh Lanta (Palermo)

Terraza de koh lanta
Foto: Cortesía de Koh Lanta

Paseando por Palermo llegamos a Koh Lanta, el prestigioso restaurante bautizado en honor a una de las islas más paradisíacas del sur de Tailandia, que ofrece lo mejor de su cocina y sabores exóticos. Además del patio y salón principal decorados con esculturas y pinturas de budas y ambientados con luz tenue, Koh Lanta tiene una íntima terraza para disfrutar sus manjares a la luz de las velas y las estrellas. Entre cañas de bambú, shishas y mucho verde, ofrecen comidas agridulces y picantes (con opción de suavizar) y menú de tragos de autor.

Para empezar, algunas de sus célebres entradas son el Kung chup pang thot: langostinos empanados fritos con mix de hojas, y el Thot man pla: albóndigas de lenguado y curry rojo. Como principal, uno de los imperdibles es el Pad Thai, el popular plato thai con fideos de arroz, tofu marinado, huevo y brotes de soja y maní, para elegir con cerdo, langostinos, lomo o pollo. Tienen riquísimas opciones de wok con castañas de cajú, hongos shitake y timbales de arroz y, por supuesto, currys con leche de coco, pasta de maní y brotes de bambú.

A la hora de los postres sus imperdibles son el volcán de chocolate con helado de crema y salsa de frutos rojos, el mousse de lima, flan de coco y los panqueques de frutas con helado de crema y leche condensada como sirven en las calles de Tailandia.

Koh Lanta (Palermo) queda en Gorriti 4647 en Palermo. Acá podés hacer tu reserva gratis.

Abierto todos los días a partir de las 20 hs. hasta el cierre. Domingos también al mediodía de 12 a 15 hs.

3) El jardín costero de Zio Paco (Nordelta – Tigre)

Zio paco
Foto: Cortesía de Zio Paco

De Asia volamos a lo mejor de España y la cocina mediterránea en Zio Paco. Ubicado en la Bahía Grande de Nordelta, en un ambiente descontracturado de paredes de ladrillo y mesas sobre barriles de madera, Zio Paco cuenta con una gran terraza con vista al río, para disfrutar los platos más típicos de la cocina española al sol o bajo las estrellas.

Funciona como bar de tapas con carta de tragos clásicos, cerveza artesanal y tirada y vino. Tienen noches de tapeo libres para degustar los mejores pintxos (“pinchos”), cazuelas y montaditos mediterráneos junto a sus clásicos principales como la paella de mariscos o pollo, gambas al ajillo, salmón con manteca de alcaparras, merluza a la vasca y revuelto de gramajo.

Algunos de sus bocadillos recomendados son las mini hamburguesas de carne y el jamón serrano con rúcula, parmesano y pan tumaca (nombre catalán que significa ‘pan con tomate’). Entre sus pintxos hay que destacar la tortilla de papa con jamón serrano y alioli y los langostinos a la provenzal; y entre sus montaditos, los de jamón serrano y huevo de codorniz, solomillo y queso brie fundido, y salmón con mousse de palta.

También ofrecen buenos ribs de cerdo a la barbacoa, bife de chorizo grillado con salsa de hongos, lomo con queso cabrales y pastas.

Para el postre, nada mejor que una auténtica crema catalana a base de yema de huevo cubierto de una fina capa de caramelo crujiente.
En Boulevard del Mirador 430, Barrio Bahía Grande, Nordelta, Tigre. Acá podés hacer tu reserva gratis.

Abierto todos los martes a sábado de 20 a 00 hs.; miércoles a sábado también al mediodía de 12 a 16 hs.

4) El patio de Pani (Palermo)

Terraza Pani
Foto: Cortesía de Pani

El primer y auténtico Deli de la cadena Pani está en la calle Nicaragua en Palermo y también se suma al auge de los vinos rosados junto a Nieto Senetiner del 20 al 26 de Noviembre. De su creadora, Pani Trotta, precursora del concepto “Teanner” que une el tea con el dinner, nace este Deli de comida natural con foco en la pastelería de autor y los decorados alegres y llamativos.

En su extenso menú ofrecen todo tipo de dulces desde alfajores XL, muffins, budines, waffles y supe tortas, hasta pizzas individuales caseras, tartas, sándwiches y ensaladas. Fusionando arte y gastronomía, Pani es el lugar ideal para disfrutar un buen desayuno o merienda y almuerzo saludable.

En su local de Palermo, al fondo, cuentan con un patio divino de estilo rococó y bien femenino lleno de plantas con mesas y sillas de hierro para deleitarse con sus platos abundantes al aire libre.  

Tienen servicio de brunch los fines de semana, menú infantil y opciones para celíacos; gran variedad de tés en hebras e infusiones con o sin cafeína, licuados y cócteles refrescantes como la caipi de maracuyá y el mojito con coco, ideales para pedir en jarra y compartir. 

Pani (Palermo) queda en Nicaragua 6044, Palermo. Acá podés hacer tu reserva gratis.

Abierto todos los días de 9 a 21 hs.

5) El jardín terraza de Taberna de la Bahía (Nordelta)

restaurante_taberna-de-la-bahia_nordelta
Foto: Cortesía de Taberna de la Bahía (Nordelta)

Para disfrutar una buena vista al río, sobre la Bahía Grande de Nordelta, se encuentra la Taberna de la Bahía, una clásica cantina porteña especializada en parrilla con opciones al horno de barro y platos al disco.

Algunos de sus más distinguidos principales son el matambre de cerdo a la pizza al horno de barro, los ribs de cerdo con batatas rústicas y coleslaw (ensalada de repollo), la brochette de la Taberna, y la parrillada especial para dos personas con rabas fritas.

Para picar o acompañar tienen papas en todas sus versiones: rústicas, fritas, españolas, al plomo, grilladas o puré.

Del horno de barro hay que probar sus empanadas de carne cortada a cuchillo de entrada, y los pasteles de papa, pollo o cordero. Expertos en los característicos cortes de carne argentina, también ofrecen pescados, minutas y pastas. Tienen menú infantil, 2×1 en tragos para la cena, música en vivo por las noches y el mejor paisaje para disfrutar todo el día con una espectacular vista a la bahía de Tigre.

En un ambiente familiar y relajado, la Taberna de la Bahía es la opción perfecta para los amantes de las carnes y los postres ancestrales como el flan casero al caramelo y el queso fresco con dulce, y disfrutar del nuevo vino rosado de Nieto Senetiner del 20 al 26 de Noviembre reservando con Restorando.

Dato: tienen juegos para los más chicos, carta disponible en braille y menú para celíacos.
En Boulevard del Mirador 220, Nordelta, Tigre. Acá podés hacer tu reserva gratis.

Todos los días de 10:15 hs. al cierre (Domingos por la noche cerrado).

6) El jardín de Mercado Central (Vicente López)

restaurante_mercado-central_zona-norte_exterior
Foto: Cortesía de Mercado Central

En el corazón de Vicente López, Mercado Central nos ofrece un poco de amor francés en uno de los barrios más lindos de zona norte. Destacado por su fresca y cuidada ambientación en una casa quinta típica de la zona reciclada que funciona como museo de reliquias y antigüedades, el restaurante con cocina de autor combina ingredientes clásicos de la gastronomía internacional con sabores nuevos y elaboraciones caseras. Decorado con tesoros de época, carteles de fileteado porteño y banquetas hechas a mano, Mercado Central también cuenta con un jardín terraza con deck de madera, guirnaldas de luces cálidas y mesas con sombrillas negras rodeadas de verde y árboles autóctonos para disfrutar al aire libre en cualquier momento del día.

Entre cactus y bonsáis, ofrecen un menú acotado de pocos pasos para satisfacer todo los gustos y sentidos, y del 20 al 26 de Noviembre, también estarán obsequiando una copa del nuevo Believe in Rosé de Nieto Senetiner reservando con Restorando.

Para empezar, algunos de sus manjares son el pulpo español con papas hervidas y yogurt griego, las mollejas de ternera y los riñones de cordero patagónico con caracú, ajo ahumado, hilos de papa y emulsión de lima. Sus platos fuertes son el risotto trufado de langostinos con queso brie, parmesano y castañas de cajú, sus pastas caseras como los papardelles de espinaca con ricota de cabra, alcauciles y fondue de tomates; y la pesca del día como el salmón rosado del pacífico.

Tienen menú ejecutivo al mediodía y carta de tragos con coctelería de autor entre los que destacamos Manzanas del cazador” con Jagermeister, sidra, manzanas y canela, “Baco”, con Pisco, licor de cassis y lima, y “Valeria”, con maracuyá, lima, salsa picante y sake (para valientes).

También, vale la pena mencionar algunos de sus excéntricos y tentadores postres como el cheesecake de dulce de leche con gelatina de yerba mate, y las frutas de estación en almíbar de cardamomo con merengue de algarroba.

En Avenida General San Martín 898, Vicente López. Acá podés hacer tu reserva gratis.

Abierto de martes a domingo de 8:30 a 24 hs.

7) La terraza de Bar La Esperanza (Belgrano)

Bar La Esperanza
Foto: Cortesía de Bar La Esperanza

Escondido en una esquina del Bajo Belgrano, con sillones retro en la vereda, ventanales y un amplio toldo a rayas se encuentra Bar La Esperanza, una fonda de comida casera y saludable que nos transporta a la casa de la abuela con su decoración vintage y relajada donde, además, presentan ciclos de música en vivo de jazz, blues & soul y sets de Djs los jueves, viernes y sábados por la noche.

Arriba, La Esperanza continúa en una amplia terraza ideal para desenchufarse entre las hojas y ramas de los árboles, un jardín vertical, guirnaldas de luces tenues y una generosa porción de cielo en sus mesas y sillas de hierro con almohadones floreados.  

Sirven desayunos, almuerzos, meriendas, cenas y picadas. Los más recomendados: las tartas y ensaladas, los bagels y la nueva bruschetta de salmón ahumado con rúcula, ali oli de alcaparras y sésamo. Siempre tienen sugerencias saludables con trigo burgol, quinoa y vegetales asados, y buenos sándwiches como el de pastrón casero y el vegetariano con queso brie, calabaza, zucchini y berenjenas en pan multicereal de semillas.

Bar La Esperanza también ofrece servicio de cafetería, té, carta de tragos, happy hours y pastelería; algunas de sus tentadoras propuestas son el lemon pie, la oreo cake y la chocotorta.

El lugar ideal para viajar en el tiempo, comer sano y disfrutar una copa de Believe in Rosé en su terraza secreta.

Bar la Esperanza queda en Sucre 1302, esquina Miñones, Belgrano. Acá podés hacer tu reserva gratis.

Abierto todos los días de 08 a 20:30 hs. jueves, viernes y sábados hasta las 00 hs. (Sábados desde las 9 y domingos a partir de las 10).

8) La terraza de Osaka (Palermo)

Osaka
Foto: Cortesía de Osaka

Una de las mejores propuestas de cocina nikkei en el circuito gastronómico de Buenos Aires, que se mantiene fiel a los sabores de la fusión culinaria que crearon los inmigrantes japoneses en Perú. Este mes, además de invitar con una copa del nuevo vino rosado de Nieto Senetiner a todos los comensales que hagan su reserva con Restorando del 20 al 26, están estrenando nuevo menú y carta de cocktails.

En pleno corazón de Palermo, en una casona reciclada en la esquina de Soler y Fitz Roy, decorada con lo mejor de la cultura japonesa y peruana, y respetando las reglas del Feng Shui, Osaka es el restaurante ideal para veladas románticas y distenderse de la rutina en un ambiente íntimo y reservado.

Para los amantes del aire libre, tienen una terraza muy zen con deck de madera bordeada de plantas e iluminada con luces tenues y velas.

Con servicio de maître, se destacan por su servicio personalizado que “explica cada plato como si fuera una obra de arte”. En su nuevo menú, presentan platos como el nori furai que combina salmón, langostino y queso crema envueltos en nori crocante con salsa teriyaki; y tako chimiyaki con pulpo grillado, chimichurri nipón, ají amarillo y togarashi, condimento típico de la cocina japonesa que tiene siete ingredientes: chile en polvo, piel de mandarina, semillas de sésamo, semillas de amapola, semillas de cáñamo, nori y sansho en polvo (“pimienta de limón”).

A la hora de los dulces, uno de los postres nuevos en la carta es el Aka-ki Mango con crema helada de coco, mango y maracuyá, frutilla y sorbete de manzana con pisco.

La sofisticada coctelería de Osaka enteramente pensada para maridar sus comidas también se reinventa presentando nuevos tragos como Mr. Osaka que lleva Ron Zacapa 23 años, orange bitters, pomelo, maracuyá, miel de albahaca, tónica y humo de romero.

Uno de sus clásicos imperdibles es el Ishiyakis, plato interactivo con diferentes cortes de carne, pescado y mariscos que se cuecen a la piedra sobre la mesa para que cada uno elija el punto de cocción preferido. Además de variedad en sushi, tienen cortes de carne kobe y magret de pato.

Te contamos más sobre su nueva carta en la nota Osaka se renueva y te contamos todo sobre la mejor cocina nikkei de Buenos Aires.

Osaka queda en Soler 5608, esquina Fitz Roy, Palermo. Acá podés hacer tu reserva gratis.

Todos los días de 12:30 a 16 hs., y de 20 a 00 hs.

9) El jardín de Vivanco (Tigre)

restaurante_vivanco_zona-norte_exteriormesas
Foto: Cortesía de Vivanco

En una distinguida mansión de dos pisos con escalinatas de madera y un inmenso jardín para sentarse a orillas del río se encuentra el restaurante y casa de té Vivanco, especializado en cocina porteña, parrilla y asador criollo.

En su amplio menú con variedades para todos los gustos ofrecen minutas y cocina de estación con platos como la bondiola de cerdo a la riojana con papas españolas y el salmón crostín sobre salsa suave de limón con cous cous y brunoise de vegetales.

Tienen pastas artesanales con salsas clásicas y especiales como la de frutos de mar que incluye langostinos, mejillones y calamares, y la salsa funghi con mix de hongos.

La carta incluye opciones para celíacos, menú infantil, menú light, cocina gourmet y los típicos cortes de carne argentina a la parrilla y al asador.

En cuanto a los postres, ofrecen clásicos porteños como el almendrado, bombón escocés, panqueques, flan casero y frutillas a la crema. De sus opciones gourmet, recomiendan la fondue de chocolate con frutas de estación y la copa helada Vivanco con crema americana, trocitos de brownie, merenguitos, frutillas y salsa de chocolate.

Los fines de semana tienen ciclos de música melódica en vivo para acompañar la velada en su distinguida casa de época con vista al río.

Vivanco queda en General Bartolomé Mitre nº74, Tigre. Acá podés hacer tu reserva gratis.

Abierto todos los días de 10 a 01 hs. (excepto lunes y martes hasta las 18 hs).

10) El jardín terraza de Deriva (San Isidro)

Deriva
Foto: Cortesía de Deriva

En una casona rural reciclada frente al Hipódromo de San Isidro, se encuentra Deriva, restaurante de cocina internacional con opciones de tapeo y platos gourmet en un salón de extensos ventanales y paredes rústicas de piedra apilada, y un amplio jardín terraza custodiado por pilotes de madera y repleto de verde.

Con foco en la presentación de los platos y las propuestas innovadoras, ofrecen falso guacamole con nachos hecho con espuma de palta y dados de queso cheddar rebozados en nachos; queso brie tibio con miel y frutos secos con nueces y almendras, y peras asadas con vino Syrah como entrada; y una de las más buscadas, son las mollejitas al Cointreau con batatas crocantes, hongos portobellos grillados y puerro frito.

Como principales, tienen spaghetti al malbec, raviolones de camarón con crema de azafrán, zucchinis y berenjenas, bondiola a la cerveza negra, matambrito de cerdo y pesca del día.  

Entre sus postres, cabe destacar el mousse de mango y ananá con salsa de maracuyá, los rolls de manzana caliente envueltos en masa philo con helado de canela, y su afamado triple cake de chocolate helado con base crocante de chocolate, mousse, helado de chocolate blanco y frutos rojos (para golosos).  

Cuentan con una gran cava de vinos, aperitivos, tragos clásicos y happy hour todos los días.

Dato: Tienen playa de estacionamiento propia.

Deriva queda en Dardo Rocha 2290, San Isidro. Acá podés hacer tu reserva gratis.

Abierto de lunes a viernes desde las 8 hs. al cierre, sábados desde las 12 hs. y domingos de 12 hs. a 18 hs.

11) La vereda de Clark’s (Recoleta)

Clark's
Foto: Cortesía de Clark’s

La legendaria taberna en pleno corazón de Recoleta fue fundada en 1974 por el gran chef Gato Dumas, y se suma al agasajo del nuevo Believe in Rosé de Nieto Senetiner junto a Restorando en noviembre para disfrutar en su emblemático salón y museo de antigüedades o al aire libre en su sector de mesas en la vereda.

Clark’s es uno de los imperdibles del recorrido turístico de Recoleta con una reputación impecable por su atención y calidad en todas las comidas. Además, cuenta con infinidad de reliquias decorando todos los espacios, desde teléfonos antiguos hasta máquinas expendedoras de gasolina Shell, pasando por herraduras, máquinas de coser y todo tipo de objetos gauchescos y arcaicos que dan que hablar.  

Funciona como Steak House con cocina internacional que incluye parrilla argentina a las brasas. Una de sus emblemáticas delicias es el Lomo Clark’s, creación de Gato Dumas, que viene envuelto en croilet de hojaldre con salsa de champiñones, panceta y salsa beamaisce a base de manteca.

Ofrecen ribs de cerdo con salsa barbacoa, rabas, pamplona de cerdo o de lomo, pizzas y empanadas, pescados (trucha y salmón para todos los gustos) y pastas.

Para terminar, nada mejor que sus clásicos postres como las peras a la borgoña con crema de leche, los panqueques y las frutillas con crema.

Clark’s queda en Junín 1777 en  Recoleta. Acá podés hacer tu reserva gratis.

Abierto todos los días de 12 a 01 hs.

12) El patio de Acacia (San Telmo)

restaurante_acacia-anselmo-buenos-aires-curio-a-collection-by-hilton_san-telmo_patio-noche
Foto: Cortesía de Acacia

El restaurante de cocina mediterránea Acacia se encuentra dentro del elegante Hotel Anselmo de la colección Curio de Hilton, en el barrio de San Telmo, frente a la Plaza Dorrego. Con un ambientación íntima y bien cuidada, decoración moderna con ventanales del piso al techo, Acacia funciona como wine bar con cava propia y ofrece un menú acotado con foco en las carnes y las pastas elaboradas para disfrutar adentro o en su exclusivo patio terraza con mesas al aire libre y luces tenues.

Ofrecen menú de bar con tentadoras mini empanadas de carne cortada a cuchillo, tablas de quesos y fiambres, sándwiches y brochettes de lomo con vegetales a la parrilla bañados en chimichurri de vino blanco.

Algunos de sus destacados platos principales son el cordero patagónico en cocción lenta con papas confitadas y ajís rojos encurtidos rellenos de queso mascarpone con hierbas, la pesca del día con ensalada griega, y los sorrentinos de tinta de calamar rellenos de zapallo cabutia salteados en manteca de salvia.

De la carta de postres, nos quedamos con el flan Anselmo servido con dulce de leche y crema, tierra de cacao prieto y salsa de caramelo, y el cremoso de chocolate con crema de jengibre y peras marinadas en almíbar de cardamomo. Ideal para veladas románticas, también ofrecen coctelería de autor y menú para celíacos.

Acacia queda en Don Anselmo Aieta 1069, San Telmo. Acá podés hacer tu reserva gratis.

Abierto todos los días hasta el cierre.

Si buscás más opciones te aconsejo entrar a Restorando y chequear las más de 900 propuestas de restaurantes y bares en Buenos Aires. ¡Reservá tu mesa gratis y en el momento!

Compartir:
Violeta Zapiola
Violeta es Periodista y Sommelier. Trabajó en los mejores restaurantes y bares de Europa y América del Norte, y escribe en el magazine digital Maleva desde sus inicios. Apasionada por la historia que esconden los sabores, va más allá en cada una de sus notas.