10 lugares para salir en grupo en diciembre y cuidar el bolsillo11 minutos de lectura

Personas brindando en un bar

Llega diciembre y sabemos perfectamente lo que se avecina: una seguidilla interminable de reuniones, encuentros y despedidas junto a amigos, compañeros de trabajo y hasta recién conocidos.

Al mismo tiempo, los bares y restaurantes de la ciudad empiezan a verse desbordados y entre los grupos de WhatsApp de amigos empiezan a circular las consultas y los pedidos de ayuda: “Tengo que juntarme con unos compañeros de la facu, ¿alguien puede recomendar algún lugar económico?”. Y ahí llegamos a los dos factores claves del asunto: salida grupal y económica.

Y es que si de juntadas de fin de año se trata, sabemos que tenemos que ser cuidadosos con el presupuesto: en pocos días se precipitan las salidas y cuando nos quisimos dar cuenta tenemos la cuenta bancaria en rojo y la tarjeta de crédito explotada.

Fue por ese motivo que decidimos darte una mano y recomendarte 10 lugares ideales para que organices tus salidas grupales en diciembre y llegues con (algo de) plata a fin de año. Hay opciones para todos los gustos: bodegones, clásicos palermitanos, rotiserías del nuevo milenio y, como no podía ser de otra forma, cervecerías. ¡Ahí vamos!

Cervecería Blest (Palermo)

Blest Cervercería

Hace un tiempo te contamos sobre la visita que hizo el Explorador Gastronómico al flamante local de Blest, la clásica cervecería de Bariloche que ahora desembarcó en Palermo.

Entre tanta espuma que generan las cervecerías en la Ciudad de Buenos Aires, hay que hacer justicia con Blest: después de todo, se trata de la cervecería artesanal más antigua de Argentina.

Además de cervezas increíbles, en Blest hay espacio de sobra: 3 ambientes distintos pensados para que te acomodes junto a tus amigos y disfrutes también de todas las opciones gastronómicas, que incluyen picadas enormes y a precios razonables.

La pinta de cerveza está $100 y hay varias opciones de comidas para compartir, por lo que si aprovechás el happy hour (entre las 18 y las 20.30 todos los días) con $250 de presupuesto podés estar tranquilo.

Blest queda en Gorriti 4857, Palermo. Podés hacer tu reserva gratis acá.

Sigue al Conejo Blanco

Frente del local Sigue al Conejo Blanco

Sigue al Conejo Blanco es una de las propuestas de Palermo con mejor balance precio-calidad. Plagado de referencias a “Alicia en el País de las Maravillas”, en este bar temático lo que prima es la sencillez y la atención amable.

No es casualidad que Sigue al Conejo haya ocupado el puesto 22 de los restaurantes más valorados en los Premios Restorando 2017; eso significa que miles de personas que lo visitaron este año quedaron encantados y lo recomiendan a sus conocidos.

Tanto las opciones para tomar como la comida son excelentes para disfrutar en compañía de un grupo de amigos: hay cerveza tirada, tragos y alternativas gastronómicas clásicas y rendidoras, como las papas con cheddar y la pizza casera.

Dato clave para hacer rendir el presupuesto: suelen tener descuentos de hasta el 50% para las reservas con Restorando. Si vas con amigos se estima que con entre $200 y $230 podés compartir un buen momento.

Sigue al Conejo Blanco queda en Godoy Cruz 1554, Palermo. Reservá gratis con Restorando

Tesla

Canillas de cerveza artesanal de Tesla

Dentro de la inmensa variedad de restaurantes y bares en Palermo, Tesla es una de las opciones más aconsejables para ir con un grupo de amigos.

El ambiente de Tesla está a mitad de camino entre los detalles típicos de las cervecerías que inundan las calles de Buenos Aires (bombitas de filamentos, iluminación cálida y tenue, una imponente barra de fondo con canillas) y el aspecto de un clásico bodegón porteño (rústicas paredes de ladrillos, mesas y sillas de madera oscura, latas de conservas en los estantes, grandes ventanales a la calle).

Hay buenas opciones de cerveza tirada y de tragos pero lo más destacable es la comida: opciones riquísimas y súper rendidoras de tapeos para compartir (mollejas al verdeo, papas bravas, dados de pollo), así como también sándwiches (mención aparte para el de bondiola), ensaladas y bruschettas.

Los platos y las tapas varían entre $150 y $200, pero hay que destacar que reservando tu mesa con Restorando tenés descuentos de entre 25% y 35%.

Tesla queda en Gorriti 5801, Palermo. Hacé tu reserva gratis acá

El Cocilón del Clú

Puerta del ingreso al restaurante El Cocilón del Clú

El Cocilón del Clú es una excelente opción para ir con amigos o un grupo grande. De hecho, casi que te recomiendo descartarlo si tu foco es una salida íntima en la que planeás conversar en voz baja.

En El Cocilón hay ruido, risas y el caos propio de los lugares donde confluyen los amigos, la comida y las buenas historias. Uno de los puntos fuertes de esta esquina de Colegiales son las mesas de la vereda, que en las noches cálidas reciben a las hordas de comensales que buscan platos abundantes a buen precio.

En ese sentido, El Cocilón no te va a defraudar: la comida es rica y hay muchas opciones para compartir, en particular las porciones de parrilla, las ensaladas y los postres. El servicio es muy atento pero puede llegar a demorarse a causa de la gran cantidad de mesas. Mi consejo es ir relajados y aprovechar para conversar y ponerse al día.

El precio promedio ronda los $250-$300 por persona, pero te aseguro que te vas a ir muy satisfecho.

El Cocilón del Clú queda en Conesa 1299, Colegiales. Reservá gratis tu mesa

Butan

Si volvemos al terreno de las cervecerías, me arriesgo a decir que Butan es de las aperturas más interesantes del año.

De entrada cumple con lo básico, que es tener varias canillas de cervezas artesanales muy ricas y con alguna que otra sorpresa, como la IPA Maracuyá. Pero lo realmente destacable es la comida: la cocina de Butan es muy distinta a la media que podés encontrar en las cervecerías de la ciudad.

Lejos de ofrecer las típicas “papas cerveceras”, en Butan los platos tienen influencia asiática y sorprenden gratamente. Van un par de ejemplos: por $70 podés disfrutar de las “Papas Butan” (acompañas de una riquísima salsa agridulce) y por $100 de una porción de fainá con hongos, panceta y queso brie. Y si a estas opciones le sumás la pinta de cerveza a $60 durante el happy hour, los precios son realmente muy convenientes para ir en grupo.

No puedo dejar de mencionar la enorme terraza de Butan: un espacio ideal para que los grupos grandes no tengan que apiñarse dentro del local y puedan disfrutar del aire libre.

Butan queda en Mendoza 5207, Villa Urquiza.

La Esperanza de los Ascurra

Vereda del local La Esperanza de los Ascurra

Si hay un estilo de comida ideal para las salidas en grupo son las tapas: un poco de cada cosa, cerveza y que el centro de la cena sean las conversaciones.

Al hablar de tapas en Buenos Aires imposible no pensar en La Esperanza de los Ascurra, que desde hace ya unos años logró imponerse como uno de los mejores lugares para picar comidas típicas españolas en la ciudad.

Si bien hay muchas y muy ricas opciones, es aconsejable ir a los clásicos: la tortilla, la empanada gallega, las gambas al ajillo y el pulpo a la gallega, entre otras delicias típicas de España. Un dato importante es que las porciones vienen en 3 tamaños, ideal para probar de todo.

Atención que reservando con Restorando tenés descuentos a partir de 20% en el total de la cuenta (¡incluye bebidas!).

La Esperanza de los Ascurra queda en Fitz Roy 1818, Palermo. Reservá tu mesa gratis acá

También hay sucursales en Vicente López 1661 (Recoleta), Aguirre 526 (Villa Crespo) y Av. del Libertador 696 (Vicente López).

Cachita

Frente de Cachita en un día de sol

Cachita es un secreto a voces en el barrio de Núñez desde hace ya un par de años. Con el tiempo esta pequeña rotisería-restaurante se convirtió en uno de los reductos preferidos de las personas que buscan esa combinación tan difícil de encontrar: comida riquísima, buena atención y precios accesibles.

Si bien a Cachita se puede ir solo, en pareja o con grupo de amigos y la experiencia seguirá siendo igual de buena, la opción grupal tiene mucho sentido porque no hay mesas: los comensales se acomodan despreocupadamente entre la barra, los bancos en el exterior y la enorme mesa de la vereda. Eso promueve las interacciones fluidas y las charlas animadas, mientras de fondo suenan Tito Puente, Willie Colón y otros exponentes de la salsa y la rumba.

Pero vamos a lo importante: la increíble comida de Cachita. Las opciones contemplan tanto a los carnívoros como a los vegetarianos: la hamburguesa casera es de las mejores de Buenos Aires, lejos del hype de las hamburgueserías tradicionales; el sándwich de bondiola braseada con batatas es tremendo; y las alternativas más sencillas, como el falafel o las ensaladas, no fallan.

Un dato importante es que las porciones son grandes y se pueden compartir, así que con unos $200 podés comer muy rico y en buena compañía.

Cachita queda en Moldes 3102, Núñez.

María Félix Casona

Puerta de ingreso a María Félix Casona

Podemos hablar un rato largo sobre los motivos por los que María Félix es ya un clásico de la comida mexicana en Buenos Aires, pero vayamos al grano: María Félix ocupa el primer puesto entre los 50 restaurantes con más reservas online de 2017.

El éxito de este rincón mexicano en la ciudad tiene que ver con sus platos típicos adaptados al paladar porteño y muy recomendables para grupos: puede ser una buena opción pedir el menú degustación de 5 pasos o armar directamente un tapeo con totopos, quesadillas, y nachos, entre otros platos típicos.

Si bien el cubierto promedio suele rondar los $300 por persona, si reservás con Restorando podés aprovechar descuentos de entre el 20 y el 30%.

María Félix Casona queda en Guatemala 5200, Palermo. Reservá gratis tu mesa

También podés aprovechar el descuento en la sucursal de Dardo Rocha 1680 (Martínez).

Francis Platz

Graffiti sobre una de las paredes exteriores en Francis Platz

Allá por 2015, cuando explotó la fiebre de las hamburgueserías en Buenos Aires, empezó a circular entre los fanáticos un nombre clave para la escena de comida urbana local: Francis Platz. Hoy el local cuenta con un nutrido grupo de fieles seguidores, quienes se encargan de hacer correr la voz.

El local original, que está en medio del barrio de Núñez -en una zona residencial y muy tranquila-, es ideal para ir con amigos y disfrutar de buena música y excelentes hamburguesas. Como solo hay mesas comunitarias y sillas junto a las barras, es una buena oportunidad para interactuar también con otros grupos y aprovechar para hacer sociales.

Las hamburguesas, hechas a partir de carne 100% bife de chorizo, son realmente muy buenas, destaco en especial la Nórdica (queso azul, pepino agridulce casero, hojas de espinaca fresca, fetas de hinojo) y la Yankee (fetas de queso cheddar, panceta, cebolla caramelizada y salsa BBQ), que suelen ser mis elecciones cuando paso por Francis. Dato para los muy exigentes: como suele estar siempre repleto de gente, hay muchas chances de que tengas que esperar un rato hasta recibir tu hamburguesa. Nada que una charla entretenida y unos vasos de cerveza fría no puedan ayudar a soportar.

Francis Platz queda en Quesada 1892, Núñez. Hace poco abrieron una sucursal en Andrés Arguibel 2859, Las Cañitas.

La Familia

Terminamos estas recomendaciones con un clásico bodegón de barrio: La Familia, casi en el límite entre Villa Urquiza y Saavedra.

Me mudé hace unos meses a la zona y pasé por la puerta de este pequeño gran local durante bastante tiempo pero por un motivo u otro nunca entraba. El día que finalmente comí por primera vez en La Familia entendí que acababa de hacer un gran descubrimiento: sin dudas el mejor bodegón de la zona y uno de los lugares más recomendables de la ciudad para comer rico y a un precio imbatible.

En La Familia hay platos súper caseros y para todos los gustos: desde pastas, hasta parrilla y minutas clásicas como la milanesa napolitana con fritas o el pollo a la plancha. Para tomar, además de agua y gaseosas, hay un par de etiquetas rendidoras de vino y varias opciones de cerveza de litro. Con entre $150 y $200 podés comer un plato con postre y bebida y disfrutar con amigos en las mesas de la vereda, perfectas para recibir grandes grupos.

La Familia queda en Av. Triunvirato 5701, Villa Urquiza.

Compartir:
Leandro Sabater

Leandro es el Editor de este blog y trabaja en Restorando como Content Manager. Su búsqueda de la mejor pizza calabresa de Buenos Aires todavía no se detuvo.