¿Dónde ir a comer? Argentina

Mengano Bodegón: una propuesta deliciosa en Palermo

19 de octubre, 2018

Mengano Bodegón: una propuesta deliciosa en Palermo

4 minutos de lectura

Llegamos a Palermo para conocer una de las novedades del barrio: Mengano Bodegón. Si bien como su nombre lo indica tienen una orientación abocada a la cocina tradicional, las técnicas y las preparaciones hablan de alta cocina. Con este mix entre lo clásico y lo moderno, nos llamó mucho la atención y fuimos a conocer su propuesta. Tocamos el timbre, nos reciben muy amablemente y que comience la velada.

Mengano Bodegon
Foto: Cortesía de Mengano

La primera impresión es la de una casona antigua, con un cálido salón principal y una pequeña cava con una mesa exclusiva a disposición de quienes buscan más privacidad. Mesas y sillas de madera, un largo sillón de cuero, grandes aberturas que dividen los ambientes, luces tenues, cuadros de viejas épocas y una preciosa cocina abierta de azulejos verdes. Las cocinas abiertas siempre me inspiran confianza. Hablan de un equipo que sabe lo que hace, prolijo, cuidadoso y excesivamente pulcro. Suena jazz en el ambiente y ya con una copa de vino en mano me parece el momento ideal para adentrarnos en el menú.  

La carta es corta pero muy completa, pensada por el chef Facundo Kelemen principalmente para compartir y explicada en detalle por cada uno de los camareros. En su mayoría son pequeñas porciones con la idea de pedir varias y picotear desde el centro de la mesa al estilo tapeo. El recibimiento es con un chipa relleno de salsa bechamel, crocante por fuera, esponjoso por dentro y con un centro cremoso de salsa bechamel y queso. Arrancamos con el pie derecho.

Y comenzamos con un tartare de cordero con dulce de membrillo, alcaparras y una crujiente torta frita. La frescura del cordero, lo salado de las alcaparras y el dulzor del membrillo sobre la torta frita  fueron un gran puntapié inicial para todo lo que se vendría.

Mengano Bodegón
Foto: Cortesía de Mengano Bodegón.

Y llegó el primer reversionado de la noche, el revuelto gramajo. Acá viene presentado en una vasija de barro con una base de cebollas caramelizadas y jamón crudo, un centro cremoso de queso de cabra y huevo cocido a baja temperatura y finalizado con unas crujientes papas fritas. Huevos, papas y jamón crudo, nada puede fallar, una delicia.

Con la idea de seguir compartiendo los platos hasta el final decidimos pedir dos principales: trucha a la sal con manzana verde, miso y bagna cauda y el pedido por absolutamente todas las mesas, la milanesa de tira de asado. La trucha deliciosa, se deshace en la boca y viene acompañado de una juliana de manzanas frescas y crujientes.

Mengano Bodegón
Foto: Cortesía de Mengano Bodegón.

Pero mis amigos la estrella de la noche, donde estaba toda la expectativa puesta fue la milanesa. Partamos de la base que asado y milanesas son dos de los platos que más nos gustan a la mayoría de los argentinos. Si a eso le sumamos una cocción de la tira de asado por diez horas a baja temperatura, luego un buen apanado y una excelsa fritura el resultado final es a toda orquesta. La milanesa viene acompañada de una ensalada verde y un puré mixto donde las papas estaban emulsionadas con tuétano y la calabaza con manteca negra, de locos. De los purés más exquisitos que probé en los últimos tiempos.

Mengano Bodegón
Foto: Cortesía de Mengano Bodegón

Se cierra la noche como siempre, café y postre. Cuentan con tres opciones de postres. Pionono de chocolate con espuma de avellanas, ensalada de frutas con crema de trigo y semifreddo de arroz con leche con vauquita. Estas últimas dos opciones fueron las elegidas. La ensalada de fruta aportando frescura, reversionada a lo Mengano, con base de crema, gajos de frutas cítricas y bolitas de melón. Y el semifreddo de arroz con leche bien dulzón, con la vauquita crocante fue el cierre perfecto para una gran velada.  

Mengano Bodegón
Foto: Cortesía de Mengano Bodegón

Mengano es una de las grandes aperturas del segundo semestre de este año, celebramos el trabajo bien hecho y podemos verle un gran futuro con sus reversiones de clásicos y sus creaciones en base a productos autóctonos.

Arrancó la temporada de terrazas, te dejamos nuestro recorrido ideal por los restaurantes con terrazas y jardines que no podés dejar de visitar esta primavera.

Si buscás opciones para salir a comer te aconsejo entrar a Restorando y chequear las más de 900 propuestas de restaurantes y bares en Buenos Aires. ¡Reservá tu mesa gratis y en el momento!

0
Compartir:

Cocinar, comer y viajar, son sus grandes pasiones. Cuando va a comer a un lugar nuevo siente ese cosquilleo de las primeras citas románticas. Nunca se niega a un asado. También es autor de Explorador Gastronómico.
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *