Amamos lo que comemos. Comemos lo que amamos.

Receta súper fácil de quesadillas con guacamole5 minutos de lectura

Foto: Sobran Sabores

¿Hay algo mejor que juntarse con amigos y familia los fines de semana largos con algo rico para comer de por medio? Hoy te propongo hacer un buen guacamole con un plato colorido que se puede armar para compartir y sumar como parte de una picada.

Para que coman 2 personas o piquen 4 necesitás:

  • 1 suprema de pollo (375grs aprox.)
  • ½ morrón pojo mediano (100grs aprox.)
  • ½ morrón verde mediano (100grs aprox.)
  • ½ morrón amarillo mediano (100grs aprox.)
  • ½ cebolla mediana (180grs aprox.)
  • ½ cubito de caldo o 1 cdita de caldo en polvo
  • 4 wraps o fajitas grandes
  • 200g de queso en hebras o rallado (muzzarrella o cheddar o provolone o una mezcla)
  • Sal, pimienta y aceite

Para acompañar:

  • 1 Palta (270grs aprox.)
  • ½ Tomate redondo (180grs aprox.)
  • ½ cebolla amarilla o morada chica (70grs aprox.)
  • Jugo de ¼ a ½ limón
  • 50ml de Crema Agria (ó 50ml de Crema de Leche y 1 cdita de jugo de limón)
  • Sal y Pimienta
  1. Cortá la suprema de pollo en pechugas más chicas que es más fácil para cocinar. Salpimentar y dorar en una sartén a fuego medio con 2cdas de aceite (el que más te guste).
Foto: Sobran Sabores
  1. Mientras tanto, cortá en cuadrados chiquitos los 3 morrones y la cebolla. Podés usar morrón de un solo color, pero queda más colorido y más lindo si usás de tres colores.
Foto: Sobran Sabores
  1. Una vez dorado el pollo (tiene que estar cocido por dentro, pero no demasiado seco) retiralo y reservalo. En la misma sartén, agregá 1 cda más de aceite y los vegetales cortados.
Foto: Sobran Sabores
  1. Cocinalos, revolviendo de vez en cuando, hasta que la cebolla este transparente. Agregá el caldito y medio pocillo de agua para levantar los sabores de la sartén. Retiralos y reservalos en un bowl.
Foto: Sobran Sabores
  1. Desmenuzá el pollo con dos tenedores (podés cortarlo en cuadrados, pero es más fácil para armar la quesadilla si queda en hebras), mezclalo junto con los vegetales cocidos.
Foto: Sobran Sabores
  1. Colocá una sartén limpia a calentar a fuego bajo, colocá 1 wrap, déjalo calentar por 1 minuto, dalo vuelta y colocá un poco del queso. Encima agregá la mitad de la mezcla de pollo, luego un poco más de queso y tapá con otro Wrap. Tratá de distribuir toda la mezcla uniformemente para que llegue bien a todos los bordes.

Foto: Sobran Sabores
  1. Aplastá bien, tapá la sartén y dejá cocinar por 5 minutos hasta que se dore el Wrap. Luego dá vuelta la quesadilla y dorá por el otro lado.
Foto: Sobran Sabores
  1. Listo! Cortala en triángulos y servila con el guacamole y la crema agria. (Tip: la crema agria no es fácil de conseguir, pero la hacés agregando el limón a la crema y dejando que se espese sola por unos minutos). También podés acompañar con queso crema o salsa criolla.

Para hacer un buen guacamole, que no solo te sirve para acompañar estas quesadillas, sino que, para acompañar muchas cosas más, lo más importante es saber elegir bien la palta, un desafío no menor jaja.

  1. Tenés que fijarte que no estén golpeadas.
  2. Apretala despacio, si está muy firme le falta y si se hunde mucho se pasó. Tiene que estar suave y tierna. (Siempre podés comprarlas un poco firmes y esperar que maduren en tu casa, pero prestales atención porque maduran de un minuto al otro).
  3. Si le sacas el cabito y ves que adentro está negro, es que la palta adentro está negra, si esta verde le falta un poquito y si está un poco verde amarillento es que está en su punto.
  4. Por último, si cuando las pelás la cáscara sale entera, es que está en el punto perfecto, lástima que no podés pelar todas las paltas de la verdulería.
  5. Se oxidan muy rápido, así que, para poder conservarlas un rato en la heladera, siempre tenés que dejarles el carozo, rociarlas con limón y guardarlas bien herméticamente. También leí que, si las guardás con un trozo de cebolla, no se oxidan, pero habría que probar esta técnica.
  6. El verano es la temporada que mejor están las paltas, así que ¡aprovechalas!

Para el guacamole:

  1. Cortá la palta a la mitad a lo largo, dando la vuelta a toda la palta. Girala y separala, te vas a quedar con dos mitades de palta, una con carozo y otra sin. La que tiene el carozo, clavale con un golpe firme pero no muy fuerte la parte del medio del filo de un cuchillo, girá el carozo y lo retirás fácilmente (si no sos muy hábil con los cuchillos, podés sacarlo con una cuchara).
Foto: Sobran Sabores
  1. Pelá las paltas, cortalas, ponelas en un bowl y pisalas con un tenedor o pisapapas. Hay gente que le gusta procesarla, pero a mí me gusta que quede un puré más rústico.
Foto: Sobran Sabores
  1. Condimentá con sal, pimienta y el jugo del limón, andá probando la cantidad de jugo que le ponés; a mí me gusta con muuucho limón.
  2. Agregá el tomate y la cebolla cortados chiquitos, mezclá bien y listo!
  3. Podés hacerlo media hora antes de servir, pero conservalo con uno de los carozos dentro y tapado con papel film en la heladera.

Si sos fan de la comida mejicana, te dejo el dato la nota sobre Lupita: el mejor after office con sabores latinos de Buenos Aires. Si buscás más opciones te aconsejo entrar a Restorando y chequear las más de 900 propuestas de restaurantes y bares en Buenos Aires. ¡Reservá tu mesa gratis y en el momento!

Siempre fue amante de la cocina, empezó su carrera formal con administración pero también se animó a estudiar Pastelería en el IAG, y tiene su empresa Tant Pour Tant Catering. Se dedica a lo que le apasiona con mucho esfuerzo y amor, escribiendo recetas fáciles en su blog Sobran Sabores para ayudar a la gente a animarse a cocinar.

Compartir: