Receta de polvorones como los hacía la abuela: fáciles, caseros y frescos

Compartir:

Receta de Polvorones

Esta receta de galletitas es súper antigua, en las panaderías se solían pedir de a cuartos, como se hacía con los coquitos, las pepas o los alfajorcitos de maicena, por eso se las solía llamar “la panadería del cuarterío”. Incluso algunas panaderías las siguen vendiendo así.

La historia cuenta que la primera mujer que las hizo, para que le duren por más tiempo, las dejó secar en el horno por más tiempo, entonces las galletitas se desgarraban y se deshacían como polvo, de ahí el nombre “polvorón”.

Para 24 unidades aproximadamente necesitás:

  • Manteca: 65 g
  • Azúcar: 125 g
  • Bicarbonato de amonio: 10 g (o de sodio)
  • 1 huevo
  • Grasa (primer jugo bovino) o margarina: 65 g
  • Sal: una pizca
  • Esencia de vainilla: 1 cucharada
  • Harina 0000: 250 

Mezclar azúcar con manteca y grasa

1. Colocá la grasa a temperatura ambiente, si no encontrás el primer jugo bovino (que no tiene un lindo nombre pero se vende en los supermercados en la parte de pizzas y levaduras) le podés poner margarina.

A esto se le agrega la manteca pomada en un bowl junto con el azúcar y una pizca de sal. La manteca pomada es cuando la manteca está a temperatura ambiente, y tiene la contextura, valga la redundancia, de una  pomada de zapatos, pero NO derretida.

2. Batí los ingredientes hasta que se forme una especie de crema, vas a ver que la preparación se vuelve de color pálido y el azúcar está totalmente integrada y no se diferencia. Agregá la esencia de vainilla y mezclá de nuevo.

3. Una vez cremada la preparación, agregá el huevo e integrá todo de nuevo.

tamizá e incorporá la harina y el bicarbonato de amonio

4. Por otro lado, tamizá la harina y el bicarbonato de amonio (no te asustes con el nombre, en las dietéticas se consigue; pero si no podés usar bicarbonato de sodio.

5. Agregá los ingredientes secos a la preparación y mezclá hasta que se forme una masa sostenida. Retirala del bowl, colocala sobre papel film y formá un cilindro de aproximadamente 4 cm de diámetro. Llevá a la heladera hasta que esté firme para que puedas cortar.

Cortar polvorones de 2 cm de ancho

6. Cortá monedas de 2 a 3 cm de ancho y colocalas separadas en una placa levemente enmantecada (ojo que en la cocción crecen y se extienden). Aplastalas un poco con la mano.

Polvorines en el horno

7. Hornealas en un horno precalentado a 180 grados por 12-15 minutos hasta que tomen un poco de coloración. Una vez cocidas, retiralas de la placa con cuidado para que se enfríen.

8. Ideales para mojar en un café o una chocolatada. Si las guardás bien herméticamente te duran perfecto una semana.

Opcional: si querés hacerlas marmoladas con chocolate, una vez que tenés la masa hecha, a la mitad le agregás 15 g. de cacao amargo, integrás bien y luego formás el cilindro de masa mezclando ambos colores.

 

Sobran Sabores
Siempre fue amante de la cocina, empezó su carrera formal con administración pero también se animó a estudiar Pastelería en el IAG, y tiene su empresa Tant Pour Tant Catering. Se dedica a lo que le apasiona con mucho esfuerzo y amor, escribiendo recetas fáciles en su blog Sabores Sobran para ayudar a la gente a animarse a cocinar.