¿Dónde ir a comer? Argentina Países

Ninina abre su nuevo local y muestra el arte gastronómico en el Malba5 minutos de lectura

12 de diciembre, 2017

Ninina abre su nuevo local y muestra el arte gastronómico en el Malba5 minutos de lectura

Fachada Ninina Malba
Foto: Mariana Burgues

Ninina se suma a la propuesta del Museo Malba. Esta nueva apertura, que ya nos atrapó en sus locales de Palermo y de Villa Urquiza, ahora se puede disfrutar en Av. Presidente Figueroa Alcorta 3415. Es un espacio enorme, luminoso y cómodo. Tiene una entrada independiente y se une desde el hall principal a las muestras de arte exhibidas convirtiéndolo en un espacio único.

Los espacios en Ninina Malba

La mayoría de las mesas están en el espacio interno del restaurante. Para entender el lugar, lo dividiría imaginariamente en 2 partes: una parte que está en contacto con el hall de entrada del museo y otro con vista al deck.

Salón de Ninina Malba
Foto: Mariana Burgues

El primero cuenta con 2 mesas altas y amplias con sillas altas como banquetas. Este da a un mostrador donde Ninina exhibe sus propias obras de arte ¡las tortas y facturas! Bien acomodadas para tentarte a la primera mirada.

Tortas de Ninina Malba
Foto: Mariana Burgues

En este espacio también tienen el café que tanto caracteriza a Ninina. Se esfuerzan por ofrecer el té y café de mejor nivel. Por eso compran granos directamente de sus productores en Bolivia, Colombia y Perú. Ojo con esto porque hay granos que después de cierta temperatura pierden sabor y son para disfrutar a una temperatura más moderada de lo que algunos acostumbran. Antes de elegir uno, lo ideal es que consulten este detalle no menor.

Salón de Ninina Malba
Foto: Mariana Burgues

El segundo espacio interno tiene vista al deck y las mesas más chicas para juntadas más íntimas con amigos o en pareja. Al costado se puede ver la cocina y cómo preparan y van marchando los platos. Esto en lo personal siempre me parece entretenido.

Ninina Malba respeta no solo la estética moderna y cálida de los otros 2 locales sino que es fiel a sus raíces conservando el recetario de Marta Gueikian, referente de la pastelería porteña de los 80’s y 90’s y el primer eslabón en este legado familiar armenio que hoy se puede disfrutar en Palermo. Las ya conocidas recetas de Ninina son en mi opinión la niña bonita de la propuesta.

El brunch en Ninina

Deck de Ninina Malba
Foto: Mariana Burgues

Como buena amante del brunch creo que no hay mejor manera de arrancar el día que con algunos de los platos del menú de Ninina. Especialmente porque los podés pedir en cualquier horario y no correr con que se termina el horario de brunch. Debo decir que si bien Ninina está conectada al Museo Malba, no tienen los mismos horarios. Ninina abre de todos los días, de lunes a viernes de 8hs a 22hs y los fines de semana de 9hs a 22hs.

Llegué cerca del horario de almuerzo y por suerte el día estaba hermoso y pude sentarme en el deck que tienen con mesas al aire libre. Lo primero que me llamó la atención era ver cómo con tan poquito tiempo de tener el local abierto estaba todo funcionando bárbaro y los chicos súper entrenados. Para mi este punto no es lo único que hace a una salida en un restaurante pero definitivamente es lindo que te atiendan tan bien.

 tabla Ninina
Foto: Mariana Burgues

Para empezar pedimos una tabla Ninina, una tabla tremenda de fiambres: jamón cocido, jamón crudo, sopressata, crottin de cabra, gruyere, morbier, parmesano estacionado, aceituna, polpetta fior di latte y queso azul. Viene con unos pancitos para acompañar.

huevos de campo benedictinos
Foto: Mariana Burgues

Después me pedí unos huevos de campo benedictinos que vienen con english muffin, (un pancito estilo inglés) panceta ahumada, salsa holandesa y ciboulette. El huevo poché estaba perfecto en su punto, con la yema líquida ideal para mojar con el muffin con el que viene. La salsa holandesa no me resultó pesada para nada ¡todo riquísimo!

huevos benedictinos de Ninina
Foto: Mariana Burgues

Lo acompañé con un  jugo de pomelo y pera súper natural porque en Ninina no utilizan conservantes en sus recetas. También probé el de remolacha, apio, zanahoria, manzana verde y arándanos.e pareció que los sabores se complementan bastante bien pero no se lo recomendaría a alguien que no le guste el apio.

bagel de salmón de Ninina
Foto: Mariana Burgues

Con esto también pedimos un bagel casero con salmón ahumado, queso crema con mascarpone y ciboulette. La porción de salmón no la escatimaron en lo más mínimo, muy fresco. Para mí ya es un clásico de este tipo de lugares.

Mi visita a Ninina fue realmente un placer, tienen opciones para todos los gustos y me encanta que podés caer a cualquier hora y tenés todo el menú a disposición. ¡El lugar es lindísimo! Se puede ir a comer con amigos, en familia o incluso una salida en pareja para pasar un rato tranquilo, rodeado de arte y cerca de la naturaleza ¡Ya tengo ganas de volver!

Si buscás más opciones te aconsejo entrar a Restorando y chequear las más de 900 propuestas de restaurantes y bares en Buenos Aires. ¡Reservá tu mesa gratis y en el momento!

Compartir:

Mariana es amante del olor a café recién molido a la mañana y de la comida casera. Le encanta conocer nuevos lugares en la ciudad y está en la búsqueda del mejor helado de pistacho de Buenos Aires.