¿Dónde ir a comer? México Países

Madera (Hilton Santa Fe): Una experiencia de la cocina premium

14 de mayo, 2018

Madera (Hilton Santa Fe): Una experiencia de la cocina premium

7 minutos de lectura
Salón de Madera (Hilton Santa Fe)
Foto: cortesía de Madera (Hilton Santa Fe)

Cuando te diriges a Santa Fe, en la Ciudad de México, no sólo estás camino a uno de los principales distritos financieros de América Latina sino también a uno de los distritos con mayor oferta gastronómica de la capital mexicana.

Siendo el centro corporativo de la ciudad, Santa Fe se destaca por tener un tránsito constante de trabajadores marcado por las horas pico de entrada y salida de las oficinas que hacen de la zona una de las de mayor afluencia de la ciudad. Esto ha llevado a un gran desarrollo de la propuesta culinaria que no sólo ha beneficiado a quienes lo frecuentan diariamente, sino que ha favorecido a los viajantes que constantemente llegan a hospedarse en alguna de las principales cadenas hoteleras del mundo como Hilton Worldwide.

El sueño de Conrad Hilton

Madera (Hilton Santa Fe)
Foto: Juan Cesareo

Conrad N. Hilton abrió en 1925 su primer hotel con el objetivo de operar el mejor hotel de Texas. Su compromiso lo llevó a convertir la empresa en una de las compañías hospitalarias más grandes del mundo, con una visión enfocada en “…ofrecer experiencias excepcionales en todos los hoteles, a todos los huéspedes…”.

Es justamente esa visión la que uno siente reflejada al ingresar al restaurant Madera, ubicado en el lobby del Hilton Mexico City Santa Fe, en el corazón del complejo SAMARA que cuenta con oficinas corporativas y un amplio centro comercial.

Descubriendo nuevos sabores y texturas

Madera, se presenta como una nueva sensación gastronómica de la mano del Executive Chef Argentino Ezequiel Cardozo que busca combinar la cocina de México con los sabores más tradicionales de la comida mediterránea, luego de más de 10 años de especialización en la cocina española y asiática. Pero no es esta la única dualidad que este restaurant nos regalará a lo largo de esta experiencia excepcional, sino más bien será la primera con la que nos encontraremos al abrir la carta, casi de presentación, que se ofrece como menú.

Madera (Hilton Santa Fe)
Foto: Madera (Hilton Santa Fe)

El ambiente relajado es ideal para cenas de trabajo o incluso en pareja, con mesas con sillones semi circulares y música ambiente en volumen bajo que invita a conversar. La atenta mirada de los meseros permite a los comensales sentirse bien atendidos en todo momento, haciendo del servicio una experiencia premium, con una decoración sobria donde predomina la madera, que remite al nombre del restaurante.

Pero llega el momento más esperado de la noche, el de ordenar. El mesero recomienda algunas entradas y las dudas entre la variedad de opciones empiezan a sobrevolar la mesa. Finalmente la elección del chef y las recomendaciones del camarero encaminan la selección hacia 5 botanas para compartir que se dirigirán al centro de la mesa: aguachile de róbalo, croquetas de jamón ibérico, jamón ibérico, tartar de atún y tostas de queso de cabra son los seleccionados.

croquetas de jamón ibérico
Foto: Juan Cesareo

El primero en sorprender es el tartar de atún, con una presentación en frasco cerrado al vacío para mantener el ahumado al momento, bajo un colchón de mousse de aguacate y con germen de soya, jengibre, naranja y ajonjolí que acompañan al atún. La frescura del pescado lo ubica en el top de los mejores de la CDMX, con una textura dada por el mousse de aguacate que le da un sabor distinto a todos los que probé.

aguachile de róbalo
Foto: Juan Cesareo

Luego continuamos con el aguachile de róbalo, el cual viene acompañado con elote asado, cilantro, cebolla morada, limón y unas rodajas de jalapeño que le dan un sabor picosito rico, ideal para quienes nos gusta el picante. Y llega el momento de saborear las croquetas de jamón serrano (el chef optó por mandar por duplicado, ¡se agradece!) que van acompañadas de chutney de cebolla, alioli de chipotle y brotes de chícharo haciendo honor a la expectativa, casi deshaciéndose en la boca. Tiene un sabor que asombra a quienes disfrutamos de la buena comida y de experimentar nuevas sensaciones. Por lo que les recomiendo el viaje a Santa Fe y probarlas para entenderlo.

Las tostas de queso de cabra
Foto: Juan Cesareo

Las tostas de queso de cabra ceniza demuestran que el mix de sabores y texturas recién comienza, mezclando higos frescos, miel de Yucatán y nueces caramelizadas.

jamón ibérico restaurante madera (Hilton)
Foto: Juan Cesareo

Para cerrar el capítulo, las láminas de jamón ibérico teletransportan al Museo del Jamón en Madrid, permitiendo por unos segundos olvidar la distancia y recordar sabores únicos de la zona mediterránea.

Como no podía ser de otra manera, el maridaje va acompañado de vino de la casa. Za (madera en Otomí) de Bodegas El Cielo, del Valle de Guadalupe en Baja California es el vino que con su mix de Cabernet Sauvignon y Merlot y su sabor intenso complementa increíblemente los sabores de los platos. Porque la dualidad de Madera no está exclusivamente en la conjunción de cocinas, sino que esa es solo una de las piezas que destacan a este restaurante, la otra es su bodega. Una bodega que cuenta con más de 200 etiquetas de las cuales entre 170 y 180 son vinos de bodegas locales, de Baja California, Querétaro y otras zonas de México.
¿Y qué mejor segundo tiempo puede ir con un vino? Piensa el chef argentino para su comensal argentino que vive en México hace más de 6 años, carne.

El flat iron “alla tagliatta”
Foto: Juan Cesareo

El flat iron “alla tagliatta” hace su entrada a cámara y se roba la toma con un primer plano que le da espectacularidad a la escena. El mesero pasa a cortarlo en 4 y explicar a medida que lo hace que la cocción se termina de lograr en la mesa, sobre una plancha de piedra caliente que la hace crujir e inunda el ambiente de un humo blanco que hace a las papilas gustativas segregar saliva por demás.

carnes restaurante madera
Foto: Juan Cesareo

El sabor no defrauda y demuestra que la frescura de los ingredientes en Madera no es un slogan, sino que es cosa seria y aplica a todos los componentes de los platos. La guarnición de puré de papas rústico que acompaña sorprende con un sabor con pizcas de cebollín y una receta que parece estar guardada bajo 7 llaves, rememorando a la mano de la abuela. Para acompañar una ensalada de arúgula con láminas de parmesano condimentada con vinagreta muestra, una vez más, que la calidad y frescura de los ingredientes le dan un sabor excepcional a los platos.

Una nueva generación del Banana Split

Banana Split de Madera (Hilton Santa Fe)
Foto: Juan Cesareo

No podía irme sin dejar de probar alguno de los postres del menú, por lo que el mesero llega con un semifrío, una nueva sensación de texturas y sabores que lleva al banana split a un nivel más de lo que estamos acostumbrados. Helado de banana, acompañado de plátano dulce, con texturas de coco y pequeños merengues de azúcar que provocan una explosión refrescante en la boca y dan lugar al cierre de la noche junto con el último trago de vino de la casa.

La experiencia en Madera lo aleja de un restaurante de hotel y lo ubica dentro de un escalón de opciones premium pero a un precio accesible para quien trabaja o frecuenta la zona de Santa Fe y busca darse un gusto, o a un cliente, o a su pareja. El precio para dos personas fue de $1,200 MXN incluyendo propina y con vino lo que lo pone por debajo de costo de restaurantes de hoteles similares ubicados por la zona.

Madera (Hilton Santa Fe) queda en Antonio Dovali Jaime 70, Santa Fe. Aquí puedes hacer tu gratis tu reservación.

Te dejo también 10 restaurantes de Ciudad de México para turistas. Si buscas más opciones te aconsejo entrar a Restorando y chequear las más de 900 propuestas de restaurantes y bares en Buenos Aires. ¡Reservá tu mesa gratis y en el momento!

Compartir:

Juan Cesareo es un publicista argentino que vive hace más de 6 años en México, fan de la comida mexicana y de probar nuevos sabores sean de puestos de la calle o restaurantes más tradicionales. Extraña la pizza y el helado de Argentina, aunque lo compensa cocinando panqueques con dulce de leche (y otras variedades) cada vez que puede. Podés seguirlo en Instagram: @juancesareo