¿Dónde ir a comer? Argentina

Los clásicos italianos que no podés dejar de visitar

5 de febrero, 2019

Los clásicos italianos que no podés dejar de visitar

7 minutos de lectura

¿Un poco de historia?

Cuando nosotros éramos chicos allá por la década del 50, la cocina italiana y más específicamente las pastas, se hacían y se comían los domingos exclusivamente en las casas de origen italiano.

También, se extendían al resto de los mortales los días de lluvia, sin asado, gracias a las casas de pastas en manos de italianos o sus descendientes que se caracterizaban por las interminables colas domingueras.

Para comerlas afuera, estaban las cantinas de La Boca, los bodegones de barrio y figuraban en alguna, que otra carta de los restaurantes con gran cocina de la época ubicados en el centro de la ciudad. A partir de la década del 80 con el advenimiento de los llamados ristorantes Italianos, (hasta Cipriani abrió su sucursal en Buenos Aires ) la pasta llegó a las mesas vestidas con manteles y la gastronomía italiana vino para quedarse con los paladares porteños. Aunque no todos perduraron en el tiempo, hay algunos que pasaron a ser los clásicos que no te podés perder.

1- La Stampa

Es sin duda uno de ellos. Celebró su 30 aniversario y sigue manteniendo la calidad y la calidez de siempre. Desde aquel mítico local en Las Cañitas donde el napolitano Felice Ambrosio y familia le otorgaron el espíritu hogareño que después supieron trasladar, tanto a la sucursal de La Recova, como al más nuevo de Salguero, que es dónde estuvimos en esta ocasión para conocerlo y al que vinimos a almorzar la pasta de la  doménica.

Los clásicos Italianos
Foto: Cortesía de La Stampa

Las entradas

Siendo clientes de la primera hora, aunque la carta propone variedad de entradas entre frías y calientes, venir a La Stampa para nosotros es a comer de entrada la pizza margherita. Pero esta vez cambiamos por la farinata con queso y verdeo que estaba increíble ¿También te pasa que ves lo que sirven en la mesa de al lado y te tentás?  

La Pasta

Siempre  venimos especialmente por los ravioli  de espinaca que salen con salsa de pomodoro fresco y el infaltable basilico. Si sos de los que va a un lugar a comer un plato en particular, te recomendamos estos ravioli que aunque los traiga el camarero, parece que te los está sirviendo la nonna.

Elegir entre los clásicos postres

Y de postre, un tiramisú que estaba perfecto. Si venimos con amigos pedimos el zabaglione que es sublime y abundante como para cucharear entre todos.

La cortesía una marca registrada

El café llega con los crujientes biscotti, como hechos por la mamma , una cortesía de despedida igual que las bruschettas y la copa del Aperol de bienvenida.

Salir a comer es compartir

La nota de color es que en todos estos años, cada vez que venimos, nunca dejamos de encontrar un conocido o un famoso que eligen el lugar como nosotros: para compartir la comida, el momento y confirmar que en la cucina de La Stampa la Passione está más viva que nunca.

La Stampa queda en:

📌Jerónimo Salguero 2741, Palermo.

Reservá tu mesa

📌Posadas 1011, Retiro.

2- Sottovoce

Ya habíamos estado en varias ocasiones en el originale que hace 15 años Alejo Weissman y su hermano abrieron en Recoleta. Esta fue nuestra primera vez en el elegante ristorante de Puerto Madero, en el que se respira un aire cosmopolita entre turistas y gente de mundo.

Los clásicos italianos
Foto: Cortesía de Sottovoce

Para comenzar

Cuando la carta trae variedad de propuestas y todas nos gustan, le pedimos consejo al maitre y ¡lo bien que hicimos!

Si pensabas como nosotros, que la burrata y el prosciutto eran un buen matrimonio probala con brezaola y vas a conocer a la pareja perfecta.

Los principales

Si bien la carta ofrece risottos, carnes, aves y pescados, en esta decisión no hubo dudas: vimos el rotolo alla bolognesa y lo pedimos, viajamos con los sabores a la ciudad homónima y  nos sentimos como en el emblemático  Al Papagallo allá por los 60. Cosas de viejenials como verás…

Y nobleza obliga, no podés dejar de pedir los tagliatelle con la salsa Sottovoce , una mezcla de tomate y pesto veramente deliciosa.

Los clásicos italianos
Foto: Cortesía de Sottovoce

Un gelato per dividere

Una vez más pedimos recomendación y fueron los helados que son artesanales y sin conservantes. Además, los de fruta varían con la estación así que pedimos para probar el de mandarina, un broche espectacular para cucharear de a dos.

Disfrutar y querer volver

Todo invita a prolongar la velada entre la charla y el proyecto de hacer una paseggiata a la vera del canal a pleno sol, si venís a almorzar o bajo las estrellas después de cenar ¡Arriverderci !

Sottovoce está en:

📌Av. del Libertador 1098, Recoleta.

📌Av. Alicia Moreau de Justo 176, Puerto Madero.

Te puede interesar:  Restaurantes clásicos porteños

3- Il Matterello

Es un clásico para sentirte como en familia o como en casa de amigos y su nombre es como se le dice en italiano al palo de amasar, en honor a la pasta fatta a mano.

Desde hace 25 años, cuando abrió sus puertas en La Boca, además de la buena comida, lo mejor era ser bien recibidos y atendidos por sus dueños.

La propuesta, muy innovadora en su momento, acercaba  los sabores de Módena y Génova de dónde eran oriundos los Stagnaro. Allí probamos por primera vez una pasta amasada con rúcula. La rúcula fresca (que aunque no lo creas no se conseguía en las verdulerías todavía) y los tomates secos por encima a modo de salsa sorprendían al igual que las otras preparaciones e ingredientes exclusivos. 

Por eso cuando hace cinco años anunció que sus hijos abrieron la sucursal de Palermo Soho, por supuesto que enseguida vinimos y a comer los tagliatelle allá rucola, por razones sentimentales.

Los clásicos italianos
Foto: Cortesía de Il Matterello

Los antipasti

De las entradas, imperdibles las olivas all’ascolana, son las mejores. Siempre las pedimos pero esta vez además nos tentamos con la lingua allá módena, una entrada original de la carta donde también podés encontrar en la misma línea un buen vitello tonnato o un rico matambre casero.

Las pastas artesanales

Esta vez por recomendación de nuestros excelentes anfitriones Estela y Fernando, cambiamos y probamos los increíbles  fazzoletti alla carbonara. Al respecto nos contaron que fazzoletti significa pañuelitos y que a la salsa para adaptarla al paladar porteño le suman un toque de crema para suavizar los sabores de la carbonara.

Los clásicos italianos
Foto: Cortesía de Il Matterello

El pesto queda perfecto con los tagliolini, que también podés pedir con ajo, aceite de oliva y con el toque justo y necesario de peperonccino.

Gran finale

Aunque la carta de postres es bien variada y no faltan los clásicos como el tiramisú ni el postre de la Nonna (una reversión de la sopa inglesa) aceptamos la sugerencia de probar la crostata di arangio, que con el helado resultó una combinación muy refrescante.

Manjares para finalizar una gran noche. Deliciosa comida casera , en muy buena compañía, reafirmando la cordialidad y la hospitalidad de siempre ¡Arrivederci amicci!

Il Matterello está en:

📌Thames 1490, Palermo Soho.

📌Martín Rodríguez 517 , La Boca.

¡Reservá tu mesa!

Para tener en cuenta

En los clásicos aplica la opción per dividere que es como se pide en Italia, a la hora de compartir un plato. Aunque allá , las porciones no son tan abundantes como lo son las de acá.

El recurso es recomendable para probar más variedad de la carta. También califica para tiempos de crisis y se ve notablemente reflejado en el promedio del gasto per cápita.

Te puede interesar:  Hattori Hanzo: Un toque Japonés en Palermo

Si buscás más opciones entrá a Restorando y chequeá las más de 900 propuestas de restaurantes y bares en Buenos Aires. ¡Reservá tu mesa gratis y en el momento!

1+
Compartir:

Somos Gaby (una cocinera aficionada con más de 50 años de experiencia, habitual seguidora de canales y blogs de cocina y gastronomía) y Quique (un vocacional cafetero-parrillero-sommelier-proveedor de insumos comestibles y afectivos). A los dos nos gusta comer rico y bien en casa, afuera o de viaje y compartir la buena mesa y los mejores momentos con nuestros familiares y amigos. También somos autores del blog Bonappeclic.
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *