Los 5 mejores Brunch de Santiago de Chile7 minutos de lectura

Brunch
Foto: Cortesía de Coquinaria

Si despiertas tarde con un hambre tal que no sabes si tomar desayuno o almorzar, existe una opción que es lo que justo estás buscando, un buen brunch contundente que te permita comer algo rico y suficiente para continuar con el resto del día sin hambre.

El brunch es un concepto inglés de mediados del siglo XIX pero que se puso popular en  Estados Unidos en la década de los 30´ que combina el desayuno (breakfast) y el almuerzo (lunch) en un solo momento del día creándose así el acrónimo BRUNCH.

Este, se sirve desde las 11am hasta las 3pm y se compone principalmente por preparaciones saladas como huevos, tostadas, embutidos, tocino, panes, papas, y dulces como panqueques, waffles, frutas, café, té, y para los más osados brebajes bajos en alcohol creados con espumante y jugo de frutas.

En Chile este concepto se volvió popular hace un par de años y cada día la oferta se vuelve mayor y más creativa. Con opciones para todos los gustos (desde amantes de la carne hasta vegetarianos) todos tienen un punto en común; hacernos comer hasta no poder más.

Aquí les dejo mis recomendaciones para ustedes

CAFETÍN

Cafetín
Foto: Cortesía de Cafetín

Cafetín es la última apertura de esta lista y se destaca por una carta simple pero para todos los gustos. Estratégicamente ubicada cerca de hoteles, oficinas, departamentos y a pocas cuadras del metro es accesible para todos ya sean locales o turistas.

Al entrar se aprecia un aire al puro estilo cafetería gringa y lo mejor es la rapidez de su atención, pidiendo la orden en el mesón (todo está escrito en un pizarrón) y llevándose un número para que lleguen los platos a pocos minutos.

Ofrecen 3 opciones de brunch con nombres de la mitología griega(Apolo, Ilíada, Odisea) que tiene como denominador común tostadas con huevo, café a elección, jugo de naranja natural y la opción de yogurt con granola o brownie con helado.

Lo que más me gusta de este lugar son sus opciones de café filtrado; Sí, tienen café en máquina, pero hay algo que tiene el café filtrado que me encanta y son pocos los lugares que tengan comida rica y buen café.

Tiene terraza de fumadores, red wifi mesas y sillones cómodos para ir a relajarse el fin de semana o para instalarse a trabajar con tu brunch y tu taza de café.

Precio promedio para 2 pp: $21.800

Recomendaciones: Pagar un poco extra por un café filtrado donde se puede elegir entre 5 tipos de extracción distinta.

Cafetín está ubicado en Don Carlos 3185, Las Condes.

Holm

Brunch de Holm Ensaladería
Foto: Cortesía de Holm

Este local ya es un clásico de la comuna de Providencia, con un concepto muy particular; ensaladería durante la semana y uno de los brunch más contundentes que he visto.

Con opciones desde un brunch tradicional (con salchichas, huevos, papas, etc.) hasta un brunch completamente vegano (con tofu revuelto, humus, pastas de verduras) todos acompañados de un muffin acorde, pomelo caramelizado y un pan casero tan rico que querrás pedir más porción.Ojo que si quedas con ganas está la panadería del mismo nombre al lado del restaurant.

¿Otro buen dato? Puedes acompañar tu generoso brunch con cerca de 50 tipos de jugos prensados con mezclas  de frutas y verduras muy ricas y nutritivas. Les recomiendo ir temprano porque generalmente está lleno pero si hay fila vale la pena esperar.

Precio promedio para 2 pp: $22.000 junto a dos jugos prensados chicos.

Recomendaciones: El brunch vegano y su humus

Holm está ubicado en Padre Mariano 125, Providencia

Coquinaria

Brunch de Coquinaria
Foto: Cortesía de La Compostera

Para los amantes de un brunch con su pizca de malicia este es su local. El coquinaria es un restaurant/emporio gourmet que tiene distintos locales en Santiago. Para mi el mejor es el que está ubicado en Isidora Goyenechea a un costado del hotel W principalmente por su gran terraza.

Durante los fin de semanas se suma a su rica carta la opción de brunch el cual te transporta a Francia con sus omelettes, croque monsieur o madame, crossaints de jamón y queso.

Un menú de 2 tiempos de brunch en el cual están además los clásicos como huevo benedictino, granola casera, y acompañados por café y jugo natural. Lo bueno además que hay brunch pensados especialmente para niños.

Para los más osados se puede agregar clásicos con alcohol como el bloody mary, mimosa o spritz o bellini. Con todas estas opciones un brunch se puede extender hasta muy tarde y transformarse en una buena celebración con amigos o un día romántico.

Pase a comer y entre a su emporio donde tendrá todo lo que necesita para un aperitivo o comida rica esa noche, además de tener una terraza está abierta y con calefactores durante los días de frío algo que se agradece.

Precio promedio para 2 pp: $23.000

Recomendaciones: Su omelette gigante con verduras y fitness coquinaria

Coquinaria tiene 3 locales ubicados en:
Isidora Goyenechea 300 local S101, Las Condes
Alonso de Córdova 2437, Vitacura
José Alcalde Délano 10533 local 1508, Lo Barnechea

Quinoa

Brunch de Quinoa
Foto: Cortesía de La Compostera

Pocos lugares son tan acogedores a cualquier hora del día y que más encima dentro de sus preparaciones no hayan carnes.

El Quinoa desde su apertura hace ya unos años sigue atrayendo y atrayendo a comensales que vienen a probar sus ricas ensaladas, desayunos y lo mejor de todo son2 opciones de brunch que sirven de lunes a sábado.

Lo distinto de este brunch es que tiene miles de opciones para untar el pan como una clásica once chilena con paltas, huevos, mermelada, tomate, hummus (para la opción vegana), los jugos naturales como piña jengibre o pomelo recien exprimido, el café o su amplia variedad de té, y para qué decir su yogurt con granola, y su sorprendentemente rico brownie crudivegano.

Este restaurant es para ir con toda la familia e instalarse a conversar a comer y pedir extra de todo. Recomendado reservar principalmente los fin de semanas para no tener que esperar 30 minutos por una mesa.

Precio promedio para 2 pp: $21.000

Recomendaciones: Su pan integral y brownie crudivegano

Quínoa está ubicado en Luis Pasteur 5393, Vitacura.

White Rabbit

Brunch de White Rabbit
Foto: Cortesía de La Compostera

Cuando tienes ganas de transportarte a Nueva York en un minuto el brunch  de White Rabbit es el que debes elegir. Solamente los clásicos huevos pochados; florentinos, benedictinos, royales, o el creativo chileno que viene con palta y pebre, presentados en su forma tradicional; en pan brioche y coronados con su cremosa y sabrosa salsa holandesa.

Este brunch es para fuertes y hambrientos. Se comienza con 3 brebajes distintos; café, jugo del día y la opción de espumante, mimosa y mi favorito, el bellini que en vez de servirlo en el concentrado de durazno que lleva su nombre, hacen su versión casera con puré de huesillos natural. Todo un descubrimiento que no debe dejar pasar.

White Rabbit Postre
Foto: Cortesía de La Compostera

Luego los platos fuertes, no subestimen el poder de estos huevos pochados, son tan ricos que luego de comérselos y sin darse cuenta uno está repleto.  Si eres valiente y crees tener un poco de espacio viene la cuota dulce donde se puede elegir entre unas mini donuts o un sticky toffe pudding. No se desanimen si no hay espacio porque si es día sábado uno puede quedarse ahí tomando café, o una nueva ronda de bellini, cervezas o aperol, hasta que el hambre vuelva otra vez.

El restaurant es lindo y con buen ambiente, siempre está llenos de extranjeros atraídos por su carta, y está ubicado muy cerca de La Chascona, la famosa casa/museo de Pablo Neruda en Santiago.

Precio promedio para 2 pp: $35.000

Recomendaciones: Bellini con puré de huesillo y el sticky toffee pudding

White Rabbit está ubicado en Antonia López 0018, Bellavista

Compartir:
La Compostera
Antonia es profesora, cocinera y coach en alimentación saludable, graduada del prestigioso Natural Gourmet Institute de Nueva York.
Además de enseñar a otros en como alimentarse mejor, a ella le encanta el deporte que complementa su alimentación, el vino tinto su placer culpable y conocer restaurantes con onda y platos ricos aptos para vegetarianos. También es autora de La Compostera