Los 10 mejores cócteles para disfrutar en otoño – Primera parte7 minutos de lectura

Tragos de Otoño

Para seguir disfrutando después del verano y sacarle el jugo a la nueva temporada en que las hojas caen y nos acercamos al frío, te contamos cuáles son los 10 mejores tragos para el otoño y cómo hacerlos en casa.

En este costado del planeta entramos en la estación más sepia de todas. Las hojas del los árboles van cambiando de color y la temperatura empieza a descender. Con el fin de potenciarla y acompañarla a la perfección, buscamos los sabores que mejor combinan con los meses de otoño en diez cócteles que jamás pasarán de moda.

Del inglés ‘cock’s tail’, nacieron en una cantina mexicana donde mezclaban varios tipos de aguardientes con jugos frutales que se veían como colas de gallo, de ahí su denominación cock tail, extendida en nuestros días y glorificada por bartenders, baristas y sommeliers de todo el mundo.

Para disfrutar el otoño, necesitamos cócteles de cuerpo pesado y perfume anaranjado, con aguardientes que animen la garganta y texturas cremosas. De los sabores amargos a los más dulces, de la sal y el limón al café con crema, éstos son nuestros 5 primeros tragos favoritos para conquistar el otoño.

1. MargaritaMargarita

Gracias a Jalisco y al agave por el milagro del tequila. Sin términos medios, o lo amas o lo odias, y para los que disfrutan un buen tequila éste cóctel es uno de los más completos mientras nos preparamos para el invierno.

Hay todo tipo de mitos y leyendas sobre su verdadero origen. Uno de los más afamados es que el autor fue un camarero de Tijuana, México, que lo bautizó en honor a la increíble belleza de una joven bailarina llamada Margarita Carmen Cansino, quien luego se convertiría en Rita Hayworth, una de las actrices más emblemáticas del cine norteamericano. Otros dicen que lo inventó el gerente del Hotel Crespo en Puebla, México, en 1936, para su novia que le gustaba tanto la sal y la usaba para todo.

Ya para los años cuarenta José Cuervo tenía campañas publicitarias con el lema “Margarita: es más que un nombre de mujer”. Y, ciertamente, también es una compañera ideal para el otoño.

¿Cómo preparamos un buen Margarita?

Con 50 ml de tequila, 25 ml de triple sec, 15 ml de limas o limón, y sal.

Podemos batirlo con hielo y servirlo frozen, en las rocas o sin hielo, según el gusto individual y la temperatura del momento. Un margarita clásico se sirve con los bordes remojados en limón y contorneados con sal.

2. Bloody Mary

Bloody Mary

Nos ponemos más picantes y fogosos. Desde París, Francia, llega este cóctel a base de vodka y jugo de tomate que aviva corazones y levanta el espíritu. Para los más audaces nada mejor que un delicioso bloody mary durante los días otoñales.

Por su efecto placebo el bloody mary es un trago ideal para las resacas y se acostumbra a beber temprano, siendo uno de los protagonistas del brunch.

Dicen que su nombre hace referencia a la reina María I de Inglaterra quien recibió la fama de “bloody”, sangrienta, por dar la orden para una cruel persecución contra los protestantes en el siglo XVI. Existen varias fábulas en torno a su invención, lo cierto es que el Bloody Mary es un cóctel único en su especie, sabroso de principio a fin, y en otoño se disfruta más.

¿Cómo preparar un Bloody Mary?

En un vaso largo con hielo revolvemos suavemente 45 ml de vodka, 90 ml de jugo de tomate, una pizca de sal y pimienta, 3 gotas de salsa Worcestershire o salsa inglesa, salsa de Tabasco a piacere, y 15 ml de jugo de limón o lima.

Podemos decorarlo con una rodaja de lima, pepinillos en vinagre o, nuestro recomendado: unas ramas de apio fresco.

3. Negroni

Negroni

Clásico de clásicos, el Negroni es un aperitivo ideal mientras la ciudad se llena de hojas y comienzan los primeros fríos. A base de ginebra, el elixir de los dioses que enciende el cuerpo entero, el Negroni es uno de los tragos más tradicionales en la historia.

Para preparar un Negroni:

En un vaso bajo y ancho con cubos de hielo añadimos unas gotas de limón, y agregamos 30 ml de gin, 30 ml de Campari y 30 ml de vermut dulce. Lo más importante es que las partes sean iguales para que no sea demasiado fuerte ni demasiado dulce y que no se agüe, por eso es mejor que las bebidas estén frías y el hielo no sea picado. El jugo de limón potencia los sabores de las tres bebidas.

En la fórmula original, el Negroni se adorna con una rodaja de naranja en el filo del vaso o con un espiral de cáscara de limón adentro. Es uno de los aperitivos más elegantes y sobresale cuando los días se acortan y el sol empieza a caer.

4. Manhattan

Manhattan

Otro de los cócteles más famosos en la historia del buen beber. Protagonista en el cine de los años cuarenta y cincuenta, el Manhattan data de 1899, cuando un coronel de viaje en barco con amigos de Nueva York se quedó sin más bebida que whisky y vermut y decidió mezclarlos, con tan buenos resultados que perfeccionó la receta y la bautizó en honor a sus amigos de la isla. Hoy el Manhattan es un cóctel internacional, distinguido y cosmopolita.

¿Cómo hacer un Manhattan?

El Manhattan es un aperitivo clásico que nos transporta a la ciudad de Nueva York y muy fácil de preparar. Necesitamos 50 ml de whisky a base de centeno, bourbon o whisky canadiense, 25 ml de vermut rojo y unas gotas de Angostura Bitters.

Para un buen Manhattan vamos a tener que batir la coctelera con mucho hielo y servir en una copa fría sin hielo adornada con una cereza, guinda o rodaja de limón. Podemos elegir entre un “Dry Manhattan” usando vermut seco, o un “Perfect Manhattan” con partes iguales de vermut rojo y vermut seco.

Old Fashioned

Old Fashion

Como su nombre lo indica es un cóctel conservador ychapado a la antigua”. El Old Fashioned es un trago elaborado que magnifica el sabor del whisky, o el bourbon, con un sofisticado toque dulce y amargo y perfume de naranjas. El favorito de Don Draper en Mad Men, nos remite a la época dorada de los años sesenta y nos lleva a los bares ocultos de Nueva York.

¿Cómo preparamos un buen Old Fashioned?

Existen distintas interpretaciones para su correcta elaboración, hay quienes usan dos vasos, algunos lo prefieren con whisky de centeno y otros con bourbon de maíz. Lo cierto es que se prepara en el vaso ancho y bajo que lleva su nombre.

Uno de los métodos tradicionales es poner un terrón de azúcar en el vaso y rociar con un par de gotas de amargo de Angostura Bitters. Esperar 2 minutos y mezclar bien hasta que se disuelva el azúcar y pintar el vaso. Agregamos 2 cubos de hielo, servimos 60 ml de whisky o bourbon y removemos suave y circularmente durante 1 minuto. Por último, quemamos una cáscara de naranja sobre el vaso para aromatizar con las chispas de su jugo y la añadimos. También se adorna con cáscara de limón.

Para sentirnos en el universo Mad Men y elevar unos grados la temperatura otoñal, el Old Fashioned es otro de nuestros tragos preferidos de la estación.

Compartir:
Violeta Zapiola
Violeta es Periodista y Sommelier. Trabajó en los mejores restaurantes y bares de Europa y América del Norte, y escribe en el magazine digital Maleva desde sus inicios. Apasionada por la historia que esconden los sabores, va más allá en cada una de sus notas.