¿Dónde ir a comer? Argentina

La Cabaña: la histórica parrilla porteña con vista al río en Puerto Madero

3 de julio, 2018

La Cabaña: la histórica parrilla porteña con vista al río en Puerto Madero

6 minutos de lectura

Llegar a un restaurante con más de 80 años de historia genera, al menos en mí, mucha expectativa. Tres barrios unen la historia de La Cabaña. Inicialmente la parrilla estaba en la zona de Congreso en 1935, tuvo un breve paso por Recoleta, y ancló hace años en Puerto Madero. Y aquí estamos, con vista al río, intentando escapar de la jungla de cemento al menos por un rato.

La Cabaña
Foto: cortesía de La Cabaña

Mucho cuero, fotografías recuperadas del restaurante original, una nutrida cava de vino y una incandescente parrilla a la vista son las primeras impresiones. Hay espacios para todos los gustos, desde el cálido salón principal, pasando por la galería con vista al río y por supuesto un salón privado por donde pasaron grandes figuras internacionales. Entre sus visitantes ilustres se destacan Steven Spielberg, Walt Disney, Bill Clinton, Fidel Castro, Sophia Loren, Keith Richards, Madonna, por nombrar algunos de los muchísimos que tuvieron el placer de probar sus carnes.

La Cabaña es un poco eso, la mezcla entre locales y turistas con un fin común: comer carne de primera. Y como a eso vinimos, que empiece la función.

la cabaña
Foto: Explorador Gastronómico

Como siempre digo, el servicio de mesa genera polémica. Pero cuando el mismo puede llenarnos al punto de dudar si pedir una entrada, puede ser interesante. Acá te reciben con un trío que incluye una pequeña y jugosa empanada de carne, una bruschetta y una cuchara con creaciones del chef Diego Moyano, en este caso de pollo al escabeche. Eso acompañado de unos panes caseros y tres cremas para untar son una buena manera de abrir el apetito. Teniendo en cuenta que es un lugar con precios elevados, es una buena opción para ahorrar unos pesitos en la entrada. 

Chorizo de La Cabaña

Hay todo tipo de entradas. Las hay frías destacándose el carpaccio de ternera con tapenade de olivas, calientes como la sopa de calabaza con tropezones de chorizo colorado o los bombones de queso camembert, sobre chutney de tomate y polvo de jamón. Pero nosotros vinimos por la parrilla, y cómo saben, nada como unas buenas achuras para comenzar. Chorizos, morcillas, salchicha parrillera, riñoncitos, chinchulines, mollejas y provoletas. Para los indecisos sale rueda de achuras y hasta para los vegetarianos o quienes buscan una opción más light, los vegetales grillados. Como no somos ni indecisos ni light, sale una exquisita rueda de salchicha parrillera, bien sabrosa y crocante, acompañada de una provoleta “La Cabaña” con panceta, morrón asado y tomate fresco.

La excelencia en carnes viene acompañada de dos grandes genéticas de ganado vacuno. La primera y una de las más utilizadas en Argentina, Aberdeen Angus, con gran adaptación al suelo Argentino y con trazabilidad del producto desde el corral a la mesa. La segunda, Wagyu Argentino, ideal para paladares exigentes por su grasa intramuscular lo que le da una terneza, jugosidad y sabor único.

la cabaña
Foto: Explorador Gastronómico

Al abrir la carta encontré tantas opciones interesantes para pedir que confieso la elección fue muy difícil. Porque no solo cuentan con los cortes clásicos como entraña, ojo de bife, bife de chorizo, tira de asado del centro. Tienen también opciones para compartir como el ojo de bife del rey de 800 gramos, el gran baby beef de 1000 gramos, el viejo y querido bife con lomo, el chateubriand y hasta una pieza entera de lomo que vuelve loco a los turistas. Todos cortes de primera, uno mejor que el otro. Pero ya que hablamos de cortes para paladares exigentes, decidimos por esta vez inclinarnos por un tierno asado del centro de Wagyu, todo un lujo. Considero que hay cortes de Wagyu donde el marmoleado se aprecia al máximo y en otros no tanto. En un asado banderita es un poco más difícil de apreciar ya que de por si el asado es un corte sabroso por la cantidad de grasa que posee. Pero la grasa intramuscular del Wagyu a la parrilla le da un sabor final a manteca ahumada único.

carne de la cabaña
Foto: Explorador Gastronómico

Si lo tuyo no es la carne roja, calculo que probablemente no estarías leyendo esta nota. Pero en la carta sobran cortes para que nadie se quede afuera, desde matambrito de cerdo, pasando por un pollo deshuesado o un delicioso atún rojo grillado. Todos los platos pueden acompañarse de una variedad de clásicas guarniciones como papas fritas, purés, espinacas a la crema, papas soufflé, calabazas al romero, papas al plomo o unos hongos salteados a la provenzal. Aplauso para las papas fritas, bien crocantes, crujientes, compañeras ideales para una tira de asado.

creme burlee de la cabaña
Foto: Explorador Gastronómico

Se va cerrando la noche, llega la hora de las cositas dulces. La carta se divide en clásicos y de temporada. Los clásicos son lo que a todos nos gustan, flan con dulce de leche, panqueques, helados y uno de mis favoritos, el queso y dulce. Y entre los de temporada podemos encontrar delicias como mousse de chocolate con trufa de café, crocante de frutas del valle con crema helada, éclaire con diplomata de naranjas y frutos rojos. Y lo que pedimos nosotros, creme bruleé de dulce de leche, una bomba azucarada, cremosa, ideal para compartir. ¿Indeciso? No te preocupes, hay degustación de postres que incluye una mezcla de las mejores opciones.

La Cabaña es ese lugar donde llevar a un turista que busca lo que pudo haber visto de la carne Argentina en internet desde la comodidad de su país. Donde tomar un buen vino con vista al río, degustar imponentes cortes de carne, en un ambiente donde abunda el cuero, las maderas nobles y una gran parrilla a la vista. Todo el show acompañado de la calidad de las carnes.

La Cabaña queda en Alicia Moreau de Justo 380, Puerto Madero. Acá podés hacer tu reserva gratis.

Te dejo también 5 lugares para comer en la barra y sentirte como turista en Buenos Aires. Si buscás más opciones te aconsejo entrar a Restorando y chequear las más de 900 propuestas de restaurantes y bares en Buenos Aires.¡Reservá tu mesa gratis y en el momento!

Compartir:

Cocinar, comer y viajar, son sus grandes pasiones. Cuando va a comer a un lugar nuevo siente ese cosquilleo de las primeras citas románticas. Nunca se niega a un asado. También es autor de Explorador Gastronómico.
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *