¿Dónde ir a comer? Argentina

Fervor: una parrilla de lujo con brasas de campo y mar

24 de julio, 2018

Fervor: una parrilla de lujo con brasas de campo y mar

5 minutos de lectura

Noche fría en el coqueto barrio de la Recoleta, hasta acá llegamos para probar las delicias que Fervor tiene para ofrecernos. Una parrilla que conjuga tierra y mar. ¿Por qué digo esto? Porque es eso, un bodegón de lujo donde podemos pedir desde un bife de chorizo madurado hasta un mero a la parrilla pasando por buñuelos de acelga o el siempre tentador revuelto gramajo.

Fervor: una parrilla de lujo con brasas de campo y mar
Foto: cortesía de Fervor

Arrancamos:

Creo que lo ideal para definir cómo empezar, es pensar muy bien con qué vamos a seguir. Y para ello, nada como confiar en la palabra de los mozos, de esos que tienen años de oficio, para poder armar un buen recorrido. Nuestra noche fue para el lado de las carnes, así que sale una buena rueda de achuras. La rueda incluye chinchulines, riñones, salchicha parrillera y unas mollejas cremosas. Cabe destacar que tanto la salchicha parrillera como los chorizos se producen íntegramente en el local, dándole su toque distintivo, un lujo.

Fervor: una parrilla de lujo con brasas de campo y mar
Foto: cortesía de Fervor

Este fue nuestro comienzo, pero sinceramente el menú tiene tantas y tan variadas entradas que fue difícil la elección. Hay paté de campo, empanadas santiagueñas, tortilla de papas, provoleta, morrones y setas a la parrilla, de todo. Y como si esto fuera poco, si el recorrido va por el lado del mar, hay un plato de rabas con frituras de zucchini y berenjenas que me quedó en la cabeza para la próxima visita. Otro clásico tentador, el brochette de langostinos y calamares, se veía de maravillas.

Los principales:

Como dije anteriormente, nos armaron un recorrido para finalizarlo con carnes a la brasa. Y acá sí que tenés los cortes que se te ocurran para divertirte un buen rato. Cabe destacar que dentro del restaurante tienen una cámara de maduración en seco que lo que logra es que la humedad de los cortes de carne se evapore. ¿Para qué sirve eso? La evaporación reduce el peso de los cortes, concentrando sabores. Es decir, carnes tiernas y sabrosas. ¿Qué más querés? Para comprobarlo, le pedimos recomendación a los mozos y salieron dos de los cortes que más me gustan: bife de chorizo y tira de asado especial.

Fervor: una parrilla de lujo con brasas de campo y mar
Foto: cortesía del Explorador Gastronómico

Y así llegaron, relucientes sobre una bandeja de hierro. Solo con verlos se notaba la mano del parrillero. Tratados delicadamente, grillados de manera envidiable. Primer bocado tierno, bien jugoso, como lo pedí. Me pongo mimoso y venga ese abrazo para el mozo que me recomendó el bife de chorizo. Tanto la calidad del bife, como el punto de cocción exacto dan un resultado final realmente impecable. Por suerte en Buenos Aires contamos con increíbles parrillas, pero no en todas el punto de cocción es exacto. Habla de un buen parrillero y un buen tratamiento de la carne, donde todo se hace en el momento. Y al finalizar la noche y pedir la cuenta, eso se valora y la cuenta tiene otro sabor. Todos sabemos lo que cuesta salir a cenar hoy en día, así que un producto y servicio acorde se valora y mucho.

¿Qué contar de la tira de asado? Cortado estilo banderita pero gruesito, bien de las costillas del centro, con mucha carne y la cantidad justa de grasa. Venga otro abrazo. Como guarnición están las clásicas papas fritas, papa al plomo, ensaladas y una gran variedad de purés. Hay de manzana, de batata, de papa y de calabaza. Para cortar con las achuras y la carne, “rúcula y parmesano por favor”.

Fervor parrilla
Foto: cortesía de Fervor

Si van en grupo, una interesantísima opción es el lomo, servido en pieza entera para 4 personas, condimentado con ajo y romero.

Hasta aquí llegamos nosotros, en un recorrido por las carnes de Fervor. Pero el menú tiene también una gran oferta de pesca del Mar Atlántico que reciben a diario desde Mar del Plata. Lo mejor, lo más fresco, en la mesa. Por eso es importante escuchar a los mozos para saber que hay en el día, pero para que se den una idea pueden encontrar mero, abadejo, corvina, besugo, pez palo, pez espada. Una fiesta de mar que quedará para la próxima visita.

Fervor parrilla
Foto: cortesía de Fervor

La noche se puede cerrar con dulce y café, o solo café. La nuestra fue con solo café pero sepan que si son dulceros hay de todo. La especialidad de la casa: el volcán de naranja. Los clásicos están todos: panqueques, flan, postre vigilante, Rogel, mousse de chocolate, lo que quieras.

Se termina una noche más en la cual seguimos recorriendo las grandes parrillas de Buenos Aires meta achuras y meta bifes. Y aquí estuvimos en una de ellas, que podemos definirla como un bodegón moderno con una gran parrilla de campo y mar. Donde podes ir a comer con la familia o llevar a un amigo que viene de turista, donde los bifes dan ganas de abrazar a los mozos.

Fervor queda en Recoleta, Posadas 1519. Abre de lunes a domingo de 12:00 a 15:30 y de 20:00 a 00:30 hs. Acá podés hacer tu reserva con Restorando.

Te dejo también, un recorrido por 10 bares de vino y vinotecas en Buenos Aires. Si buscás más opciones te aconsejo entrar a Restorando y chequear las más de 900 propuestas de restaurantes y bares en Buenos Aires. ¡Reservá tu mesa gratis y en el momento!

Compartir:

Cocinar, comer y viajar, son sus grandes pasiones. Cuando va a comer a un lugar nuevo siente ese cosquilleo de las primeras citas románticas. Nunca se niega a un asado. También es autor de Explorador Gastronómico.
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *