Estomba Brasserie: una esquina de jazz y buena comida de Belgrano R5 minutos de lectura

Fachada Estomba Brasserie
Foto: Bernardita Urbano

Platos de calidad y buenos vinos confluyen al ritmo del jazz en una esquina de Belgrano R. Como dijo el famoso compositor Herbie Hancock “el jazz se trata de vivir el momento”, y este momento me encuentra en la esquina de Avenida de los Incas y Estomba. Ya había leído mucho sobre el lugar, y cada mañana que pasaba por ahí para ir al trabajo me decía a mi misma que tenía que conocerlo, y heme aquí.

Fachada Estomba Brasserie
Fotos: Bernardita Urbano

Al llegar ya hubo algo que me bajó la ansiedad: Es una coordenada donde es fácil estacionar, ideal para dejar el auto rápido y ya pensar en lo que se viene. Al entrar, las luces cálidas, la música suave y la tranquilidad del lugar ya me invitaban a relajarme. De frente me encontré con una pizarra grande que anunciaba el line up: Tabla con papas a un precio buenísimo todos los días hasta las 20 hs, martes y jueves de chicas (20% off), miércoles de jazz en vivo y martes de tarot. Ahí nomás saqué mi agenda: definitivamente tengo que volver por los últimos dos.

salón Estomba Brasserie
Foto: Bernardita Urbano

Tengo que admitir que ya había pispeado el menú (una indecisa como yo puede tardar hasta media hora para pedir, entonces siempre voy preparada) y con opciones justas pero variadas, no iba a ser difícil elegir… o eso pensaba. ¿Viste cuando todo, pero todo te gusta? Podía comer carne o pescado o ensalada o pasta. Pasaba de querer la bondiola laqueada con barbacoa y batatas, a la pesca del día en salsa de langostinos, o por qué no, unos raviolones de cordero braseado en salsa Chardonnay, o quizás hacerme la light con una ensalada de quinoa, babaganoush y langostinos. Tenía que decidir, y en ese momento quería convertirme en barril sin fondo para probar todo.

tabla para compartir estomba
Foto: Bernardita Urbano

Finalmente opté por uno de los 3 tapeos que ofrecen: el de mar. Sepan disculparme señoras carnes y pastas, pero no me arrepiento para nada de mi decisión. Una tabla con croquetas de salmón, ceviche, geishas, langostinos y rabas se dispuso sobre mi mesa y fue amor a primera vista.

Maridajes de Estomba Brasserie
Fotos: Bernardita Urbano

La copa de vino maridaba perfecto, y para cuando quería cortar un poco y refrescarme, la pomelada con frutos rojos recién hecha venía genial. Ya que estamos, un saludo a la señorita que me atendió tan bien y me sugirió pedir esto, mi “panza llena y corazón contentose lo agradecen.

Deck Estomba Brasserie
Foto: Bernardita Urbano

Entre plato y postre, fui a recorrer el lugar y descubrí algo que el apuro por sentarme a comer (por no decir hambre) no me dejó ver cuando llegué: un deck muy lindo en la parte de afuera, algo así como un pequeño espacio a la calle que se refugia debajo de los árboles, spot ideal para esa tabla de papas y salsas a las 7 pm.

Tengo que admitir que mi alma dulcera puede más que yo y cuando estaba viendo qué plato pedir, ya miraba los postres. Algo así como para prepararme mentalmente para el segundo momento de indecisión de la noche: marquisse de chocolate, crumble de manzana, volcán de chocolate, ¿cómo elegir uno solo? Finalmente me decidí, y como buena fanática del suspenso que soy, no te voy a contar todavía cuál.

Postre marquisse de chocolate de Estomba
Foto: Bernardita Urbano

De reojo veo a la señorita que pasa con mi postre y vuelvo a la mesa para encontrarme con una belleza chocolatosa, también llamada marquisse de chocolate con crema Baileys y salsa de frutos rojos. Consistente como debe ser ese tipo de postre, con textura suave y que con la salsa ácida de frutos te permitía no empalagarte y seguir disfrutando hasta la última cucharada.

Salón de Estomba Brasserie
Foto: Bernardita Urbano

Finalizado mi momento dulce del día tomé la servilleta, limpié de todo rastro de chocolate que pudiera haber quedado en mi boca y miré a mí alrededor. Me encontré en un lugar por el que había pasado tantas veces, sobre el cual había leído tanto y que superó mis expectativas. Un lugar cálido, con una carta de vinos amplia y a buenos precios y donde el dueño está en cada detalle y cada noche. Un lugar que innova no sólo en los platos, sencillos pero que destacan los sabores de cada ingrediente, sino también en sus propuestas, como los miércoles de jazz. Estomba es, sin lugar a dudas, una esquina de Belgrano R que definitivamente dá la nota.

Estomba Brasserie queda en Av. de los Incas 3802 en Belgrano. Acá podés hacer tu reserva gratis.

Si estás buscando otros lugares tranquilos, ideales para una cita, te dejo 10 bares y restaurantes para parejas millennials para que tengas en vista.
¿Te gustaron estas propuesta? Si buscás más opciones te aconsejo entrar a Restorando y chequear las más de 900 propuestas de restaurantes y bares en Buenos Aires. ¡Reservá tu mesa gratis y en el momento!

Compartir:
Bernardita Urbano
Berni es estudiante de Ingeniería Civil, amante de los idiomas y del dulce de leche. Cree que todas las noches son una buena oportunidad para conocer un bar nuevo y tomarse un Gin Tonic. También escribe para @Apto.Cita donde recopila lugares para salir en pareja por Buenos Aires