¿Dónde ir a comer? Argentina Países

Donde comer en el centro porteño para romper la rutina

4 de abril, 2018

Por:

Donde comer en el centro porteño para romper la rutina

9 minutos de lectura
comer en el centro porteño

Microcentro es el lugar de trabajos de muchos, y una zona temida por otros debido al prácticamente perpetuo tránsito. La realidad es que ya sea por trabajo, turismo, para ver un espectáculo, hacer un trámite, o encontrarte con alguien, tarde o temprano todos terminamos pasando por Microcentro y tenemos que comer. A continuación un listado con propuestas para todos los gustos, desde restaurantes de lujo a sanguches al paso.

Chiuso RistoranteChiuso Ristorante

Foto: cortesía de Chiuso RistoranteLa cocina italiana es lejos mi preferida. Sabores contundentes donde se luce la materia prima a través de preparaciones sencillas. La dieta mediterránea es considerada la dieta más sana del mundo, así que cierra por todos lados. Frente a Plaza San Martín, Chiuso es uno de los pocos lugares en Buenos Aires donde pude comer comida italiana con el mismo nivel que en Italia. Al mediodía el conveniente menú ejecutivo es un éxito en la zona y a la noche la experiencia es más relajada, con luces bajas que invitan a disfrutar buenos vinos, varios pasos y una excelente cocina. Mariano Akman, el dueño y excelente anfitrión, siempre está presente en el salón atento a que todo marche a la perfección. En lugar de comer un plato grande como nosotros, los italianos suelen comer varios platos chicos: el antipasto, el primi (generalmente pasta) y el seconds (generalmente carne). Chiuso te permite elegir, pudiendo pedir raciones o medias raciones.

¿Qué recomiendo pedir en Chiuso?

Chiuso para comer en el centro
Foto: Leno

Para empezar el paté de campaña es una apuesta ganadora. Otras opciones son el conejo, los ravioles de langostinos y el cerdo con fondo de hongos de pino, una propuesta arriesgada que funciona. Si sos una persona más clásica, pedite el risotto a la Milanese con carne cocida por 8 horas y el tiramisú con semifreddo de higo y miel. Te vas a ir muy, muy contento.

Chiuso Ristorante queda San Martín 1153 en C.A.B.A.

El Buen Libro

El buen libro
Foto: Leno

El sándwich de milanesa más mítico del centro porteño. Bueno, también tienen sandwiches de lomo, de pollo y de fiambres, pero el 90% pide milanesa, más precisamente milanesa de pollo. La cola que siempre hay en la puerta puede ser intimidante, pero avanza rápido. Años antes de la llegada de la cadena de comidas del submarino El Buen Libro ya había perfeccionado el sistema de despacho: primero elegís el pan (ojo, con una baguette tranquilamente almuerzan dos varones), el aderezo y luego los ingredientes: milanesa, lomo, pollo, jamón cocido, crudo, salame, bondiola, morrón, rúcula, lechuga, tomate, huevo, berenjenas en escabeche, el surtido es amplio y las combinaciones casi infinitas.

Las porciones generosas (cada sandwich trae varias milanesas) y los precios ridículamente bajos convirtieron a este local en uno de los preferidos por los oficinistas, y ya tiene sucursales cercanas. Un dato que solo manejan los habitúes: el sándwich de lomito con queso y huevo a la plancha está escondido en la carta y es ES-PEC-TA-CU-LAR.

El Buen Libro queda en Reconquista 631 C.A.B.A.

Dogg

Dogg
Foto: Leno

Maximo Togni tras trabajar como cocinero en la embajada Argentina en Estados Unidos se dió cuenta que en nuestro país no había panchos (o hot dogs) con el mismo estilo que en el país del Norte. Así nació Dogg, con panchos de primer nivel y toppings riquísimos. Conquistada la salchicha, el plan fue ir por la hamburguesa, pero el primer local quedó chico, por lo que se quedó con los panchos mientras las sucursales sirven estos y hamburguesas, de las mejores de la ciudad.

¿Qué recomiendo pedir Dogg?

Tienen un combo de pancho, hamburguesa, papas y gaseosa que es  una de las cosas más gordas y hermosas de la ciudad. Entre las hamburguesas la de queso azul me gusta mucho, y por el lado de los panchos pedite algo con relish, una especie de mostaza dulzona que va re bien.

Dogg queda en San Martín 657 C.A.B.A.

Tomo I

Tomo 1
Foto: cortesía de Tomo I

En 1971 las hermanas Concaro sacudieron la gastronomía Argentina con Tomo I, casi 50 años más tarde Federico Fialayre Concaro defiende con honores el legado familiar al mando de la cocina. Sabores delicados pero contundentes, presentaciones cuidadas y la mejor materia prima hacen que el legado se mantenga intacto.

TOMO I
Foto: Leno

Federico le da toques modernos a preparaciones tradicionales que ya fueron olvidadas por muchos otros, como la increíble mousseline de berenjena, la sopa de remolacha con mandioca frita o la crema de zanahorias al coriandro.

TOMO I
Foto: Leno

Claramente lo mejor de la propuesta está a la noche, ya sea a la carta o en el menú degustación que se marida en el momento según los gustos del cliente. Yo pedí el menú degustación y entre otras cosas pude probar unos dumplings de camarones, ravioles de brócoli con manteca de jengibre y codornices con chutney de mango, un plato mejor que el otro, todos con sabores muy delicados. Al mediodía se luce un menú ejecutivo que te permite probar platos que son un tanto más clásicos que por la noche, pero a un precio mucho más económico.

Tomo I queda en Carlos Pellegrini 521, Hotel Panamericano C.A.B.A. Acá podés hacer gratis tu reserva.

La Cabaña

La Cabaña
Foto: Leno

La tradicional parrilla de Puerto Madero es desde 1935, La Cabaña es uno de los lugares emblemáticos de la ciudad para ir a comer carnes asadas. Uno de los típicos lugares para ir con extranjeros que quieren conocer lo que es un asado, en las paredes las fotos deja constancia del paso de celebridades para todos los gustos, argentinos e internacionales, Fidel Castro, Charles De Gaulle, Walt Disney ¡Y hasta David Hasselhoff! ¿Algunas vez pensaste que te ibas a poder clavar unos flor de chinchulines en el mismo lugar que Richard Nixon? La carne es de la raza Aberdeen Angus certificada y de pastoreo exclusivamente, lo que se nota en los cortes tiernos, sabrosos y con la cantidad de grasa necesaria. También están disponibles corte Dry Aged, este proceso que está en auge en los últimos años y que da como resultado final una carne aún más sabrosa.

La Cabaña
Foto: Leno

A diferencia de lo que pasa en muchas parrillas acá tienen muchísimo cuidado en el punto de la carne y si la pedís bien jugosa, efectivamente sale jugosa, golazo. Es uno de los pocos restaurantes que conserva las tradicionales “papas souflé”, unas papas fritas infladas que son riquísimas y que valen mucho la pena probar. Sumale un servicio super profesional, una cava con más de 200 etiquetas nacionales, y la vista al dique y está todo dado para pasar un gran momento. Te dejo las 10 mejores parrillas de Buenos Aires – Parte 1.

La Cabaña queda en Av Alicia Moreau de Justo 380 C.A.B.A. Acá podés hacer gratis tu reserva.

Green Curry

Green Curry
Fotos: Leno

Tal vez el local con la propuesta más interesante de microcentro, Green Curry es algo así como un fast food asiático. Curries, Pad Thai, woks, wraps y ensaladas, todas con un definido estilo oriental, le dan una opción diferente al oficinista cansado de tantas propuestas repetitivas. Los curries claramente son su fuerte y lo hacen ellos mismos desde cero. Los sabores son bien auténticos y se puede elegir la graduación de picante. El más picante pica en serio. Son curries de una excelente calidad que en otros puntos de la ciudad pueden costar más del doble. Tenés los clásicos fijos en carta (el green curry y el de langostinos son mis preferidos) y un Curry del Día que va rotando.

¿Qué recomiendo pedir en Green Curry?

Nunca pensé que iba a escribir esto en una reseña, pero las ensaladas están buenísimas. A todas se les puede agregar langostino, salmón teriyaki o pollo thai y tanto la Thai (Mix de hojas verdes, repollo, pickles caseros de zanahoria y nabo, palta, verdeo, rabanito, cilantro, menta, jengibre, maní y semillas) como la Cooliflor (Coliflor al curry, garbanzos, zanahoria pickle, repollo morado y yogur casero) son dos propuestas frescas que se salen del libreto exitosamente. Animate a probar, vas a ver que es un viaje de ida.

Green Curry queda en Tucumán 271 C.A.B.A.

Paris Burger

Hamburguesa de Paris Burger
Foto: Leno

La figurita difícil de las hamburgueserías. Un francés se puso a hacer hamburguesas con quesos franceses y su receta de pan casero y la rompió toda. ¿El problema? Solo abre dias de semana al mediodía en microcentro, tiene 6 asientos y lógicamente se llena. Se recomienda ir antes de las 12.15 o después de las 14 horas si se quiere evitar la espera. Pero creanme que vale la pena.

¿Qué recomiendo pedir Paris Burger?

La carne es sabrosa y se desarma en tu boca, los quesos franceses son una alternativa buenísima al repetitivo cheddar y las papas fritas son excelentes. Mi preferida es la que viene con queso Reblochón, pero realmente en Paris Burger no hay opción equivocada. Hacé el esfuerzo y probala al menos una vez en la vida.

Paris Burger queda en Suipacha 180 C.A.B.A.

La Pipeta

Pipeta
Foto: Leno

Un bodegón escondido en pleno microcentro. No hay demasiados restaurantes subterráneos en nuestra ciudad, pero este es uno de ellos. Ni bien pasás la puerta una escalera conduce a un amplio salón con decoración típica porteña y mozos “de los de antes”. La carta es bien tradicional de bodegón, milanesas, tortillas, algo de parrilla, pastas, etc. Los buñuelos de acelga son espectaculares y la entraña “La Pipeta” para compartir es según dicen una de las mejores de Buenos Aires.

La Pipeta queda en San Martín 498 C.A.B.A.

Si buscás más opciones te aconsejo entrar a Restorando y chequear las más de 900 propuestas de restaurantes y bares en Buenos Aires. ¡Reservá tu mesa gratis y en el momento!

Compartir:

Leandro es cocinero amateur, periodista de Planeta Joy, autor de Burgerfacts y creador del Burgerfest. Es habitué de la maratón de las pizzas, pero también le gusta la buena coctelería y los platos de autor. Podés visitar su blog #Burgerfacts y conocer más.