¿Dónde ir a comer? Argentina Bebidas

Recorrido: “Cafés Notables” de Buenos Aires – Parte I

7 de mayo, 2019

Recorrido: “Cafés Notables” de Buenos Aires – Parte I

12 minutos de lectura

Son las cafeterías más lindas de América y verdaderos clásicos porteños. Repletos de historia, con más de 100 años de servicio y lugar de encuentro de artistas, escritores y políticos de todos los tiempos se mantienen vigentes hasta el día de hoy ofreciendo lo que más nos gusta a los argentinos “un cortadito, una lágrima o un feca”. Declarados Patrimonio cultural de Buenos Aires por el Gobierno de la Ciudad, se denominan “cafés notables” y en todos ellos se destaca la trayectoria y antigüedad, la arquitectura y tradición.

En el marco de la cuarta edición de FECA, Festival de Café, que celebra los secretos del oro negro reuniendo a especialistas y maestros cafeteros en un ciclo al aire libre, con Restorando salimos a explorar las confiterías más antiguas y emblemáticas de la ciudad que hay que visitar, al menos, una vez en la vida.

Estos son los primeros 5 notables porteños que sobreviven al paso del tiempo embelleciendo la ciudad:

Café Tortoni / Desde 1858 / Montserrat

Cafés notables
Foto: Cortesía de Café Tortoni

Tiene más de 160 años y es el café más antiguo de Buenos Aires. Nombrado “Sitio de Interés Turístico y Cultural” por la Legislatura porteña, el Tortoni es todo un ícono porteño que mantiene su fachada y decoración de principios de siglo pasado en pleno centro de la ciudad.

Bautizado en honor al célebre Café Tortoni de París, desde sus inicios ha sido el espacio elegido por personajes ilustres de la escena cultural como el pintor Benito Quinquela Martín quien lideraba “La Peña”, un encuentro literario en el subsuelo del Tortoni al que asistían figuras como Jorge Luis Borges y Julio Cortázar.

Entre imponentes vitrales en el techo, boiserie (paneles de madera), sillones de roble y cuero, mesas de mármol veteado y vajilla francesa, sirven más de 900 tazas de café por día para locales y turistas que hacen cola para entrar.

Ofrecen desayunos especiales, todo tipo de tortas (selva negra, lemon pie, mousse de chocolate, cheesecake), sándwiches (recomendado: el tostado especial Tortoni), tablas de quesos y carnes como bife de chorizo y lomo gratinado con queso y tomate, ideales para acompañar con una copa de sidra tirada.

Adaptándose a las épocas, han ido incorporando novedades como la limonada, el té en hebras y el “arte latte”, así como una tienda de souvenirs para los turistas que hoy representan el 70% de la clientela. Para vivir la experiencia completa, los imperdibles son el chocolate caliente en jarra de bronce con churros y la famosa leche merengada que lleva helado de crema, leche, azúcar, claras de huevo batidas a nieve y canela.

Como un libro abierto, las paredes del Tortoni cuentan mucho sobre nuestra historia. Carlos Gardel, además de cantar dos veces en el café, fue uno de los habitués del lugar; cuando falleció Alfonsina Storni, la Agrupación de Gente de Artes y Letras vendió el piano del Tortoni (donde la poetisa solía apoyarse para recitar sus versos) para costear su mausoleo en el cementerio de Chacarita; el programa de radio “La venganza será terrible” de Alejandro Dolina se transmitió en vivo desde La Bodega durante varios años con presencia de público. Otros datos curiosos: pasaron 151 años hasta que el Tortoni contrató a la primera mujer para ser parte de su staff; hasta el día de hoy, los mozos visten con moño negro y ninguno usa comanda para anotar los pedidos.

El Tortoni también funciona como centro cultural con eventos y shows de tango todos los días a las 20 hs. en sala La Bodega y sábados y domingos a las 22 hs. en sala Alfonsina Storni.

📍Café Tortoni está en Av. de Mayo 825/29, Montserrat. 

📆Abre todos los días de 8 a 1 de la mañana.

Te puede interesar:  Recorrido: Bodegones porteños – Primera parte

Café Las Violetas / Desde 1884 / Almagro

Cafés notables
Foto: Cortesía de Las Violetas.

Una de las confiterías más lindas del país está en una esquina de Avenida Rivadavia y hace 135 años sirve los mejores desayunos y meriendas. Declarada “Lugar histórico de la Ciudad” en 1998 por la Legislatura porteña, Las Violetas se destaca por su arquitectura ecléctica con mármoles italianos, vitrales, arañas doradas y puertas de vidrios curvos y un menú extenso para todos los gustos.

En 2017 fue elegido por los vecinos como el mejor café notable de la ciudad. En conmemoración de su 135º aniversario, en la cuarta edición de FECA (Festival de Café) se recreó parte de la confitería con su inconfundible estilo art noveau en la Plaza República del Perú.

Abierto todo el día, ofrecen desde desayunos hasta cenas siendo la pastelería el fuerte indiscutido del lugar con masas para acompañar el café, todo tipo de abundantes tortas, galletas florentinas, palos de Jacob con crema pastelera, merengues, roscas de Pascua y pan dulce. Ideal para “el permitido de la semana”, este café notable también supo ser el elegido de artistas y escritores como Roberto Arlt y Alfonsina Storni (vecina que tomaba el té y donde le gustaba escribir en soledad). Para disfrutar al mediodía o a la noche sirven clásicos como escalopines de pollo en salsa de hongos secos y mil hojas de papas; sorrentinos capresse con salsa pomodoro, albahaca y queso parmesano al graten; medallón de lomo en salsa oporto y hongos de pino con milhojas de papas, y el lomito de cerdo a la ciruela con puré de zanahorias y jengibre. Para el último paso recomiendan la manzana al borgoña con helado de crema americana y los profiteroles rellenos con helado de crema y salsa de chocolate. Siempre acompañados de un buen café.

📍Café Las Violetas está en Av. Rivadavia 3899, esquina Medrano– Almagro.

📆Abre todos los días de 6 a 1 de la mañana.  

La Biela / Desde 1950 / Recoleta

Cafés notables
Foto: Cortesía de La Biela.

En uno de los barrios más distinguidos de Buenos Aires, hace casi 70 años funciona La Biela, una cafetería porteña bautizada en honor a los amantes del automovilismo que en 1999 fue declarada “Sitio de Interés cultural” por la Legislatura porteña.

Elegante y cosmopolita, La Biela cuenta con un amplio salón con capacidad para 400 personas, terraza con mesas al aire libre, vistas a la Iglesia Nuestra Señora de Pilar, el Cementerio de los Monjes Recoletos y al legendario gomero, el enorme y mítico árbol de Recoleta que tiene más de 230 años.

Elegido por políticos, artistas y figuras internacionales como Francis Ford Coppola y Robert Duvall, el café también fue lugar de encuentro de los escritores Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Caseros, ambos inmortalizados en esculturas de tamaño real en una de las mesas, así como de Ernesto Sábato y los cantautores Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina.

Como sus contemporáneos Florida Garden, Café Tabac y el bar del Hotel Plaza, La Biela es un espacio histórico con una ubicación privilegiada en la ciudad. En sus paredes se exhiben bocinas, faroles y radiadores de autos antiguos junto a fotografías de los grandes del automovilismo como Juan Manuel Fangio y, sobre la barra, fotos tomadas por Adolfo Bioy Casares, quien, junto a su mujer la escritora Silvina Ocampo, vivía en Posadas 1650, a la vuelta de La Biela y eran habitués del lugar.

Famoso a nivel mundial y de un estilo bien europeo, fue remodelado en 1994 manteniendo las cortinas en los ventanales, la boiserie y sus cómodos sillones. Víctima de incendios y ataques montoneros en la década del ’70, La Biela también es parte de nuestra historia y sus paredes son fiel reflejo de la cultura porteña.

Cuenta la leyenda que el nombre surgió de un grupo de amigos amantes de los automóviles, cuando a uno de ellos, “Bitito” Mieres, se le estropeó la biela de su auto en Junín y Quintana, en la esquina del bar. Ese día, todo el grupo se reunió ahí y continuaron haciéndolo bautizando el lugar con el nombre de “La Biela”.

📍La Biela está en Quintana 600– Recoleta.

📆Abre todos los días de 7 a 2 de la mañana.

El Gato Negro / Desde 1927 / San Nicolás

Cafés Notables
Foto: Cortesía de El Gato Negro.

Único en sus especias, El Gato Negro de Don Victoriano fue uno de los primeros en recibir el título de “café notable”. A los pies de un edificio neoclásico, en plena Avenida Corrientes, nació como mercado y dispensario de especias, tés y cafés, hasta hace 20 años que sumó la posibilidad de consumir los productos en el lugar. Hoy, con 92 años de trayectoria, El Gato Negro sigue vendiendo más de 200 tipos de especias, condimentos, hierbas aromáticas y tés que no se encuentran en ningún otro lado. Canela de Ceylán, jengibre y estragón perfuman el lugar que es famoso por su azafrán, variedad de curris y la figura del gato negro con moño de cinta roja y un cascabel.

Fieles a su estilo de almacén elegante y tradicional, mantienen los muebles y exhibidores de madera de roble, los pisos calcáreos y las sillas Thonet de esterilla. Un viaje en el tiempo con aromas exóticos y un toque de distinción al ritmo de unos buenos tangos o un poco de jazz.

Para comer ofrecen patisserie con todo tipo de budines (recomendados: el de naranja y jengibre y el de chocolate y nuez), cuadraditos (de coco y dulce de leche, pasta frola, brownie con nueces y helado de crema chai) y tortas (de ricota, húmeda de chocolate, cheesecake de frutos rojos) ideales para acompañar con sus exquisitos tés gourmet o cafés de Brasil y Colombia molidos en el momento que se pueden pedir con canela, cúrcuma o cardamomo.

También sirven sándwiches clásicos, gourmet e internacionales (Croque Monsieur y Croque Madame coronado con huevo frito), tapas, tablas de quesos y fiambres, ensaladas y principales: pesca del día a la plancha, lomito salteado y suprema de pollo. Además, para beber tienen licuados, smoothies con té, vinos, cervezas, licores y tragos clásicos. Otro lugar único de Buenos Aires que siempre te hace sentir como en casa.

📍El Gato Negro está en Av. Corrientes 1669– San Nicolás.

📆Abre todos los días desde la 9 de la mañana hasta el cierre (lunes 22 hs., martes y domingos 23 hs., miércoles a viernes 00 hs. y sábados a las 02).

Te puede interesar:  Recorrido: 10 recomendados para comer bien en Colegiales – Parte I

Café Tokio / Desde 1930 / Villa Santa Rita

Cafés notables
Foto: Cortesía de Sebastian Bistakis y Matías Nieto.

Del centro viajamos a este antiguo café, símbolo de la tradición porteña y café notable, en la esquina de Álvarez Jonte y Tokio, entre Villa del Parque y Santa Rita, que hace casi 90 años sirve los mejores cafés con leches, medialunas de jamón y queso y almuerzos caseros que van rotando y se anuncian en pizarras. Minutas como milanesas, chorizo bistec, platos de pasta y de olla en porciones abundantes son algunos de los clásicos que se disfrutan en este cafetín porteño que nació con el nombre de “Café Jonte” y en los años 50 obtuvo el nombre actual, a pesar de los intentos de su propietario, Jesús Feas Albor (quien empezó siendo lavacopas) por bautizarlo en honor a sus tierras natales con el nombre de “Santiago de Compostela”. En 2005, Ángel Álvarez y Jorge Espasandín, habitués del bar se hicieron cargo del local con el fin de preservar la tradición y mantener su historia, desde entonces la actriz y vedette Carmen Barbieri es su madrina.

Amado por los vecinos y fieles clientes, Café Bar El Tokio es todo un ícono de Buenos Aires repleto de recuerdos e historia. En sus paredes sobresalen banderines de fútbol, chaquetas de jockeys, fotos de Diego Maradona (visitante ilustre), Pappo, Capitán Piluso (Alberto Olmedo) y una copia del óleo de “Los borrachos” de Diego Velázquez.  Con aroma a buen café y un ambiente muy distendido, Café Tokio se mantiene vigente como cafetería histórica y autóctona de nuestro Buenos Aires querido.

📍Bar El Tokio está en Álvarez Jonte 3550, Villa Santa Rita.

📆Abre todos los días de 7:30 a 20:30 hs.

BONUS (antes de la segunda parte)

Café Margot / Desde 1904 / Boedo

Cafés notables
Foto: Cortesía de Café Margot.

En la esquina de Boedo y San Ignacio (antes Pasaje Camio), en un edificio de 1903 que surgió como fonda y armería se esconde este café bar declarado notable en 2003 decorado con publicidades antiguas, mostrador de mármol, piso damero, ladrillo a la vista, boiserie, mesas y sillas de madera. Famoso por su sándwich de pavita al escabeche, medialunas, strudel de manzana casero y sidra tirada, Café Margot fue declarado “Sitio de Interés Cultural” por la Legislatura porteña en 2010.

📍Café Margot está en Boedo 857– Boedo.

📆Abre todos los días de 8 a 2 de la mañana.

Café Montecarlo / Desde 1922 / Palermo

Cafés notables
Foto: Cortesía de Montecarlo

El local es de 1922 y hasta 1940, por la cercanía al hipódromo, los petiseros ataban sus caballos en la puerta. Perdido en el tiempo y varado entre las calles cortadas por ministro Carranza, Montecarlo se mantiene vigente como cafetería tradicional y bien porteña. Delicada en sus detalles de machimbre, piso damero y ventanas de guillotina, se esconde entre enredaderas en una de las esquinas más pintorescas y tranquilas de Palermo sirviendo buen café, almuerzos y meriendas en un ambiente agradable y distendido.

📍Café Montecarlo está en Paraguay 5491, esquina Ravignani– Palermo.

📆Abre todos los días de 8:30 a 21 hs.

Te puede interesar:  4 lugares donde el vermut es el protagonista

¿Querés seguir descubriendo cafeterías en Buenos Aires? Te dejamos un listado de cafeterías que no podés perderte en la ciudad.

2+
Compartir:

Violeta es Periodista y Sommelier. Trabajó en los mejores restaurantes y bares de Europa y América del Norte, y escribe en el magazine digital Maleva desde sus inicios. Apasionada por la historia que esconden los sabores, va más allá en cada una de sus notas.
2 Comments
  1. Cynthia

    Muy buena nota! Y cafés tranquilos para ir a leer?

  2. Cristina

    😍💗💗💗

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *