¿Dónde ir a comer? Argentina

Recorrido: Bodegones de Buenos Aires – Parte II

27 de agosto, 2018

Recorrido: Bodegones de Buenos Aires – Parte II

10 minutos de lectura

Al compás del dos por cuatro seguimos buscando los mejores bodegones escondidos en la ciudad. Cantinas repletas de tesoros y recuerdos que se mantienen fieles a las costumbres rioplatenses y al sabor de la comida casera. Fondas que llevan décadas de servicio ofreciendo platos típicos de la cocina porteña, una charla de fútbol y un café.

Como cantaba Carlos Gardel: “Se oye un gotán en la esquina, compadrón y lastimero, que un organito orillero entona en la puerta de un ruin bodegón; y más allá, junto al cerco, una mujer la discute a su taita que la engrupe con el viejo cuento de un eterno amor”.

Para nostálgicos de buen comer, y mejor beber, estos son algunos de los bodegones más auténticos de Buenos Aires:

El Obrero / Comida Porteña / La Boca

Bodegones segunda parte
Foto: Cortesía de El Obrero

En los límites de la ciudad, a metros del río y La Usina del Arte, hace más de 60 años funciona “El Obrero”, un verdadero bodegón familiar donde las cosas se hacen a la antigua y bien caseras.

Mesas de madera, manteles blancos, panera de centro de mesa y soda de sifón, son algunas de las características de este restaurante popular que tiene las paredes repletas de fútbol, mucho fútbol, las épocas doradas del boxeo, recortes y fotografías.

Lo abrieron dos hermanos asturianos en 1954. En sus comienzos le daban de comer a los obreros del barrio comida de cacerola: estofado, fideos y sopa. Hoy, sus hijos están a cargo y siguen preparando la sopa del día junto a sabrosas -y abundantes- opciones como cazuela de mariscos con calamares, pulpo y mejillones, rabas y tortilla española.  

El menú es extenso e incluye pastas, carnes y pescados. Entre sus especialidades -escritas con tiza en pizarrones negros- se destacan las berenjenas al escabeche, el matambrito a la pizza y el bife de chorizo. También preparan pucheros y paellas.

Para los que disfrutan la buena comida y, sobre todo, la cultura porteña, El Obrero es un lugar al que hay que ir. Por sus puertas han pasado desde Carlos Bianchi y Claudio Caniggia, hasta Bono, Gustavo Cerati, Francis Ford Coppola, Dr. House, el Príncipe Alberto de Mónaco, y hasta el actual presidente Mauricio Macri.

Cerrando, un cafecito con Pavé de vainillas, el postre de la casa, a base de vainillas, leche condensada, crema y Moscato.

El Obrero está en Agustín Caffarena 64, La Boca.

Abren de 12 a 16 hs. y de 20 hs. al cierre (domingos cerrado).

El Federal / Comida Porteña / San Telmo   

Bodegones segunda parte
Foto: Cortesía de Bar El Federal

En una casona de más de 150 años de una esquina de San Telmo, desde los setenta funciona “Bar El Federal”, un bodegón repleto de leyendas que en 1864 ya funcionaba como pulpería, y que supo ser almacén de marinos y un burdel. Declarado Notable según el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires y Sitio de Interés por la Legislatura porteña, es un ícono de la cultura porteña que aún mantiene el reloj y la barra de madera con arco en alzada, los mosaicos calcáreos originales y la antigua máquina registradora.

Con buenos mozos, iluminación tenue y perfume a café, El Federal se destaca por permanecer y estar abierto siempre. Abren todos los días desde las 8 de la mañana hasta altas horas de la madrugada.

El menú es extenso e incluye desayunos y meriendas, tragos y picadas. Ofrecen todo tipo de minutas, pastas caseras, pizzas y hamburguesas. Los recomendados: la tabla de quesos y fiambres, la tortilla española y el bife de lomo en pan. Para beber, la sidra tirada de la casa o alguna de sus tres variedades de cerveza artesanal.

A toda hora sirven café, jugos naturales, licuados, medialunas y tostadas. A la hora de los postres, ofrecen clásicos como arroz con leche, queso y dulce y panqueques.

El Federal está en Carlos Calvo 599, San Telmo. Abren todos los días de 8 de la mañana hasta las 02, viernes y sábados hasta las 04.

Club Gimnasio Chacabuco / Comida Casera / Parque Chacabuco

Bodegones segunda parte
Foto: Cortesía de Club Gimnasio Chacabuco

A una cuadra de Parque Chacabuco, y a tres de la Facultad de Filosofía y Letras, en un club atlético barrial se esconde un restaurante de comida casera que se llena de gente. En un ambiente familiar de muchas mesas, poca decoración y cocina a la vista, preparan porciones abundantes a precios de bodegón.   

El menú es extenso, la soda de sifón, las paneras de plástico y las bebidas de litro. Lo ideal es pedir un poco de todo y dejarse llevar por las sugerencias de los mozos. Para empezar, tienen tortilla española, empanadas de carne, jamón crudo con ensalada rusa, rabas, lengua a la vinagreta y buñuelos de verdura. Para picar, papas fritas a la provenzal, costillitas de cerdo a la riojana, matambrito a la pizza y ravioles a la Freddo (masa de espinaca, relleno de albahaca, mozzarella y parmesano).

Sirven buenos cortes de carne, entre los que se destaca el bife de chorizo, y la especialidad indiscutida de la casa es la lasagna al horno de barro para compartir, que tiene una demora de 50 minutos porque se prepara en el momento (para no esperar tanto, se puede pedir al reservar).

De postre tienen clásicos porteños como fresco y batata, flan y Don Pedro, pero los premios se los lleva el “Perrone”, una copa con fondo de dulce de leche, bocha de helado de crema americana, nueces y baño de chocolate.

Club gimnasio Chacabuco está en Miró 750, Parque Chacabuco. Abren todos los días de 09 a 22 hs. sábados hasta las 18 y domingos cerrado. Se recomienda hacer reserva.

La Pulpería del Cotorro / Comida Casera / Parque Patricios

Bodegones segunda parte
Foto: Cortesía de La Pulpería del cotorro

En un antiguo local de una esquina barrial, a pocas cuadras de Parque Patricios, funciona La Pulpería del Cotorro, un bar de tapas y restaurante atendido por sus dueños Julián Maceo, el Cotorro, y su mujer, Graciela Robles. Un bodegón repleto de objetos antiguos, robots, muñecos y peluches, conocido por sus pizarras en la vereda con ingeniosas reflexiones escritas por el mismo Cotorro y un menú de “alimento psicológico” hecho con amor, y una dosis de buen humor.

La comida es casera, bien porteña y a precios de bodegón. ¿Lo mejor? Las milanesas (en variedades como Escondida que viene envuelta en masa, con jamón, queso, tomate y cebolla, y Endemoniada con aceitunas negras y mozzarella), el locro y el pastel de papas. El especial de la casa esel Nido del Cotorro, una cazuela de barro con carne especiada, aceitunas, huevo frito, mozzarella gratinada y papas bastón.  

Sirven empanadas, tamales tucumanos y tortilla de papas, y, como principales, pastas, carnes y pescados, entre ellos, Los Simonkis, raviolones de carne especiada y mozzarella, Bife Arnaldo, bife de chorizo con panceta y huevo frito, y “Animal acuático Fort”, filet de merluza con roquefort.

El lugar entero es una oda al recuerdo y la historia porteña, uno de los bodegones más nuevos que mejor mantiene la tradición de disfrutar un abundante plato del día o unos fideos carnosos junto a un poster de la Coca Sarli.

La Pulpería del Cotorro está en Pepirí 400, Parque Patricios. Abeen todos los días de 09 a 16 hs., viernes y sábados de 21 a 00 hs. (la cocina cierra a las 23). Domingos cerrado. Toman reservas y solo se puede pagar en efectivo.

La Tasca de Fosforito / Comida Española / Monserrat

Bodegones segunda parte
Foto: Cortesía de La Tasca

En el casco histórico de Monserrat, en un pequeño local a metros de Avenida 9 de Julio, se esconde La Tasca de Fosforito, un clásico bodegón porteño que hace más de ochenta años ofrece cafetería, parrilla, pescados y mariscos en pleno centro. Famoso por ser el bodegón que frecuentaba Ricardo Darín en la multi premiada película Nueve Reinas, La Tasca es una fonda tradicional, con mozos de chaleco y moño negro, que hace honor a las raíces.

Especializados en los sabores de España y el mediterráneo sirven tortilla de papa, callos a la madrileña, cazuela de calamares y paella, junto a platos típicos de nuestra patria como locro, pastelitos y empanadas fritas.

Para picar tienen rabas, cornalitos y tapeos con berenjenas en escabeche, tortillas, queso, jamón y aceitunas. Como principales sirven pastas, carnes y pescados, entre los que recomiendan los riñoncitos a la provenzal, el lenguado a la vasca y, la estrella de la casa, la trucha a la almendra con papas españolas a la provenzal (para compartir).

El broche de oro final lo pone el lemoncello casero, invitación de la casa, con queso y dulce en abundancia.

La Tasca de Fosforito está en Av. Hipólito Yrigoyen 1218, Monserrat.  Reservá tu mesa

Abren todos los días de 09 a 00 hs. Sábados de 11 a 16 hs. Domingos cerrado.

BONUS / Menciones honoríficas

Bellagamba / Comida Porteña / Balvanera, Palermo y Caballito

Bodegones segunda parte
Fotos: Cortesía de Bellagamba

Desde 1925, Bellagamba funciona como “un lugar de encuentro”. Un bar gasolero que hace honores a la cultura local con una decoración llena de cuadros, posters, fotografías antiguas y fileteado porteño. En un ambiente informal y distendido con sistema autoservicio (uno mismo busca su vaso y la bebida en la heladera, e incluso calienta la comida en el microondas), ofrecen platos simples a precio de bodegón: milanesas, empanadas, picadas, tartas y guisos.

Con luces tenues, botellas por todos lados y mesas distintas entre sí, la música suena fuerte cuando cae el sol y se llena durante el after hour de los jueves, viernes y sábados por la noche.

Bellagamba está en Avenida Rivadavia 2138, Balvanera, en Armenia 1242, Palermo; en Avellaneda 399, Caballito, y en Avenida Gaona 1537, Caballito.

Abren todos los días de 12 a 16 hs. y de 20 al cierre. (Solo efectivo).

Casa Aristóbulo / Comida Casera / Florida  

Bodegones segunda parte
Foto: Cortesía de Casa Aristóbulo

En una esquina de zona norte, con aroma a pan casero, manteles de colores y un ambiente familiar, funciona Casa Aristóbulo o “Aris” para los amigos, un bodegón con carta variada que se especializa en pastas, carnes y pescados. Algunos de sus platos más destacados son los guisos y estofados como el Goulash con paprika croata y el locro. También recomiendan la polenta con osobuco, los hongos gratinados a la provenzal y los raviolones de salmón rosado.

Son amantes del vino y el café, y para endulzar los paladares ofrecen cheesecake de mandarinas y torta tibia de chocolate con crocante de jengibre.

Casa Aristóbulo está en Aristóbulo del Valle 1889, esquina Virrey Santiago de Liniers, Florida, Provincia de Buenos Aires.

Abren todos los días de 12 A 15:30 hs. y de 20 a 23:45 hs (lunes solo por la noche y domingos solo al mediodía). Reservá tu mesa

Te dejo la primera parte del recorrido de bodegones en Buenos Aires, para que sigas conociendo buenas propuestas.

Si buscás  opciones para salir a comer te aconsejo entrar a Restorando y chequear las más de 900 propuestas de restaurantes y bares en Buenos Aires. ¡Reservá tu mesa gratis y en el momento!

0
Compartir:

Violeta es Periodista y Sommelier. Trabajó en los mejores restaurantes y bares de Europa y América del Norte, y escribe en el magazine digital Maleva desde sus inicios. Apasionada por la historia que esconden los sabores, va más allá en cada una de sus notas.
2 Comments
  1. Teresa

    Es bueno saberlo

  2. Francisco

    Hola, me encantó la nota!! Saquen más ,así tenemos posibilidad de ir conociendo!! Gracias

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *