Blest: la cerveza artesanal más antigua de Argentina llegó a Palermo7 minutos de lectura

Blest Cervercería
Foto: Explorador Gastronómico

Hace unos años, cuando el boom de las cervecerías artesanales aún no había estallado, si uno quería probar una buena cerveza artesanal tenía que mirar para el sur. Más precisamente para la ciudad de Bariloche, donde desde 1989 la histórica Blest Cervecería viene produciendo cerveza de altísima calidad. ¿Quién no se trajo alguna cervecita de Blest en el bolso del sur? Chocolates y cerveza artesanal era una fija para todos los visitantes de Bariloche. Finalmente la cerveza artesanal más antigua del país llegó a Palermo. Y allí estuvimos, para corroborar por qué Blest Cervecería hace casi 30 años se mantienen siendo una de las mejores cervezas del país.

Blest Cervercería
Foto: Explorador Gastronómico

Con el cambio en la dirección de la cervecería, la compañía logró tener un increíble crecimiento exponencial durante los últimos años. La apuesta es aún más grande, con mejoras en el equipamiento para lograr aumentar muchísimo la producción mensual y con una proyección a futuro aún mayor. Cuando se tienen las maquinarias apropiadas, un gran brewmaster como Nacho Mochnacz y un ambicioso equipo de trabajo se pueden lograr grandes objetivos. Hacia allí va Blest, llegando a Palermo para conquistar los paladares porteños con una variedad de cervezas increíbles. No por nada se quedaron con dos medallas en la última South Beer Cup 2017 por entre más de 200 competidores de todo Latinoamérica con dos exquisitas cervezas como la Amber Hop y la Scotch Ale. Pasión, experiencia y trabajo duro se ven reflejado en cada uno de los detalles de este gigante cervecero que desembarca en la Ciudad de Buenos Aires.

Blest Cervercería
Foto: Explorador Gastronómico

Con la intención de crear distintos ambientes, este increíble local tiene opciones para todos los gustos.

Blest Cervercería
Foto: Explorador Gastronómico

Un salón con estilo de restaurante clásico, un patio cervecero alucinante repleto de mesas y mesones compartidos, un sector con barra a la calle para quienes les gusta tomar una cervecita de parado y la estrella del lugar: el foodtruck en la piscina. Pará, pará, pará. ¿Vos me estás diciendo que hay un foodtruck cervecero metido en una piscina en la cervecería Blest? Así es gente, estos muchachos están locos y lo hicieron a medida para que la gente pueda disfrutar también de este espacio único. Entre cervezas discutimos un buen rato sobre como lo habrían metido en ese espacio y no pude evitar consultarlo. No les voy a contar como lo hicieron así tienen un buen motivo de conversación entre amigos, lo que les puedo anticipar es que fue muy una locura.

Blest Cervercería
Foto: Explorador Gastronómico

Cabe destacar que cuentan con 3 barras repletas de canillas estratégicamente ubicadas para agilizar la espera y entregar un producto final de calidad. Como ven, cada detalle en este local fue soñado, analizado y ejecutado a la perfección.

La cerveza de Blest Cervecería

Traer un producto de calidad como la cerveza Blest, que al no estar filtrada ni pasteurizada tiene que tener rigurosos cuidados, de Bariloche a Buenos Aires no es tarea fácil. Por eso este ambicioso nuevo bar tiene mucho trabajo previo, no solo en el cuidado del producto sino también en la logística está el desafío. Su intención es ganar el mercado local generando nuevos sabores adecuándose a los paladares porteños. No es el mismo el clima en Bariloche que en Buenos Aires y ellos lo tienen muy en cuenta. Un ejemplo de eso es que en los locales del sur tienen una cerveza de chocolate para los postres y combatir un poco el frío. Ojalá que para el próximo invierno la podamos probar en Buenos Aires también.

Con muchísimas variedades de cerveza y hasta una sidra tirada, la barra enamora. Pide a gritos una degustación porque decidirte por una sola es imposible. Y este humilde servidor intentó ponerle el pecho a la situación para llevarles una idea de lo que se van a encontrar.

Cervezas de Blest Cervercería
Foto: Explorador Gastronómico

Arrancamos con una cream stout de 4,5% de graduación, bien cremosa, de espuma persistente. Si te gusta la cerveza negra como a mí, te va a encantar. Aprovechando la posibilidad de estar con amigos disfrutamos de más variedades. Como la honey queen de 5% de graduación, con un color dorado claro, con mucho sabor a miel en boca. Ideal para los que le gustan bien dulces. Seguimos con una de frambuesa, con una graduación de 7,5%, de color rosado, con notas frutales, de moderada acidez, más que interesante. Y cerramos la noche con una clásica pilsen de 5% de graduación, dorada, fresca, excelente para una noche de verano. Un buen dato es que se pueden comprar para llevar, lo cual también da la posibilidad de seguir disfrutándola en casa.

El morfi en Blest Cervecería

Cervecerías, Palermo y buena comida habitualmente no suelen ir de la mano. Estoy cansado de ver propuestas gastronómicas muy flojas en muchas de las cervecerías que forman parte de este boom junto con las hamburgueserías, que tanto recuerdan a los parripollos o las canchas de paddle de los 90´s. Por suerte, Blest Cervecería no tiene pensado formar parte de ese grupo y tiene una propuesta gastronómica más que interesante. Una carta repleta de platos uno más tentador que otro.

Picada de Blest Cervercería
Foto: Explorador Gastronómico

En la carta encontramos 13 entradas para picotear como rabas, papas bravas o un pollo frito con salsas bbq, alioli y una picante que me encantó. Papas Blest, langostinos apanados, croquetas de salmón. Variedad de gustos para maridar con la cerveza correcta para cada una de las opciones, escuchen a los mozos, ellos son los que más saben. Combinando una entrada con una picada cervecera para dos, fácilmente comen 3. Si van en grupo tienen la Picada Súper Especial para 6 personas que además de fiambres agregan algunas fantasías como berenjenas al escabeche y morrones en conserva. Otra opción para compartir son las 10 variedades de pizza. Picada, pollo frito, cerveza, lo recuerdo y babeo un poco el teclado.

Si no les gusta compartir, también hay opciones para ustedes mis queridos egoístas culinarios. Sándwiches y hamburguesas salen uno tras otro de la cocina. Otro punto a tener en cuenta es que tienen sándwiches vegetarianos, nadie se queda afuera de la cocina de Blest. Y si no solo no les gusta compartir, sino que quieren comer un rico plato como en cualquier restaurante clásico, hay salmón con wok de vegetales, bife de chorizo con papas de campo, carré de cerdo con salsa barbacoa y fajitas mexicanas. Y si estás para algo más livianito, tienen ensaladas. Sí, ensaladas en una cervecería.

Volcán de chocolate de Blest Cervercería
Foto: Explorador Gastronómico

¿Querías postre? Tomá. Volcán de chocolate con helado en absolutamente todas las mesas. Olvídate, está todo pensado. Blest no es solo una magnífica cervecería, es un restaurante cervecería. Ricas cervezas, buen morfi y volcanes de chocolate. Me fui contento, celebrando la llegada de este pedacito de Bariloche en Buenos Aires.

Blest Cervecería queda en Gorriti 4857 en Palermo. Acá podés hacer tu reserva gratis.

Te dejo los detalles de otras de las aperturas más esperadas de 2017: La Tornería: la experiencia en el restaurante de Dueños de La Cocina y Pikkei: la nueva propuesta porteña de comida nikkei que juega fuerte.

¿Te gustaron estas propuesta? Si buscás más opciones te aconsejo entrar a Restorando y chequear las más de 900 propuestas de restaurantes y bares en Buenos Aires. ¡Reservá tu mesa gratis y en el momento!

Compartir:
Explorador Gastronómico
Cocinar, comer y viajar, son sus grandes pasiones. Cuando va a comer a un lugar nuevo siente ese cosquilleo de las primeras citas románticas. Nunca se niega a un asado. También es autor de Explorador Gastronómico.