El chef Julián Martínez, originario de las costas de Guerrero, inició su trayectoria culinaria en un restaurante de la playa a los 20 años; su talento no pasó desapercibido y, al poco tiempo, desarrolló su pasión por la cocina italiana en Grupo Becco de la familia Pavia. Finalmente, el 15 de agosto de 2017, Martínez Bello decidió materializar sus pasiones y puso en marcha uno de sus más grandes retos: Sepia cucina italiana.