Mariana es amante del olor a café recién molido a la mañana y de la comida casera. Le encanta conocer nuevos lugares en la ciudad y está en la búsqueda del mejor helado de pistacho de Buenos Aires.