Así fue FoodSound, el evento que unió música y gastronomía

Compartir:
Escenario principal de Foodsound
Foto: Matías Solares

El viernes 10 arrancó el evento gastronómico al aire libre FoodSound. La propuesta del evento es fusionar dos pasiones populares: la música y la comida, rodeados de naturaleza y con un ambiente muy familiar. Sin dudas, fue una salida diferente en Vicente López.

Puesto de cerveza Imperial
Foto: Matías Solares

Tuve la oportunidad de arrancar temprano el viernes y aproveché para recorrer primero los 25 foodtrucks que participaron del evento y elegir bien qué me gustaría probar. Estaban los chicos de Locos x el Asado con mucha buena onda, me recomendaron que probara el choripán ($50), pero también tenían costillitas de cerdo y sándwich de ojo de bife ($100).
Tuve que pasar por María Félix y picar un par de tacos de carne por $120. Estaban los chicos de La Cabrera con unas opciones de parrilla muy ricas y también Mercado Central con su imperdible comida de autor se presentaron con bagels de salmón ($100), sandwich de cordero braseado ($100) y una deliciosa mousse de maracuyá ($50).

Foodsounds Cocina inquieta
Foto: Matías Solares

Muchos optaban por las hamburguesas de bondiola de cerdo ahumado de Cocina Inquieta, del chef Alejandro Goñi (también responsable del restaurante Pichon). Por $100 podías comerla con panceta crocante, fondue de quesos, cebollas caramelizadas, huevo poché en pan brioche y con papas rústicas.

Foodsound Otto salchicheria alemana
Foto: Matías Solares

Uno de los que más me llamó la atención, quizás porque al lado del río hace un poco de frío y estaba para algo más power, fue el foodtruck de comida alemana. Otto tenía platos con acento alemán, 5 tipos de mostazas diferentes, pretzels y, el ganador por lejos, el struddel de manzana ($60) capaz de tentar hasta la más juiciosa con la dieta.
Había familias enteras recorriendo los foodtrucks, muchos con mascotas con correa, otros hacían fila para ver el puesto de helado hecho con nitrógeno de Guilab que llamaba mucho la atención por el “humo” que salía de su camioneta chiquita y muy colorida.

Foodsound escenario central
Foto: Matías Solares

La música fue bastante variada, muchos se animaron a bailar covers cumbia pop de Los Bonnitos. ¡Muchos se animaron a bailar y todo! Fue una noche tranquila: música de fondo, una mesa a la intemperie, cerveza en mano y amigos, la verdad que no se puede pedir nada más.

Mariana Burgues
Mariana es hotelera, chef y trabaja como Coordinadora de Contenido en Restorando. Amante del olor a café recién molido a la mañana y de la comida casera. Le encanta conocer nuevos lugares en la ciudad y está en la búsqueda del mejor helado de pistacho de Buenos Aires. También escribe en En Boca de Todos .

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *