Aramburu Bis: en la ejecución está la perfección3 minutos de lectura

Salón de Aramburu bis
Foto: Cortesía de Soledad Assandri

Empezó una nueva Buenos Aires Food Week y estoy más que contenta. No me acuerdo en que edición empecé a ir pero fue hace unos años y desde ese momento las espero atenta. La gran cantidad de restaurantes de alta gama con menú a precios amables tienta a cualquiera.

Todos tenemos una lista de lugares pendientes y BA Food Week es la excusa para tachar uno cuantos al hilo. Lo que hago es seguir a BA Food Week por las redes y cuando ellos anuncian que ya están lo menúes de la nueva edición voy rauda y los reviso. ¡Elijo los que me tientan, mando WhatsApp a mis posibles acompañantes y hago las reservas!

Esta vez fui a conocer Aramburu Bis, el bistro de Gonzalo Aramburu. Es un restaurante emblemático por su comida, su localización y su speakesy bar en el sótano.

El lugar es relajado y confortable. Elegí mi mesa en base a la luz, consejo de food blogger: ¡si van a inmortalizar su cena elijan la mesa que tenga la mayor luz posible sobre el plato!

Llegamos y nos recibieron con un Aperol Spritz y pan de campo con semillas y oliva que era la gloria. En base al menú de Aramburu Bis para la Food Week primero probamos la provoleta con chutney de tomates y hojas verdes, el toque distintivo era la deliciosa salsa.

Aramburu bis
Foto: Soledad Assandri

Después vino la ensalada, que tenía todo lo que a mi me gusta: verdes, manzana verde, remolacha, calabaza, ricotta y nueces garrapiñadas aderezada con aceite de vainilla.

Aramburu bis
Foto: Cortesía de Soledad Assandri

La pesca del día era lenguado; el coliflor le quedaba estupendo y me declaro fan total de los hinojos asados.

La pesca del día era lenguado
Foto: Cortesía de Soledad Assandri

Luego llegó el cordero braseado. Viene en una terrina, todo desmenuzado; estaba muy bien pero si tengo que elegir lo prefiero troceado. Acompañado por el mejor puré de batata que comí en mi vida, pickle de zanahoria y zapallitos asados.

Aramburu bis-Cordero
Foto: Soledad Assandri

Las dos opciones de postres son sencillas pero efectivas: frutas de estación y tiramisú.  El tiramisú me pareció original, se siente bastante el queso, diría que es la combinación perfecta entre tiramisú y cheesecake.

Aramburu bis tiramisú
Foto: Soledad Assandri

Acompañamos la comida con Don Nicanor Malbec que es un vino muy agradable en boca, con bastante fruta, de estructura media y sin mucha madera que se amalgamó perfectamente a todos los pasos.

La atención es ideal, super amena y atenta, ¡ni te sofocan ni se olvidan de uno! Nosotros elegimos todos nuestros pasos de entrada, así que los platos fueron saliendo al compás. Para el postre quise esperar un poco más, les avisé y, super amables, lo trajeron al rato.

Luego de la cena fuimos a conocer Ünder, el bar que está debajo de Aramburu Bis, al que van tanto los comensales de Aramburu como de Aramburu Bis, pero que está abierto al público en general. Probamos un trago de autor exquisito.

Ünder el bar que está debajo de Aramburu Bis
Foto: Cortesía de Soledad Assandri

Toda la experiencia fue muy linda, relajada y, sobre todo, ¡rica! La sensación que me quedó es de un lugar donde las cosas se hacen bien; no pretende conquistarte con novedades, sino ejecutando muy bien platos tradicionales.

¿Que lugares conocieron con BA Food Week?

Aramburu Bis

Humberto Primo 1207, Monserrat

Abierto de lunes a sábado, mediodía y noche

Compartir:
Soledad Assandri
Soledad Assandri, ingeniera, apasionada por la buena gastronomía y la alimentación conciente. Sin poseer estudios formales de cocina cree en aprender como lo hacian las abuelas. Sueña con nadar en una pileta de chocolate 70% y que el pinot noir se venda por copa en todos los restaurantes de Buenos Aires. También es autora de Tu Casa Invita