Anakena, una gran opción para comer en familia el Día de la Madre3 minutos de lectura

Fachada de Anakena
Foto: Cortesía de Amor de mamá

La comida thailandesa despierta curiosidad en quienes amamos comer delicioso y probar nuevos sabores. Estos exquisitos lugares con sabor asiático cada vez crecen en número, sobre todo por la gran demanda de comensales que desean vivir una nueva experiencia.

Anakena (en el Grand Hyatt Santiago) es sin duda uno de los mejores de su tipo, catalogado como un restaurant de lujo, en un entorno y ubicación insuperables. Les cuento cuál es su propuesta para el Día de la Madre para poder salir a comer en familia y agasajar a mamá con estilo.

Vista desde Anakena
Foto: Cortesía de Amor de mamá

La atención es muy amable desde que ingresamos a este hermoso restaurant. Si hacen reserva pueden elegir una buena mesa en el interior con excelente vista a los jardines del hotel, o en el exterior a un costado de la piscina que deslumbra con su cascada maravillosa.

Hojas de Camarón
Foto: Cortesía de Amor de mamá

Como aperitivo, en la mesa hay una salsa en base de coco y maní y una hojas de camarón crujiente, que las más pequeñas devoraron.

Bebestibles
Foto: Cortesía de Amor de mamá

Para beber, el pisco sour es una excelente opción para mí (me encanta) y de verdad estaba muy correctamente preparado. Mi esposo pidió una copa de vino (que luego fueron dos) Santa Digna Carmenère, un muy buen exponente chileno y jugos de frutas naturales.

Pad Thai mixto, con camarones y pollo
Foto: Cortesía de Amor de mamá

Consultamos a la señorita que muy cordialmente nos atendió cuál era el plato estrella. Nos recomendó probar algún curry no muy picante (en caso de que las niñas quisieran probar), como el “Geng Kari” un curry amarillo de pollo y por supuesto, el “Pad Thai” mixto, con camarones y pollo.

Curry amarillo de pollo
Foto: Cortesía de Amor de mamá

Para las más pequeñas pedimos “Satay Gai” (de pollo), “Nua” (carne de res) y “Goong” (camarones), una especie de brocheta con carnes ensartadas y marinadas en leche de coco con especias y acompañada de salsa de maní, un éxito.

La comida thailandesa de Anakena
Foto: Cortesía de Amor de mamá

Cuando llegaron los platos, hubo preocupación de que estuviera todo muy ordenado para compartir, ya que pusimos todo en el centro para poder probar de todo un poco. Como la idea era probar la mayor cantidad de platos nos decidimos a pedir además un curry rojo de carne de res (un poco más picante) y una nueva porción de Satay para las niñas (además hay una promoción en donde si pides 3 Satay del mismo sabor, va uno gratis).

Después de tanta degustación, no nos atrevimos con el postre porque de verdad no quedaba espacio, pero para cumplir con la tarea encomendada preguntamos a nuestra garzona cuál era el postre estrella y sin dudarlo nos señaló en el menú el “Saku”, que son perlas de tapioca con leche de coco y fruta de temporada. Una delicia que jamás sale de la carta.

Para ir con niños es un excelente lugar, es cálido y con estilo. Además hay mucha preocupación para que la experiencia de servir sea lo más buena posible. Sin duda un lugar para recomendar este Día de la Madre y sorprenderla con una experiencia nueva y exquisita. ¿El precio? Moderado (recordemos que es un restaurant de lujo): para una cena de 2 adultos y 2 niños, $70.000 (USD 107) incluyendo los bebestibles, sin propina.
Anakena (Grand Hyatt Santiago) queda en Av. Kennedy 4601, Las Condes.  

Compartir:
AMORDEMAMMA
Nati es mamá a tiempo completo, de profesión Matrona (Obstetriz, Partera, Comadrona) de la Universidad de Chile. Le encanta cocinar, hacer manualidades y aprender con sus monas locas (sus hijas de 3 y 5 años), desea compartir su experiencia y con esto ayudar a otras familias en esta gran aventura de crecer. También soy autora de AMORDEMAMMA