¿Dónde ir a comer? Colombia

Amor y amistad para cada tipo de pareja

3 de septiembre, 2018

Amor y amistad para cada tipo de pareja

3 minutos de lectura

El día del amor y amistad se acerca y la mejor manera de celebrarlo es, por supuesto, llevar a comer a tu pareja. Pero como no todos somos iguales, acá te dejamos recomendaciones que estén hechas a tu medida.

Malú para una pareja bohemia

Amor y amistad
Foto: Cortesía de Malú

Si tu pareja es amante de lo natural y saludable, este lugar le emocionará. Prepárense para disfrutar juntos de deliciosa comfort food mediterránea, hecha con ingredientes de proveedores que respaldan causas sociales, ambientales o animalistas.

  • Para compartir: la burrata.

Malú queda en Calle 104 # 18a – 52, Bogotá – Colombia.

El Chato para la pareja gourmand

Amor y amistad
Foto: Cortesía de El Chato

¿Tu pareja tiene un paladar exquisito? Dale en el gusto con la mejor comida de autor en este exclusivo lugar. La cocina de Álvaro Clavijo recuerda un poco a la comida casera colombiana, pero siempre tiene un giro que sorprende.

  • Para compartir: las croquetas de morcilla.

El Chato queda en Quinta Camacho, Calle 65 # 3b – 76. Reserva tu mesa

Dhaba para la pareja trotamundos

Amor y amistad
Foto: Cortesía de Dhaba

En Bogotá, aún es difícil encontrar comida realmente auténtica de otros países. En hindi, dhaba significa (más o menos) piqueteadero de carretera, por lo que aquí encontrarán platos muy autóctonos y populares. Sabemos que es el mejor restaurante de este tipo de cocina porque los oriundos de la India lo visitan a menudo. 

  •  Para compartir: literalmente, todo.  

    Dhaba queda en Calle 33A # 19-17 , Teusaquillo , Bogotá DC Colombia .

Prudencia para la pareja excéntrica

Amor y amistad
Foto: Cortesía de Prudencia

¿Te encanta hacer cosas fuera de lo normal con tu pareja? Si es así, invítalo a gozar de una experiencia distinta y, a la vez, poco pretensiosa. Este restaurante de La Candelaria ofrece un menú de lujo a precios buenísimos; cada día hay un menú diferente de cuatro pasos, siempre con platos muy osados.

  • Para compartir: pidan platos fuertes diferentes.

Prudencia queda en Carrera 2 No. 11 – 34, Bogotá.

 Huerta bar para la pareja fiestera

Amor y amistad
Foto: Cortesía Huerta Bar

Si para tu pareja el día comienza después de almuerzo, esta guarida de cocteles artesanales seguro lo deslumbrará.  Huerta bar tiene una atmósfera acogedora y relajada, algo de comida para picar y cocteles muy, pero muy, buenos.

    • Para compartir: tabla de jamones ibéricos.

Huerta Bar queda en Quinta Camacho Calle 69a #10-15 (2do. piso) Haz tu reserva

Vitto para la pareja romántica

Amor y amistad
Foto: Cortesía de Vitto

Sabemos que algunos desean conservar las tradiciones y llevar a su pareja a un lugar verdaderamente romántico. Para ustedes, está Vitto: la versión moderna de un restaurante italiano para enamorados. Aquí podrán degustar platos creados a la perfección, con luces bajas y música cautivante de fondo.

      • Para compartir: arma tu tabla con distintos quesos, carnes y vegetales.

Vitto queda en Zona G, Calle 69 No. 4-97 Haz tu reserva

Café Monstruo para la pareja no-pareja

Amor y amistad
Foto: Cortesía de Café Monstruo

A veces no queremos celebrar el amor, pero sí la amistad. En esos casos, es una excelente idea ir por brunch y pasarla bien con varios amigos. Café Monstruo tiene un espacio magnífico para parchar por horas (¡y tomar muchas mimosas!).

      • Para compartir: pizza especial de desayuno.

Café Monstruo queda en Cra. 18 #84 84, Bogotá, Colombia.

Si estás interesado en descubrir nuevas propuestas te recomiendo que leas nuestra nota de las cinco novedades del 2018 para descubrir en Bogotá.

¿Buscas más opciones para salir a comer? Usa Restorando y reserva gratis en más de 300 restaurantes y bares de la ciudad ¡Es fácil y rápido!

0
Compartir:

La Pobre Viejecita es, como bien lo dice el famoso poema de Rafael Pombo, "una anciana sin nadita que comer sino carnes, frutas, dulces, tortas, huevos, pan y pez". Le encanta conocer restaurantes y contar sus experiencias desde el punto de vista de un comensal corriente. También es autora de La Pobre Viejecita
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *