8 lugares para ir a comer y pasar un Día de San Valentín inolvidable en Buenos Aires8 minutos de lectura

Salón de green bamboo
Foto: Cortesía de Green Bamboo

A veces es difícil ponerse de acuerdo con tu pareja para salir a comer, y todavía más difícil es si querés ser original y buscar algún lugar para descubrir juntos. Tengo 8 opciones para hacerte la decisión más fácil y empezar la noche con el pie derecho.

J.W. BRADLEY Ltd

Mucha gente parada tomando en el salón de JW Bradley
Foto: cortesía de J.W. Bradley

Si invitás a alguien a J. W. Bradley lo estás invitando a viajar. Es un lugar totalmente nuevo estilo speakeasy, ambientado en el Orient Express. Empezás entrando a un tren que te lleva a un salón grande con mucha onda. Luces cálidas, sillones oscuros y cómodos, una barra grande a un lado y música de fondo; es ideal para acompañar una salida en pareja.

Te acercás a la barra y los chicos te atienden y te preparan tragos que te transportan a las antiguas ciudades icónicas del viejo continente. Para San Valentín el trago que recomiendo es “Room for two”: Ron Bacardí Carta Oro, ron Bacardí Carta Blanca, Hesperidina, Apricot Brandy, jugo de pomelo rosado, canela y almíbar de maracuyá servido. Dos vasos en una bandejita apretados y juntos como dos amantes. Para acompañar: el The Bradley Roasted Salmón, horneado sobre vegetales y con puré de calabaza es un gran recomendado.

Sugiero ir con reserva porque las mejores mesas se van rápido. Si visitás J. W. Bradley no te deja mal parado en ningún plan.

J.W. Bradley Ltd. queda en Godoy Cruz 1875, Palermo.

Green Bamboo

Salón de Green Bamboo con gente comiendo
Foto: cortesía de Green Bamboo

Para quienes se animan a probar sabores distintos y exóticos está Green Bamboo, un restaurante de comida vietnamita en pleno Palermo Hollywood. Apenas entrás podés sentir la vibra del salón, los colores cálidos y la decoración oriental con detalles budistas, todo muy cómodo.

Aparte de las mesas convencionales se puede experimentar comer sentados en el piso (estilo vietnamita) para completar la experiencia. Invita a sentarte y arrancar con un trago. La barra tiene varias opciones con frutas, infusiones, licores y spirits inspirados en sabores y paisajes únicos de Vietnam.

¿Qué esperar del menú? Los platos son abundantes pero cuidado que algunos tienen un toque picante. Mi recomendación para el Día de San Valentín es el Tapeo Viet, que se puede compartir e incluye postre y una copa de vino o cerveza.

La dirección de Green Bamboo es Costa Rica 5802, Palermo.

Hierbabuena

Gente comiendo en el patio de Hierbabuena
Foto: cortesía de Hierbabuena

Ingredientes naturales, todo casero y sano en platos con presentaciones coloridas y delicadas. Esto es lo que pasa cuando vas a Hierbabuena, un lugar donde la gente ama lo que hace. Se nota en cada detalle, la atención y el local están pensados para que disfrutes de un rato super agradable.

Te sentás, enseguida te atienden amablemente y te ofrecen la carta con una sonrisa; ¡ya uno se siente como en casa! Con frascos y botellas que decoran las paredes se te van los ojos a todas las cosas ricas que se pueden probar en este simpático restaurante del Boulevard Caseros.

Hierbabuena es una excelente opción para ir en pareja de día o de noche y las alternativas para degustar son muy tentadoras. Los ñoquis de palta son sumamente recomendados. Personalmente, la próxima vez que visite Hierbabuena voy a pedir el salmón rosado grillado con vegetales orgánicos, vinagreta de maracuyá y jalapeño, servido con rúcula fresca y pesto de pistacho y no me voy sin probar el Ron, limón, jengibre y menta.

La dirección de Hierbabuena es Av. Caseros 954, San Telmo.

Sudeste

Salón de Sudeste
Foto: cortesía de Sudeste

Sudeste ofrece la alternativa de velada única en las afueras de la ciudad, a metros del río y  en una zona rodeada de verde. Es un restaurante ubicado en una antigua casa del bajo de San Isidro donde se puede sentir la calidez de la madera con la que está revestido. El sector interno tiene toques rústicos y románticos que hacen que el salón sea muy acogedor. Las mesas con manteles blancos, velas y vajilla “de la abuela” le dan un toque hogareño que lo hacen único.

En Sudeste Restaurante la atención es como la de quien te invita a cenar en su propia casa. Desde 2007 es atendida por sus dueños y esto es algo que se refleja en el ambiente amigable y el tipo de comida: casera con base mediterránea que siempre se puede acompañar con algún vino de la carta. El jardín de Sudeste es perfecto para complementar la salida del Día de los Enamorados.

¿Dónde queda Sudeste? En Av. Tiscornia 960, Bajo de San Isidro.

Frank’s

Barra de Frank's con bartenders trabajando
Foto: cortesía de Frank’s

De los mejores bares speakeasy de Buenos Aires por su atención y calidad de todo lo que sirven. El bar está ambientado como Nueva York de principios de siglo XX, con sillones cómodos, mesas y decoración de madera oscura y una barra enorme de botellas con fondo espejado en el centro.

Es ideal para disfrutar de tragos y cocteles originales. Tienen una carta de recomendados pero también les gusta que los desafíen con tragos a pedido en el momento y siempre están bien predispuestos para hacer sugerencias y recomendaciones.

La mezcla de clandestinidad y exclusividad de Frank’s lo hacen una salida única con sabor a prohibido. Por un ratito podés sentirte contemporáneo de la época del auge del jazz y de personajes como Al Capone.

Frank’s está ubicado en Arévalo 1445, Palermo.

Milion

Gente comiendo en el patio interno de Milion
Foto: cortesía de Milion

Milion es una casona antigua estilo francés en el barrio de Recoleta. Tiene varios espacios decorados para crear un ambiente cálido e íntimo. La carta es sencilla, estilo argentino contemporáneo con elementos de recetas mediterráneas. Durante la época de verano incluyen mariscos y platos que fusionan lo oriental con lo latinoamericano.

La barra tiene tragos y cocteles variados y riquísimos; siempre está bueno preguntar si hay algún trago especial para la ocasión. Milion es ideal para ir en pareja, tiene un jardín enorme para disfrutar al aire libre. Elegante y con estilo, es un lugar que te transporta a la belle époque e invita a crear nuevas anécdotas.

¿Dónde está Milion? En Paraná 1048, Recoleta.

Anasagasti BA

Foto: Mariana Burgues Aguiar

De los nuevos bares de Palermo, Anasagasti es el más recomendado. Una casa de 3 pisos construida con todos los detalles típicos y reciclado cuidadosamente respetando la arquitectura de Buenos Aires de principios de siglo XX.  Ubicado en el pasaje que le da el nombre, y a metros del Shopping Alto Palermo, es un lugar lleno de detalles: madera, una araña enorme, chimenea y sillones cómodos.

La barra de Anasagasti ofrece los cocteles clásicos y tragos de autor hechos 100% con elementos artesanales que hacen con sodas saborizadas, licores, absenta casero, vermouths, 6 tipos de bitters y un ahumador propio. Su carta fue diseñada por Matías Granata (ex Frank’s, Four seasons y Palacio Duhau), ¡imposible no tentarse!

La propuesta gastronómica es tapeo, dentro del que se destacan la clásica tortilla de papa con secos de jamón ibérico, la degustación de 3 tipos de hamburguesas y tiraditos de pesca blanca con cebolla morada, mango, cilantro, jugo de limas y jarabe de chila.

Si vas el viernes o el sábado para festejar San Valentín subir a la terraza es un must.

Anasagasti está ubicado en Pasaje Anasagasti 2067, Palermo.

Cenas pasionarias

Salón de Cenas Pasionarias con gente comiendo
Foto: cortesía de Cenas Pasionarias

En Palermo Soho, escondido al ojo inexperto está Cenas Pasionarias, una propuesta interesante y diferente en el universo de restaurantes de Buenos Aires. En un espacio con lugar para hasta 60 personas entrás y te podés encontrar con un salón lleno de recuerdos, muebles seleccionados y antigüedades de los años 1920 a 1950, muy estilo art Déco. Esto para mí ya tiene un encanto y marca muy personal, sin dudas una salida original para ir en pareja.

Cenas Pasionarias es un restaurante a puertas cerradas atendido por un grupo de gente super copado. Gaspar trajo toda su experiencia de 14 años en Europa y en el sudeste asiático y nos invita a deleitarnos con platos influenciados por estas culturas y respetando los ingredientes locales. Hay show de jazz a la gorra que complementa perfectamente la atmósfera. Definitivamente un lugar único, con sello propio.

La dirección de Cenas Pasionarias se da tras la reserva, la cual debe ser realizada con un mínimo de 36 horas de anticipación.

¿Te gustaron estas propuestas? Si buscás más opciones te aconsejo entrar a Restorando y chequear las más de 900 propuestas de restaurantes y bares en Buenos Aires. ¡Reservá tu mesa gratis y en el momento!

Compartir:
Mariana Burgues
Mariana es hotelera, chef y trabaja como Coordinadora de Contenido en Restorando. Amante del olor a café recién molido a la mañana y de la comida casera. Le encanta conocer nuevos lugares en la ciudad y está en la búsqueda del mejor helado de pistacho de Buenos Aires. También escribe en En Boca de Todos .


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *