Amamos lo que comemos. Comemos lo que amamos.


5 restaurantes para adentrarse en la comida asiática en CDMX8 minutos de lectura

comida asiática en CDMX

La Ciudad de México cuenta con una impresionante oferta gastronómica que va de la cocina regional mexicana, hasta los confines más alejados, como la asiática. Si te ha dado curiosidad explorar los exóticos sabores que nos ofrece esta lejana tierra, tenemos algunos restaurante que ayudarán a ampliar tu atlas culinario. Checa estas recomendaciones y aventúrate a visitarlos.

Black Taiga

Black Taiga Lucecitas
Foto: Black Taiga -Pau Loera

Hay restaurantes que enamoran a primera vista por su personalidad, además, el estilo y diseño del establecimiento suele decir mucho de lo que encontrarás en el menú. Este es el caso de Black Taiga, donde un tigre con capa, lámparas japonesas de papel y un salón estilo warehouse oriental con luces neón te atraparán por completo.

Black Taiga street food
Foto: Black Taiga – Pau Loera

El concepto es asian street food, nada pretencioso o fancy, sólo platillos que regularmente encontrarías en pequeños puestos por las calles de Vietnam, Tailandia o Corea fusionados con ingredientes y sabores mexicanos. El menú es bastante conciso: algunos buns o bollos al vapor, moo shus o tacos mandarines con tortilla de trigo, banh mi que son como las tortas tailandesas; además de algunas entradas y platos fuertes.

Siguiendo una línea friki, algunos platillos fueron nombrados como personajes de Naruto, Street Fighter y Death Note.

Black Taiga Sopa Kum Yong
Foto: Black Taiga – Pau Loera

Para empezar te recomiendo abrir apetito con Bogard, una tostada de pescado y sandía encurtida o con la sopa Kum Yom de camarón y coco.  Los imperdibles son los buns, hay de pulpo con kimchi, de camarón, el favorito de pork belly y hasta opción veggie preparado con tofu y berenjena.

Si aún tienes hambre los bahn mi son más sustanciosos, pues combinan carne, verduras, encurtidos y salsas agridulces.  El Kakashi Sensei lleva cerdo lentamente braseado, pepino persa y kewpie; o el Sharingan, de short rib glaseado con zanahorias encurtidas. Si después de la comilona aún tienes espacio pide un mochi, tradicional postre japonés, preparado con una bolita de helado de matcha o mango rodeada por una delgada capa de arroz glutinoso.

Black Taiga queda en Tamaulipas 60 (1er piso) en Condesa. Reserva gratis tu mesa aquí.

El Dragón

El Dragón
Foto: cortesía de “El Dragón”

Hablar de comida china en la Ciudad de México puede ser algo difícil, sobre todo por la idea de “buffet chino come todo lo que puedas por $70 pesos“,  en los que no siempre estamos seguros que platillo estamos comiendo o todo sabe igual. Sin embargo, hay algunos restaurantes escondidos donde aún podemos probar recetas tradicionales de esta nación, como lo es El Dragón, ubicado en pleno bullicio de Zona Rosa.

Una vez pasando a los ajetreados peatones y la fuerte música de los bares aledaños, nos recibe este establecimiento al típico estilo de restaurante chino: una pecera a la entrada, biombos, cuadros y figurillas con motivos orientales y por supuesto farolas rojas con dorado. El lugar es bastante relajado, para pasar un buen rato con amigos o familiares durante una tarde casual.

El Dragón
Foto: cortesía de “El Dragón”

La mejor opción es ordenar al centro, comienza con los emblemáticos rollitos primavera con salsa agridulce o unos dumplings de cerdo. De plato fuerte la estrella del lugar es el crujiente y jugoso Pato Pekín, laqueado con una salsa agridulce de ciruela y acompañado de tortillas de harina; es  ideal para compartir ya que la porción es un pato entero. También te recomiendo el arroz frito con verduras y mariscos o el pollo dragón.

Los sábados por la noche tienen “hot pot”, que consiste en una olla con un fondo hirviendo al centro de la mesa, donde vas agregando distintas carnes, mariscos y verduras  para que se cocinen. Además cuentan con buffet para desquitar el hambre.

El Dragón queda en Hamburgo 97, Juarez. Reserva gratis tu mesa aquí.

Galanga Thai Kitchen

La cocina tailandesa es un apapacho al corazón. Entra por los ojos con sus contrastantes colores, cautiva con aromas fuertes y engancha el paladar con la explosión de sabores y texturas. Cualquier incauto cae rendida ante ella. En Galanga Thai Kitchen la conocen a la perfección, lo cual lo hace el lugar idóneo si quieres adentrarte en sus sorprendentes platillos.

Es uno de los restaurantes consentidos de la Roma así que te recomendamos llegar con tiempo o mejor aún, hacer una reservación, ya que es bastante concurrido. El lugar es bastante casual, servilletas con brocados dorados y un par de cuadros decoran el acogedor salón, luces tenues y mesas iluminadas con velas, si tienes una cita romántica este lugar seguro convencerá a tu prospecto.

Galanga Khao Pad
Foto: Galanga Thai Kitchen – Pau Loera

El menú completo es una joya, lo mejor es compartir y pedir al centro para disfrutar de un festín. Como entrada te recomiendo los rollos primavera acompañados de una salsa de cacahuate o la ensalada de papaya verde Som Tom. Si quieres algo caliente para abrir apetito está la tradicional sopa de leche de coco pollo Tom Kha Gai, una verdadera sorpresa en el paladar.

Para continuar con los principales puedes elegir entre arroz, noodles, curries y platos fuertes. Un must es el Pad Thai Koong Sod, fideos de arroz con la especial salsa de tamarindo y cacahuate, o el Khao Pad Thai, arroz frito tailandés servido en ¡una piña!

Galanga Sticky Rice
Foto: Galanga Thai Kitchen -Pau Loera

Termina con el tradicional sticky rice, no se necesita más para una deliciosa velada.

Galanga Thai Kitchen queda en Calle Guanajuato 202, Roma. Reserva gratis tu mesa aquí.

Kome Kome

Kome Kome Sakana Roll
Foto: Kome Kome – Pau Loera

Si tienes antojo de sushi y andas por la colonia Roma, Kome Kome es la opción. Se encuentra dentro de Casa Quimera, una antigua casona del siglo XIX convertida en un centro gastronómico y cultural, lo cual lo hace ideal para visitar en fin de semana. El ambiente es muy relajado, en el salón encontrarás una enorme barra para compartir con desconocidos y en el patio algunas mesas ideales para reuniones con amigos.

Kome Kome
Foto: Kome Kome – Pau Loeira

El atractivo principal del menú son los rollos de sushi ya que tienen para todos los gustos: de atún salmón, camarón, e incluso opciones veggie. Te recomendamos el Sakana Roll, con camarón al ajillo y salsa Tampico, o el Cabrera Roll con cangrejo y aguacate. Compleméntalo con una sopa Shumashi, con shiitake, fideos

de arroz y camarón o unos edamame al centro.

Si tienes bastante hambre los teppanyaki son una buena opción, el mixto lleva verduras, filete de res y pollo; también encuentra el clásico yakimeshi con huevo y camarón. Para tomar cuentan con el tradicional calpis, natural o de sabores, además de cerveza artesanal y margaritas de sake.

Kome Kome queda en Orizaba 131 (Casa Quimera), Roma. Reserva gratis tu mesa aquí.

También tienen otra en Av. Independencia 40 (Mercado Independencia), en el centro. Aquí puedes hacer gratis tu reservación.

Ah-Un

Ah-Un
Foto: Ah-Un – Pau Loera

Una joya nipona oculta entre el mar de gente que frecuenta el centro histórico. Ah-Un se encuentra en la calle de Gante casi esquina con Madero y es el perfecto escondite para consentirse con tragos de sake, sashimi y ramen después de un largo día de recados.

Tras pasar al volantero se encuentra una enorme mesa de madera, literalmente de troncos cortados por la mitad, y banderines japoneses colgados. Al fondo unas repisas con botellas y figurillas esconden una impresionante barra de sushi, en la cual se encuentran los maestros susheros al centro fileteando atún y preparando deliciosos makis.

Hay bastante de donde elegir ya que en su menú encontrarás kushiagues, sashimis, sushi, udon, ramen, nigiris y alguna que otra cosa tailandesa. Para salir de la zona de confort te recomiendo pedir un plato de ramen o el tempura udon. De entrada unos nigiris, o un delicioso sashimi de atún.

Para cerrar con broche de oro échale un ojo a sus postres como el pastel de capas de matcha, si te sientes muy lleno no dudes en pedir un sake caliente como digestivo.

Ya que tienes estas opciones conviértete en un entusiasta de la gastronomía del este y sureste asiático. Más allá del tan popular yakimeshi, los makis y temakis, esta región tiene contrastantes sabores y platillos para cada paladar. Ahora lo más difícil será elegir qué restaurante visitar primero, ¡Itadakimasu!

Ah-U queda en Calle de Motolinia – 31 A, Centro Histórico. Reserva gratis tu mesa aquí.

Te dejo también dónde tomar las mejores cervezas artesanales con amigos en CDMX. Si estás buscando otras opciones para salir a comer, también puedes encontrar más opciones ingresando en Restorando cientos de lugares para reservar tu mesa gratis ¡y en el momento!

Paola es gastrónoma de profesión y cocinera por vocación. Su vida gira en torno a la comida y descubrir qué hay detrás de cada platillo. Entusiasta de los tacos, la cultura asiática y los dulces: para ella una comida no está bien culminada sin postre. Puedes seguirla en @vaainilla

Compartir: