Amamos lo que comemos. Comemos lo que amamos.


5 lugares ideales para salir en pareja en Buenos Aires11 minutos de lectura

Día de los enamorados

Llega el mes de febrero y en varios rincones del mundo nos preparamos para festejar el amor. No necesitamos excusas para salir a comer y descubrir las mejores propuestas gastronómicas del momento pero, en este caso, el famoso Día de los Enamorados nos inspira a ir más allá y buscar el recoveco ideal para pasar una velada romántica en compañía de esa persona que nos hace sentir…mariposas en la panza.

Todo comenzó durante el Imperio Romano, las autoridades prohibían a los jóvenes soldados casarse porque iban a ser más eficaces en el campo de batalla sin ataduras familiares ni compromisos amorosos. Cuenta la leyenda que el sacerdote Valentín, en contra de la ley, se dedicaba a casar a los enamorados en secreto. De ahí se santificó a este hombre por defender el amor y hoy festejamos el Día de San Valentín.

En Restorando también creemos en el amor y por eso salimos a buscar los mejores lugares para ir en pareja y disfrutar de una velada romántica de a dos. Casas encantadas, jardines mágicos llenos de verde y platos hechos con amor. Estos son nuestros 5 elegidos para celebrar el Día de los Enamorados en Buenos Aires:

1. Catalino: Colegiales

restaurante_catalino_colegiales_catalino_-_foto_rodrigo_ruiz_ciancia_img_1035
Foto: cortesía de Catalino

Cocina Sincera de Autor

El lugar perfecto para los románticos empedernidos. En una casona antigua de Colegiales, uno de los barrios con mejor calidad de vida de Buenos Aires repleto de calles arboladas, tranquilidad y vanguardia, se esconde Catalino, un restaurante a puertas cerradas con “cocina sincera” que pone foco en la calidad de sus alimentos y la presentación de sus platos.

Para amores conscientes (por lo menos a la hora de comer), Catalino ofrece productos agroecológicos de cooperativas nacionales que trabajan sin agroquímicos. Desde la sal hasta el aceite y las carnes de pastura, en Catalino todo está pensado en sintonía con la naturaleza y la alimentación saludable. Por eso, cambian su menú quincenalmente en función de los productos de estación. Sus platos combinan sabor, elaboración y rusticidad usando vegetales orgánicos enteros para aprovechar mejor sus propiedades y carnes de caza como ciervo o jabalí.

Las bebidas no se quedan atrás en esta casa chorizo de antaño de techos altos de madera, iluminación tenue con veladores antiguos, arte, piano y un patio lleno de plantas, donde ofrecen  carta de vinos acorde a su filosofía y destilados artesanales (imperdible su gin tonic).

A favor del comercio justo y la calidad de las comidas, Catalino es uno de nuestros lugares preferidos para salir en pareja por su ambiente acogedor y variedad de platos rotativos preparados con amor saludable.

Catalino está en Maure 3126, Colegiales. Abre jueves, viernes y sábados de 20:30 a 00 hs. Domingos de 12 a 15. Acá podés hacer gratis tu reserva.

2. La Bumón: Palermo Sentimental

restaurante_la-bumon_palermo
Foto: cortesía de La Bumón

Menú de Autor y Wine-Fi

Las casonas antiguas de Buenos Aires tienen ese no sé qué que inspira calidez y armonía, por eso La Bumón es uno de nuestros restaurantes elegidos a la hora de salir en pareja y disfrutar una velada romántica y de buen sabor. Aunque su nombre suene francés es un juego de palabras que en realidad significa “La Buena Morfa Nuestra”, y tal así en sus platos tradicionales con acento en los productos frescos, orgánicos y de estación. Con menú acotado para todos los gustos ofrecen desde pastas caseras hasta pescados y carnes de pastoreo. Algunos de sus platos destacados son los calamares rellenos con langostinos y hongos portobellos, el ceviche, las mollejas y, para empezar, la exquisita provoleta de búfala.

Para las parejas amantes del buen beber esta esquina palermitana también es la propuesta ideal. Su dueño es sommelier y sorprende con una gran cava bajo un piso de vidrio. Guiados por el lema “No hay nada más difícil que vivir sin ti(nto)” organizan degustaciones y catas a ciegas. Al fondo del salón también funciona Casa Coupage, otro restaurante escondido en un espacio privado con menú degustación de 6 u 8 pasos.

Para los enamorados de los sabores autóctonos y los buenos vinos, La Bumón es la casona perfecta con mesas amplias y bien separadas entre sí para satisfacer todos los sentidos.

Con buena relación precio calidad y amable atención, también ofrecen licuados, limonadas, tés helados, café y los domingos menú de brunch. Para disfrutar adentro o afuera en sus mesas sobre la vereda.

La Bumón está en Francisco Acuña de Figueroa 1800, Palermo. Abre de martes a sábados de 10 a 23:30 hs. Acá podés hacer gratis tu reserva.

3. Namida: Palermo Hollywood

restaurante_namida_palermo_dsc_0825_2
Foto: cortesía de Namida

Cocina Nikkei Contemporánea

Dentro del lujoso Hotel Boutique Palo Santo de Palermo, bautizado en honor a la madera del árbol sagrado, se encuentra Namida, un restaurante especializado en comida nikkei, es decir, lo mejor de la fusión japonesa-peruana.

En un entorno cuidadosamente diseñado y ecológicamente sustentable con más de 800 tipos de plantas cubriendo la fachada, patios y terrazas, y una fuente de agua de 18 metros de altura que recorre todo el espacio, Namida es su propuesta gastronómica para paladares exquisitos en un lugar románticamente ideal para parejas que disfrutan el buen servicio y los sabores exóticos.

En un ambiente reservado y acogedor con vistas al jardín interno del hotel lleno de verde y entre detalles en mármol y, claro, madera de palo santo, Namida abre sus puertas por las noches con una vasta oferta de sushi y cocina nikkei.

El extenso menú está dividido en entradas, tapas, ceviches y niguiris, sashimis, geyshas y urakamis, tanto clásicos como especiales. Tienen degustaciones, tablas combinadas y platos típicamente nikkei como el pollo agridulce en cubos fritos con vegetales salteados y salsa agridulce. De sus entradas destacamos el wantan criollo relleno de morcilla, apio, cilantro y jengibre en salsa de peras y las fish cookies, galletas de langostino con cresta de salmón, queso Philadelphia y nira en salsa teriyaki. Otro de sus imperdibles son las propuestas de ceviche como el de Bengala con langostinos en leche de tigre y el Siberiano con salmón, mango y maracuyá.

A la hora de los postres, nada mejor que terminar la velada degustando su exquisita ñata: puré de palta y banana con miel y azúcar quemada. Para los dulces amantes también ofrecen la clásica chocotorta porteña, apple crumble y helado oriental sobre base de brownie. Tienen cerveza, cafetería y tés en hebras de la casa.

Para desconectar de la ciudad y sumergirse en un viaje de diseño ecológico con los mejores sabores de Japón y Perú entre enredaderas, fuentes de agua y arbustos.

Namida está en Bonpland 2275, Palermo. Abre de martes a sábados por la noche y se recomienda ir con reserva. Acá podés hacer gratis tu reserva.

4. Zirkel: Microcentro

zirkel
Foto: Zirkel

Cocina Alemana Porteña

Una de las mejores propuestas gastronómicas de Microcentro, a metros del Centro Cultural Kirchner y Puerto Madero, es el restaurante del Club Alemán, escondido en los pisos 21 y 22 de un edificio ancestral sobre Avenida Corrientes. En alemán Zirkel significa compás, y es que desde estas alturas se pueden trazar los mejores recorridos visuales de la ciudad. Como ellos mismos indican, en Zirkel tenés “Buenos Aires a tus pies” y las más prodigiosas vistas panorámicas de la ciudad y el Río de la Plata que llegan hasta la costa uruguaya.

En un ambiente cálido y tradicional, completamente alfombrado con círculos rojos y amarillos que recuerdan al hotel de la película El resplandor, y dos exclusivas cavas con capacidad para más de 400 botellas, en Zirkel ofrecen cocina europea moderna, amplia carta de vinos y barra de tragos.

Para empezar, algunas de sus entradas más tentadoras son las ostras gratinadas, la burrata con duraznos, jamón crudo y mix de verdes, y el strudel de queso brie con mermelada de cebolla morada, arenques y espárragos rebozados con salsa tártara. Entre sus principales recomiendan el cordero braseado con humita y popcorn (sí, ¡pochoclo!, o palomitas de maíz), las ribs de cerdo con salsa barbacoa, col lombarda y mandioca frita, y sus opciones de pastas como Malfatti de ricota y espinaca, o Conchiglioni rellenos de vegetales, langostinos y crema de azafrán.

También ofrecen platos típicamente alemanes como knackwurst con panceta grillada, chucrut, huevo y mostaza de miel, y el histórico gulasch con spätzle (pasta parecida a los ñoquis pero más fina e irregular).

Para acompañar, nada mejor que un buen vino o un cóctel clásico de la casa y, para terminar, imperdibles su volcán de dulce de leche con helado de crema americana y el Rote Grütze, postre del norte de Alemania a base de frutos rojos con salsa de vainilla.

Tienen varias opciones para celíacos, eventos especiales en las noches de luna llena y cambios mensuales en el menú junto a bodegas legendarias como Escorihuela Gascón y Norton. También ofrecen cervezas, licuados y cafetería.

Para los amantes de las alturas y los escenarios emblemáticos, Zirkel es la opción ideal para disfrutar de ricos platos, buena atención y amabilidad en pleno centro.

Zirkel está en Avenida Corrientes 327 piso 21/22º, Microcentro. Abre los lunes de 09 a 18 hs., martes a viernes de 09 a 24, y sábados de 18 a 01 hs. Tienen estacionamiento nocturno sin recargo y trabajan con reserva. Acá podés hacer gratis tu reserva.

5. Casa Cavia: Palermo Chico

Casa Cavia
Foto: cortesía de Casa Cavia

Cocina Literaria de Autor

El Día de los Enamorados da ganas de salir de la rutina y darse un lujo con una cena especial e inolvidable y, para eso, nada mejor que ir a Casa Cavia, la mansión construida a principios del siglo XX que abrió sus puertas en 2015 con una propuesta refrescante de buena arquitectura, literatura, flora y gastronomía.

Casa Cavia reúne a los mejores exponentes de todas las áreas para brindar una experiencia que integra arte y sofisticación. Para los amantes de la cultura y el buen vivir, la mansión es el lugar ideal para descubrir nuevos libros y deleitarse con decoración y paisajismo. Para lo demás, tienen a los mejores chefs, baristas, sommeliers y bartenders ofreciendo propuestas refinadas e innovadoras.

En la planta alta funciona la editorial Ampersand y una librería donde se pueden comprar títulos clásicos y actuales o pedirlos prestados para leer disfrutando un buen arte latte o el cóctel favorito de un autor en su parque oculto con aires barrocos lleno de verde y una gran fuente de agua. Los libros son los protagonistas del lugar, cuelgan hasta del techo y nutren a la cocina generando historias para cada plato y un menú dividido en capítulos.

La cocina también se rige por los productos regionales con opciones frescas y orgánicas que van rotando para cada estación. En su actual menú primavera-verano, guiados por las mejores tiras cómicas de Quino (Mafalda), Liniers (Macanudo), Jim Davis (Garfield) y Fontanarrosa (Inodoro Pereyra), entre otros, ofrecen entradas como tomates asados con burrata en pan tostado, langostinos con leche de tigre, palta y maíz y caracú con apio y mandioca. Entre sus principales nuestros elegidos son el cochinillo con granos y hojas en su jugo y la pesca del día con hierbas frescas y cremoso de porotos blancos. En cuanto a los dulces, es más difícil quedarse con uno, tienen helado de avellanas con nibs (granos) de cacao y whisky, helado de coco con semillas de chía y chocolate amargo, y extravagancias como los malvaviscos con cebada y maní.

En la Casa también dictan workshops de floristería, cursos de arte y gastronomía, realizan exhibiciones y presentaciones de libros y ferias en el jardín con libros, flores, cerámicas, joyería y productos autóctonos.

Casa Cavia es una invitación a perderse por el mundo de las palabras entre techos altos, pisos de madera y sillas tapizadas. El lugar ideal para los verdaderos románticos y enamorados intelectuales.

Casa Cavia está en Cavia 2985, Palermo. Abre de martes a sábados de 10 a 00 hs. y domingos de 10 a 19 hs. Acá podés hacer gratis tu reserva.

Te dejo más opciones para salir en pareja para que sigas descubriendo. Si buscás más opciones te aconsejo entrar a Restorando y chequear las más de 900 propuestas de restaurantes y bares en Buenos Aires. ¡Reservá tu mesa gratis y en el momento!

Compartir:
Violeta Zapiola
Violeta es Periodista y Sommelier. Trabajó en los mejores restaurantes y bares de Europa y América del Norte, y escribe en el magazine digital Maleva desde sus inicios. Apasionada por la historia que esconden los sabores, va más allá en cada una de sus notas.