5 lugares ideales para ir a comer en el Día del Niño4 minutos de lectura

Mesa de restaurante con padres y niños comiendo

Se acerca el Día del Niño en Argentina y para los amantes de salir a comer esta fecha representa un desafío: ¿dónde ir a comer con los más chicos y que toda la familia pase un buen momento? Si bien en Buenos Aires hay muchas opciones distintas para comer afuera, encontrar el lugar indicado puede tomar algo de tiempo.

Puede parece un lugar común, pero los padres coinciden en que hay dos condiciones bastante indispensables a la hora de elegir un restaurante para ir con hijos de hasta 10 años: un menú especial para ellos y un área de juegos para que se entretengan mientras los más grandes disfrutan de la sobremesa.

Teniendo en cuenta estas dos características te recomendamos 5 grandes restaurantes para festejar el Día del Niño, el próximo 20 de agosto. Hay opciones en Capital y también en el Gran Buenos Aires, ¡así que tomá nota!

Los Carditos

Salón de juegos para chicos en Los Carditos

Ya desde su eslogan -“Un lugar para jugar”- la propuesta de Los Carditos es clara: ser el restaurante que grandes y chicos eligen para ir comer, ya sea por su propuesta gastronómica (sencilla pero muy satisfactoria), como también por la gran cantidad de juegos y actividades que organizan.

Para entender cuán importante es este equilibrio para Los Carditos basta con conocer que, a diferencia de otros restaurantes que cuentan con un pequeño espacio para niños, acá la mitad del salón está ocupado por peloteros, mini cancha de fútbol, inflables, etc.

Además, suele haber shows especiales y actividades especialmente pensadas para los chicos, por lo que este Día del Niño es una gran oportunidad para conocer Los Carditos y disfrutar de un buen rato en familia.

Los Carditos queda en Av. Libertador San Martín 1169, Los Cardales.

A Fuego Lento

Mesas armadas en el salón de A Fuego Lento

Hace poco te recomendamos 12 lugares para comer en Caballito y A Fuego Lento nos quedó fuera de la lista, así que es un buen momento para remediar esa injusticia.

En pleno corazón de la ciudad, A Fuego Lento es una tradicional parrilla que además ofrece una interesante variedad de pastas y platos gourmet. Como si fuera poco, también cuentan con un campo de juegos para chicos al fondo del salón principal.

Así, mientras los más grandes disfrutan de cortes de carne de primera calidad (imperdible la bondiola de cerdo a la riojana, con jamón, arvejas, huevo y papas), los chicos pueden divertirse jugando en el pelotero, creando juguetes de papel o dibujando.

A Fuego Lento queda en Av. Juan Bautista Alberdi 344, Caballito.

Carmela

Mesas preparadas en el salón principal de Carmela

Carmela es probablemente uno de los mejores lugares para divertirse en familia: en sus amplios salones es muy usual que haya festejos o eventos privados, por lo que el ambiente de fiesta se contagia a través de las mesas y todo el mundo termina pasándola bien.

Al mismo tiempo, este restaurante ofrece una carta tradicional pero de gran calidad, centrada en particular en platos típicos de la cocina italiana y mediterránea (cómo resistirse a clásicos increíblemente ejecutados, como los Fetuccinis cortados a cuchillo con fileto fresco y basílico).

Por su parte, los chicos cuentan con un menú especial y un espacio amplio repleto de juguetes y entretenimiento, supervisado por personal exclusivamente dedicado.

Carmela queda en Dardo Rocha 1810, Martínez.

Maizales

Barras de comidas en Maizales

Volvemos a Caballito, esta vez para visitar Maizales, ya todo un clásico del barrio y uno de los tradicionales exponentes de la modalidad “tenedor libre” en la ciudad de Buenos Aires.

Esta “cocina abierta al mundo”, como reza su eslogan, cuenta con alternativas para todos los gustos y a un accesible precio fijo (entre $250 y $430, dependiendo del día y el horario): mariscos, pastas, parrillas, ensaladas y una mesa de postres que es uno de los puntos altos del lugar.

Mientras los padres llevan su capacidad de probar nuevos platos a límites insospechados, los chicos pueden divertirse en el salón del fondo, especialmente acondicionado con un gran pelotero y muchos juguetes.

Maizales queda en José María Moreno 333, Caballito.

Ravello

Frente del local Ravello en Palermo

Esta lista no podía terminar sin un restaurante ubicado en Palermo, el barrio con más opciones gastronómicas de la ciudad. Y es que, además, Ravello es una gran alternativa si estás considerando ir a comer con tus hijos para el Día del Niño.

Luego de más de 17 años en el barrio, Ravello es ya todo un clásico de Palermo. Con foco en la parrilla y las pastas (y un menú especial para chicos), este restaurante se destaca por su atención esmerada y particularmente pensada para que los niños pasen un gran momento.

Es así que, además del clásico salón para niños, suelen organizar actividades especiales, como campeonatos de metegol o festejos especiales que pueden incluir máquinas de pochoclos y de copos de nieve, entre otras sorpresas.

Ravello queda en Honduras 5906, Palermo.

Compartir:
Leandro Sabater
Leandro es el Editor de este blog y trabaja en Restorando como Content Manager. Su búsqueda de la mejor pizza calabresa de Buenos Aires todavía no se detuvo.