4 opciones para comer en el Dia del Padre en Santiago

Compartir:

Día del padre Chile

¿Tienes un papá al que le gusta la comida (como al 99.9%)? Aquí te dejo dos alternativas de comida rápida (¡pero deliciosa!) y dos alternativas de comida más elaborada, para pasearse por Santiago en familia y disfrutar lo delicioso de nuestra capital.

Podemos partir en una rica caminata, o andando en bicicleta por las ciclovías de Santiago. ¡Levántense temprano y tomen un desayuno muy liviano porque la comilona será en grande! Si eligen recorrer barrios emblemáticos de Santiago, el Barrio Italia es una muy buena opción. Hay anticuarios y tiendas de decoración, no todas abren los domingo pero las que están disponibles son muy buenas y es una caminata muy entretenida. Si andan por ahí, no duden en comerse un rico sándwich con una cerveza o un jugo natural en La Fuente Italia (Av. Condell 1701). Si eligen caminar por el borde del río Mapocho y llegar hasta Tobalaba, deténganse en la exquisita y pintoresca Taquería Mexa, (Av. Vitacura 2653) y disfruten de tacos, enchiladas y nachos en un ambiente distendido.  

Si por el contrario desean sorprenderse con una comida “de autor”, vayan a su casa, pónganse elegantes y luego elijan entre lo mejor de dos mundos: La Cocina de Javier (Comida Española, Vitacura 7125 y Colón 7374) o Peumayén (Cocina Ancestral, Constitución 136). Cualquiera de estos es una apuesta segura y, siendo tan distintos, ¡ambos son imperdibles!

1. Fuente Italia: La fuente del barrio

Este es un dato que quiero compartir con todos quienes gustan de comer rico y en un lugar agradable. ¡Sobre todo para los niños!

El restoran queda en Av. Condell justo cuando desde Sucre se da la vuelta hacia el norte, en el barrio Italia, Providencia. Tiene estacionamientos afuera y si vas temprano no hay problema en encontrar uno cerca.

En mi visita, éramos 11 personas pero no hubo ningún problema con esto porque el garzón que era muy amable dispuso las mesas para que cupiéramos todos. Como no nos gustó la disposición (somos un poco complicados) las juntamos varias veces hasta que quedamos casi todos como en una mesa redonda. Para los niños ofrecen sillas de bebé amplias en donde los bebés quedan muy cómodos.

jugo fuente italiana
Foto: Cortesía de AMORDEMAMMA

Nos ofrecieron bebidas, cervezas artesanales y, lo mejor de todo, jugos de fruta natural (no pulpa súper azucarada) y unos vasos preciosos con tapa y bombilla excelentes. Eso sí que me encantó porque es típico que traen un jugo gigante, en vaso gigante y seguro que mi hija lo derrama encima de ella, de la mesa o de alguno de nosotros. O sea, pensaron en todo.

fuente italiana
Foto: Cortesía de AMORDEMAMMA

Al momento de comer la oferta principal es sandwich. Estaban todos exquisitos. El precio que se paga por ellos lo vale por el tamaño y por la calidad.

Hay menú de niños pero nunca lo pido para mis niñas porque siempre son vienesas o algún procesado. Papas fritas sí les pido porque como yo no preparo con frecuencia es su momento de comer. Les pedí una carne mechada al plato repartida en dos platitos, porción de vegetales salteados que pidió mi hija mayor y una porción de papas fritas. Todo rico. Yo me pedí una vienesa (salchicha) dinámica solo por antojo y con eso más el picoteo con mis hijas quedé muy satisfecha.

fuente italiana
Foto: Cortesía de AMORDEMAMMA

Y, siguiendo con mi obsesión de restaurantes amigos de los niños, estos señores tienen una antesala de baño con mudadores y muchos peluches y juguetes. Las niñas los sacaron sin problema y jugaron tranquilas en una mesa contigua (no ocupada, obviamente, había poco público). ¡Un lugar especial para ir en familia a celebrar a papá con niños pequeños!

Fuente Italia queda en Av. Condell 1701.

2. MEXA: Taquería Mexicana

Si para el Día del Padre deciden dar un paseo en familia por las calles de Santiago, disfrutar del aire libre por el Parque de Las Esculturas y subir caminando hacia el gran edificio de Costanera Center, esta es una muy buena opción de comida mexicana deliciosa

Hace poco, tuve la suerte de visitar Nueva York hace poco y ahí había un local de comida rápida llamado Chipotle, muuuuy rico. Esa era la vara con la que mediría mi visita a este local del cual me habían comentado y debo decir que quedé sorprendida de lo bueno que resultó todo.

Primero, el lugar está muy bien ubicado, a pasos del Metro Tobalaba. Además tiene una ambientación muy amplia y amena en el segundo piso. Nos tocó una mesa redonda muy cómoda. La música que suena es latina, un popurrí de intérpretes que van desde Arjona hasta Luis Miguel, lo que pega super bien con la onda mexicana del lugar.

En el primer nivel hay una barra en donde se piden los productos y se sacan salsas y aderezos.

MEXA Taquería Mexicana
Foto: Cortesía de AMORDEMAMMA

Pedimos primero algo para compartir. Unos chilaquiles con un picante intenso pero sabroso y unos nachos con todo. Muy ricos, calientitos y abundantes. Se nota que los nachos están recién fritos.

Burrito de cerdo de MEXA Taquería Mexicana
Foto: Cortesía de AMORDEMAMMA

Luego probamos bastantes platos y yo elegí un burrito con carnitas (carne de cerdo) que no tenía nada que envidiarle a su hermano neoyorkino. Este tenía adentro arroz, verduras, guacamole, porotos negros, queso y carne de cerdo muy blandita y con un exquisito sabor.

Así que si desean probar comida rápida mexicana de buena calidad y rico sabor y andan por el sector, es una opción económica y además, si se mezclan ingredientes no fritos, bastante saludable para este Día del Padre.

Mexa queda en Vitacura 2653, Las Condes

3. Peumayen: Cocina ancestral

Había oído hablar de este restaurant y me parecía que eso de “cocina ancestral” era como hablar de algo que trata de ser “sofisticado” y la verdad es que no me tincaba mucho. Pero después de ir a Peumayen, entendí perfecto el concepto y quedé maravillada con absolutamente todo lo que vi y, por supuesto, comí.

Esta visita se la ganó mi esposo por ser el mejor papá del mundo y punto. Pero vamos a los que nos reúne en esta lectura.

Partiré diciendo que desde la entrada Peumayen te sumerge en un ambiente cálido, con maderas y artesanías de nuestros pueblos originarios, y es que Chile es un país donde diversas culturas se unen y esto no puede traer mejor consecuencia que una gran diversidad de comida. Peumayén apuesta a esto, a la rica comida, con ingredientes que utilizaban los pueblos indígenas de nuestro país.

Peumayen
Foto: Cortesía de AMORDEMAMMA

Es por eso que de entrada te sorprenden con un exquisito bocado de algo como un pan de papa, con una pasta encima que estaba de lujo y una infusión de hierbas fría. Entre cada tiempo, los garzones van explicando cada plato desde sus ingredientes, su origen y su preparación detallada.

Nosotros nos sentamos adentro porque estaba muy frío para el patio interior y después de nuestro bocado nos ofrecieron un aperitivo. Yo, siempre fiel a mi pisco sour que estaba perfecto y mi esposo pidió un trago en base a vodka, menta y algo más, que estaba delicioso y refrescante.

Panes de Peumayen
Foto: Cortesía de AMORDEMAMMA

Luego, trajeron a la mesa “La Panera”, una tabla con 8 bocados (una tabla para cada uno) de panes de diferentes ingredientes, como quinoa, piñones, maíz, trigo, etc. cada uno con la explicación del pueblo que lo creó.

Peumayen
Foto: Cortesía de AMORDEMAMMA
Peumayen
Foto: Cortesía de AMORDEMAMMA

Nuestro primer plato fue una degustación tradicional de entradas frías y calientes, que incluía lengua de cordero y avellanas, mollejas, papas y espinaca y verduras. Tienen también una degustación completamente vegetariana.

Como fondo pedimos dos platos para compartir: “Chancho, algarrobina y legumbres” y “Carne de caballo con charquicán”, ambos platos con carnes que no podían estar mejor cocinadas. Un lujo.

Peumayen
Foto: Cortesía de AMORDEMAMMA

Para finalizar, obviamente no quisimos perdernos ningún postre así que pedimos “Degustación de postres”, el más rico según mi opinión, “Frío de plátano, piña poe” y la “crema de chañar”una combinación suave en textura y en sabor.

Esta es una opción espectacular para regalonear a papá, ya que el papá que yo llevé quedó más que feliz, recomendado 100%.

Peumayen queda en Constitución 136, Providencia.

4. La cocina de Javier: cocina española familiar

Si de buena cocina española se trata, este restauranto administrado por la familia Pascual es un ícono entre los locales capitalinos, un imperdible que todos debieran conocer.

Dentro de su carta tiene los más variados platos típicos españoles, partiendo por la paella que además de ser deliciosa es muy abundante y se puede encargar desde un tamaño para dos personas hasta las porciones que tú quieras. De hecho, ¡han preparado paellas hasta para 2.000 personas!

De principio a fin este restaurant encanta por su carismático ambiente, donde puedes encontrar comida para consumir en el local o pa´llevar. Su fachada es muy bonita, como una casa grande familiar, en donde te puedes sentar en una mesa con muy buena luz en un grato ambiente. Tienen estacionamientos disponibles para sus clientes y en locomoción colectiva puedes llegar en cualquier “micro” que suba por Vitacura.

Por lo que constatamos, la premisa de este lugar es que nadie se vaya con hambre, ya que sus porciones son abundantes.

Copón Sangría La cocina de Javier
Foto: Cortesía de AMORDEMAMMA

Elegimos un Copón de Sangría que estaba para tomárselo “al seco” con frutas de la estación y bien heladito.

Pimientos rellenos La cocina de Javier
Foto: Cortesía de AMORDEMAMMA

Seguimos con “pimientos piquillo rellenos rellenos” sumergidos en una exquisita salsa de tomates, rellenos de bechamel y jamón ibérico. Aquí la combinación entre acidez y crocancia es magnífica. La mejor entrada a mi parecer.

La cocina de Javier
Foto: Cortesía de AMORDEMAMMA
Salmón de La cocina de Javier
Foto: Cortesía de AMORDEMAMMA

Después de probar todo esto, ya no queríamos comer más, pero como dije al principio, aquí la premisa es no pasar hambre así que nos trajeron a la mesa tres de los fondos: así probamos una “Paella estilo Javier” (la más minúscula, de la cual podían comer hasta tres!) , una “Plateada a la Vasca” y un “Salmón a la Brava”. Es increíble como ninguna de estas preparaciones por sí sola tiene mucha originalidad. Es ahí donde se nota la preocupación y creatividad del chef que combina perfectos elementos del mar y la tierra y las legumbres, provocando que la comida sea toda una experiencia.

La cocina de Javier
Foto: Cortesía de AMORDEMAMMA
La cocina de Javier
Foto: Cortesía de AMORDEMAMMA

Y para rematar, la nota de dulzura la pusieron el “Merengue Vasco”, un bizcocho de leche condensada con merengue italiano y manzanas, y los “panqueques rellenos de manjar, acompañados de helado”.

Sin duda este menú es toda una experiencia, recomendable cien por ciento, sobretodo para celebrar al rey de la casa en su día.

¿El precio? Es más que razonable: $24.900 por aperitivo, entrada, fondo, postre, té o café, todo de la mejor calidad. También tiene una opción para niños por $14.900 y que obviamente no son las típicas salchichas con papas fritas, ellos se distinguen y se la juegan un poco más.

La cocina de Javier queda en Vitacura 7125, Vitacura

AMORDEMAMMA
Nati es mamá a tiempo completo, de profesión Matrona (Obstetriz, Partera, Comadrona) de la Universidad de Chile. Le encanta cocinar, hacer manualidades y aprender con sus monas locas (sus hijas de 3 y 5 años), desea compartir su experiencia y con esto ayudar a otras familias en esta gran aventura de crecer. También soy autora de AMORDEMAMMA