4 brunch para disfrutar en el Día de la Madre7 minutos de lectura

Brunch en Buenos Aires

Se viene el día de la madre y te dejo 4 lugares increíbles para disfrutar un rico brunch en familia. Así que si no tenés ganas de cocinar este domingo, o querés darle una linda sorpresa a esa persona especial, y quedar como un duque o una duquesa, ¡prestá atención a la siguiente lista!

El brunch de Café Crespín

Brunch café crespín
Foto: Cortesía de Estefanía Giaccone

Café Crespín se encuentra ubicado en el corazón de Villa Crespo. Tiene mesas en la vereda, un ambiente familiar y, por qué no decirlo en estos tiempos modernos, hipster. La especialidad del lugar es el brunch, que es tal vez, uno de los más completos que probé y que si vas a Café Crespín ¡Tenés que probarlo!

Tiene dos tipos de brunch: el clásico y el estrellado ($720). Al haber ido con mi mamá y mi hermana, decidimos pedir el brunch más completo: el estrellado. Este brunch dice ser para dos personas, pero en realidad, comen tres. El primer paso, está formado por dos platos con lomito ahumado, “english muffins“, huevos estrellados con salsa holandesa, torrejas de papa rallada fritas y acompañados de verdes. La papa estaba en su punto justo y perfecta para poder disfrutar de la torreja. Y luego de ello, viene la especialidad de Café Crespín: su bakery. En particular, tuve la suerte de probar el cuadrado celestial (nombre nunca mejor puesto) y el roll de canela.

Brunch café crespín
Foto: Cortesía de Estefanía Giaccone

El cuadrado celestial es chiquito, pero que eso no sea un impedimento para pedirlo ya que su tamaño se compensa con la abundancia de sabores: tiene, entre otros, leche condensada, chocolate blanco, chocolate negro y coco. Por otra parte, el roll de canela es exquisito y mi favorito. Te recomiendo que si vas a tomar el brunch a este lugar no dejes de probarlo y así te acordás de esta nota.

Brunch hot cakes de café crespín
Foto: Cortesía de Estefanía Giaccone

Pero el brunch no termina acá: faltan los hot cakes que pueden ser de banana, frambuesa o mixtos. Nosotras pedimos mixtos, vienen con dulce de leche y syrup. Para beber tomamos un aperitivo, limonada y pomelada. El brunch estrellado viene acompañado de dos bebidas frías y dos calientes. El café es Puerto Blest.

Cabe un párrafo aparte para la buena atención del lugar. Si bien había mucha gente, no esperamos más de 20 minutos en obtener la mesa y 15 minutos para cada uno de los platos.

Así que por todos estos puntos, no te pierdas de disfrutar del mejor brunch en Café Crespín.

Café Crespín queda en Vera 699 en Villa Crespo.

El brunch de Pani

Brunch en Pani
Foto: Cortesía de Pani

Pani Trotta, la creadora del lugar que lleva su nombre, utiliza como slogan del restaurant en la página web oficial, la frase ”La Vida es Rica”. Esta descripción no puede ser más adecuada para Pani. En el 2010 abrieron su primer local y hoy tienen 6 locales ubicados en Buenos Aires y Santa Fe.

Pani es un lugar familiar, un lugar en el cual sentirte cómodo es obligatorio y donde podés quedarte disfrutando mucho tiempo. Todos los locales siguen una cierta estética y esto se ve reflejado no sólo en la decoración del lugar, sino también en sus cartas tamaño familiar. Los platos son para compartir y lo mejor son sin duda alguna, sus tortas. En cuanto al brunch, en los locales de Palermo y Rosario ofrecen un servicio muy completo e interesante de merienda los sábados y domingo. El brunch va variando de mes a mes. El de este mes está formado, entre otras cosas, por french toasts, un croissant de almendras (muy rico), un falafel relleno con vegetales asados y la frutilla del postre: una porción de torta candy. ¡Una bomba de chocolate! El brunch viene acompañado de una jarra de agua del día y dos infusiones.

Ojo, siempre hay mucha gente los fines de semana y es probable que tengas que esperar. ¡Pero la espera vale la pena!

El brunch de Coco Café

Cocó Café Brunch
Foto: Cortesía de Cocó Café

 

Un restaurante de comida francesa en el corazón de Palermo Chico. Coco Café tiene las típicas mesas francesas que dan a la hermosa calle Cabello y a los edificios históricos que lo rodean, haciéndote pensar un poco que estás en París.

La atención del lugar mejoró mucho con el tiempo aunque no es un lugar para ir a tomar un café si estás apurado, sino que es un lugar para sentarse y disfrutar de estar allí ya que es realmente acogedor.

Foto: Cortesía de Cocó Café

Lo mejor del lugar: las tortas. El cheesecake de frutos rojos es realmente de otro planeta. Por otra parte, la última vez que fui, para brunchear pedí los huevos revueltos con salmón ahumado y queso crema. Asimismo, no te podés perder la French Toast con miel, frutas y helado de vainilla. ¡Todo estaba exquisito!

Tiene una gran variedad de cafés y tés, y además de las tortas que mencioné, presenta en su carta muchas opciones de meriendas saludables y ricas, tales como el omelette de claras y queso.

Un punto importante del lugar, es que las tortas se encuentran a la vista y podes ir a elegir al mostrador. Como vos sabés, la comida no sólo nos enamora con su aroma, sino también por su presentación. En Cocó Café también conocen este secreto y vas a querer pedir cada una de las opciones que están a tu vista.

Tal vez los precios no son los más accesibles, pero por su ubicación y la calidad de sus tortas e infusiones, es muy recomendable ir a pasar la tarde en este día de la madre. Detalle importante: ¡Si no tenés ganas de salir de casa, tiene delivery!

Cocó Café queda en  Cabello 3794 en Palermo.

Bonus track

El brunch Juliette en Nueva York

Restaurante Juliette NY
Foto: Cortesía de Juliette

En julio, estuve vacacionando todo el mes en Brooklyn, exactamente en el barrio de Williamsburg, alejada (sólo un poco) del lío del Times Square y la famosa Gran Manzana. Allí, en la esquina de la calle Bedford y N 5th, podés encontrarte con el hermoso restaurant Juliette.

Su especialidad: el brunch. Tiene toda una carta de opciones, tales como ensaladas, sándwiches de salmón, pollo y vegetarianos y los platos son servidos en conjunto para disfrutar el brunch del día durante los fines de semana de 11 a 16 hs.

Además te sirven el clásico acompañante de todo ciudadano neoyorkino, el trago “mimosa”, hecho con champagne y jugo de naranja, que abre tus ojos y te despierta, siendo ese el slogan de las mimosas en esa ciudad.

Juliette tiene un hermoso patio lleno de plantas y enredaderas, su ambiente es relajado y alternativo y se respira allí el alma hipster de Williamsburg. Asimismo, una vez a la semana, hay show de jazz y tiene en su segundo piso una terraza donde podés ver toda la isla de Manhattan. ¡Una vista que jamás olvidarás!

Los precios son elevados, pero ya que estás en esa hermosa ciudad, aprovechá y tomate una rica mimosa en Juliette, sintiéndote Neoyorquina/o por un instante.

Juliette queda en 35 N 5th St, Brooklyn, NY 11249, EE. UU.

Si buscás más opciones te aconsejo entrar a Restorando y chequear las más de 900 propuestas de restaurantes y bares en Buenos Aires. ¡Reservá tu mesa gratis y en el momento!

Compartir:
Estefania Giaccone
Estefi es abogada especialista en Derechos Humanos y Derecho Administrativo, becaria e investigadora en formación de la Universidad de Buenos Aires. Viajera del mundo, justiciera y soñadora, cree que cualquier ocasión es buena para salir a comer, tomar algo rico y divertirse.