Los 12 mejores lugares para comer en Caballito – Primera parte6 minutos de lectura

Monumento a Bolívar en Parque Rivadavia, Caballito
Monumento a Bolívar en Parque Rivadavia, Caballito

Nos encanta comer y descubrir nuevos lugares, por eso en Gustos Sin Reservas salimos a explorar el barrio de Caballito, uno de los más céntricos y con mayor población de la Ciudad de Buenos Aires. Todo comenzó a principios del siglo XIX, cuando el genovés Nicolás Vila abrió la primera pulpería a orillas de Camino Real, hoy más conocido como Avenida Rivadavia, y en la entrada puso un mástil con una veleta de latón con la imagen de un caballo. Rápidamente, “el caballito” se convirtió en punto de referencia para los lugareños y dio nombre al barrio que hoy limita con Villa Crespo, Almagro, Boedo, Parque Chacabuco y Flores.

Desde parrillas autóctonas y cantinas italianas hasta bodegones y bares de sushi (en la segunda parte de esta nota), estos son nuestros primeros seis elegidos para ir a comer en el popular barrio de Caballito:

1) Jacarandá

Fachada del restaurante Jacarandá en Caballito

En honor al árbol representativo de la zona, en 2009 abrió Jacarandá, el restaurante con menú de autor en una casona antigua de 1920 que mantiene su fachada original y se distingue por la calidez en su ambientación y atención junto al delicado sabor de sus comidas. La carta, diseñada por el Chef Alejandro Vega, ofrece manjares de la cocina tradicional porteña con una vuelta de tuerca gourmet y productos de la más alta calidad.

Algunos de sus platos emblemáticos son la bondiola de cerdo braseada a la cerveza negra con batatas rellenas de queso mozzarella, la trucha gratinada a la Florentina y el solomillo al limón con papas doradas a la crema. Al ritmo del blues y la bossa nova, producen su propio salmón ahumado, muy buenas pastas rellenas y tienen opciones para celíacos.

Para acompañar, en la carta de vinos ofrecen las mejores cepas de las provincias de Mendoza, San Juan y Salta, y para el final, uno de sus postres imperdibles es el volcán de chocolate con frutos rojos y crema americana.

Jacarandá queda en Del Barco Centenera 383.

Abren de martes a sábados desde las 20 hs. al cierre; viernes, sábados y domingos también al mediodía.

2) La Alberca

Interior de La Alberca con mesas llenas de gente

De las cantinas italianas llegamos a La Alberca, el reconocido bar de tapas con cocina fusión española-italiana sobre Perón y a metros de Río de Janeiro que también funciona como bodegón de barrio ofreciendo los principales sabores del Mediterráneo. Con foco en las comidas caseras y lo mejor del mundo de las tapas, ofrecen rabas, mollejas al limón, provoleta, pinchos, mejillones a la provenzal y calamarettis.

Organizan noches de degustación y tienen menú rotativo con interesantes propuestas de paella, hamburguesas caseras y platos argentinos típicos como locro y empanadas en las fechas patrias. Un buen lugar para distenderse y disfrutar su happy hour en tragos de Lunes a Jueves de 19 a 22 hs.

La Alberca queda en Teniente General Juan Domingo Perón 4486.

Abren todos los días de 08 a 01 hs. (domingos cerrado).

3) Rusticana

Interior de Rusticana Bar de picadas

El bar de picadas con sede en los barrios más tradicionales de Buenos Aires también tiene su lugar en Caballito sobre la Avenida Juan Bautista Alberdi. Bodegón barrial y descontracturado ideal para ir en familia y degustar sus infinitas combinaciones en picadas con productos frescos y exquisiteces traídas de la Patagonia.

Con una amplia variedad de quesos, salames y fiambres criollos, también ofrecen escabeches y buenos ahumados. Fuera de las picadas, Rusticana tiene menú de pizzas caseras, tartas, cazuelas, ensaladas y sándwiches gourmet.

Rusticana queda en Avenida Juan Bautista Alberdi 1099.

Abren todos los días hasta la 1 de la mañana.

4) Clap

Interior de Clap con luz tenue

Seguimos el recorrido de nuestros seis primeros elegidos de Caballito en la barra de Clap, el restobar de cocina popular con foco en la noche, la música y la coctelería de autor. En un ambiente de luces tenues, con proyecciones audiovisuales, shows de magia los martes, jueves y sábados, y acústicos en vivo los miércoles y viernes, Clap ofrece un menú inspirado en el concepto slow food (anti fast food) valorando la procedencia de los ingredientes y su elaboración.

Algunos de sus platos más destacados son el lomo envoltini a las finas hierbas envuelto en panceta y masa de hojaldre sobre ratatouille de vegetales grillados y champiñones, y los sorrentinos de mozzarella, parmesano y lomito ahumado con queso cheddar y almendras. También ofrecen tapeos, sándwiches gourmet y picadas, y tienen menú para celíacos.

Clap queda en Guayaquil 556.

Abren de lunes a jueves de 11 a 02 hs.; viernes, sábados y vísperas de feriado de 11 a 04 hs.

5) Vittorio

Fachada de Vittorio Restaurante en Caballito

A metros del pintoresco Barrio Inglés y la Avenida Pedro Goyena, y con un llamativo frente amarillo se encuentra Vittorio, uno de los bodegones clásico de Caballito especializado en cocina italiana. Siguiendo las costumbres de la pasta de la mamma y respetando la arquitectura de los antepasados, Vittorio es uno de los mejores restaurantes de la zona que también funciona como cervecería y auténtica cantina italiana.

Su fuerte indiscutido son las pastas caseras que sirven en porciones generosas ofreciendo sabores típicos de la península mediterránea con buenas salsas para combinar. También tienen crepes, carnes, risottos, pastas aptas para celíacos y durante el invierno ofrecen sopas suculentas para entrar en calor. La carta de postres no se queda atrás en tradición con los clásicos tiramisú con sabayón, la tarantela y el spumone de frutilla.

Vittorio queda en Emilio Mitre 383.

Abren de martes a domingo desde las 20 hs.; sábados y domingos también al mediodía.

6) Prosciutto

Mostrador en el interior del restaurante Prosciutto

En otra autóctona casona de principios del siglo XX se encuentra Prosciutto, un restaurante para sentirse en la bella Italia en pleno barrio de Caballito. Desde Monserrat, en 2008 inauguraron sobre el Pasaje Florencio Balcarce y se expandieron hasta Balvanera. Famosos por sus pastas artesanales elaboradas diariamente y a la vista, estacionan jamones y ofrecen especialidades como jamón crudo, serrano, a la pimienta negra y a las finas hierbas.

Galardonados con el premio I.C.O.M.O.S. de nivel internacional al mejor edificio reciclado en gastronomía, Prosciutto es una de los imperdibles de Caballito que mantiene su estilo de cantina moderna decorada con patas de jamón. Sirven pescados, súper milanesas y todo tipo de pastas: fetuccinis, gnocci, ravioles, sorrentinos y lasagna. De postre tienen el clásico tiramisú italiano, mousse de chocolate y flan casero.

Prosciutto queda en Pasaje Florencio Balcarce 44.

Abren todos los días de 12 a 16 y de 20 a 01 hs.

Compartir:
Violeta Zapiola
Violeta es Periodista y Sommelier. Trabajó en los mejores restaurantes y bares de Europa y América del Norte, y escribe en el magazine digital Maleva desde sus inicios. Apasionada por la historia que esconden los sabores, va más allá en cada una de sus notas.